<
>

Pitana tuvo una buena actuación en el partido inaugural

El árbitro argentino Néstor Pitana tuvo un buen debut en la Copa del Mundo, con una correcta actuación en el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita.

El misionero, que ya contaba con experiencia mundialista por haber participado en Brasil 2014, ingresó al campo de juego del estadio Estadio Olímpico Luzhnikí sonriente y distendido. Y, aunque el encuentro no le trajo mayores complicaciones, supo resolver las pocas situaciones confusas que acontecieron entre los anfitriones y el equipo de Juan Antonio Pizzi.

Antes de que se cumplieran los 10 minutos del primer tiempo, con convicción desestimó el pedido de una mano en el área rusa. Los jugadores de Arabia Saudita no presentaron demasiada resistencia ante el fallo negativo y el partido continuó su curso.

A los 34 minutos hubo una caída, que los rusos querían transformar en penal, pero Pitana hizo caso omiso de modo acertado.

En el segundo tiempo, ya con Rusia dominando ampliamente el marcador, el partido redujo su intensidad y Pitana fue menos exigido. Tan solo tuvo que recurrir a algunas advertencias en los últimos 15 minutos por algunos roces. Y, ya con el partido casi terminado, sacó la única tarjeta del encuentro, para Taiseer Al Jassam.

En la primera Copa del Mundo en incorporar el uso de la tecnología, no fue necesaria la intervención del VAR.