Colombia, "superclásica" y con presencia "argentina"

El superclásico del fútbol argentino es uno de los más intensos del mundo. Y en una tarde gloriosa para Colombia luego del 3 a 0 ante Polonia, Boca y River tuvieron presencia en el Kazán Arena.

Los dos grandes de la Argentina fueron muy bien representados por Wilmar Barrios y Juan Fernando Quintero, ambos titulares en el conjunto de José Néstor Pekerman.

El volante de Boca fue de menor a mayor y resultó clave en la recuperación: fiel a su estilo, Wilmar se convirtió en un escollo difícil de pasar en la mitad del campo de juego. Y también fue un aliado en la defensa, a la hora del retroceso, para meterse entre los centrales y recuperar el balón o salir a los costados para cubrir a los laterales.

El hombre del xeneize jugó los 90 minutos del encuentro. Pero sin, dudas, el talento de Quintero fue clave para esta gran victoria colombiana. Primero asistió a James en el centro que derivó en el gol de Mina, el que abrió el camino hacia el triunfo.

En la segunda mitad, otro pase suyo puesto a la perfección para el ingreso de Falcao al área le dejó la pelota servida al Tigre para que anotara el segundo tanto.

El hombre de River, que ante Polonia disputó 73 minutos, también había sido importante en la caída ante Japón, cuando el conjunto de José perdió 2 a 1, con un gran gol de tiro libre.

El fútbol argentino, además del entrenador, José Pekerman, también disfrutó a otros dos grandes de este presente de Colombia. Falcao brilló en River (ganó el Clausura 2008) antes de pegar el salto a Europa; James, de gran partido ante Polonia, lo hizo en Banfield, donde se consagró campeón en 2009.