<
>
Superliga 2017/2018
  • Frank Fabra (60')

Boca sufrió, ganó y estiró la diferencia

Si alguien pensaba que Temperley iba a ser un rival fácil, se equivocó. El Celeste llegaba tras dos derrotas y en zona de descenso, pero le complicó las cosas al xeneize. Y sobre el final, casi empata.

El primer tiempo y parte del segundo, hasta el gol, pareció una repetición del clásico de la semana pasada ante San Lorenzo, donde Boca no pudo vulnerar al Ciclón pese a tener un jugador de más. Le volvieron a faltar ideas al conjunto de Guillermo, que tuvo la posesión casi exclusiva de la pelota pero no las ideas para llegar al arco de Ayala.

Con Jorge Sampaoli, el DT de la Selección, en las tribunas, se vio poco de Tévez y de Pavón, dos candidatos a ser convocados al equipo nacional. El manejo del balón quedó en poder de Cardona, que esta vez se retrasó a la mitad del campo para manejar los hilos, pero no tuvo la precisión para conectar con los delanteros. Así, los ataques fueron pocos, y se diluyeron.

La más clara fue un pelotazo de Fabra para Pavón que lo dejó mano a mano con el arquero, pero Ayala respondió bien ante las dudas del delantero.

En la segunda mitad se vio más de lo mismo hasta el gol. Temperley hizo un planteo inteligente: consciente de sus limitaciones, se refugió bien en su campo y le dejó la iniciativa al rival. Achicó muy bien los espacios y trató de aprovechar alguna contra.

Como suele suceder en estos casos, un tanto cambia todo: y a los 15 del complemento, un centro al área de Fabra se le coló a Ayala por encima y se clavó en un ángulo, para el 1 a 0.

Con el marcador en desventaja Temperley salió a buscar y se generaron los espacios. Tuvo varias chances el xeneize para aumentar (la más clara, un tiro en el palo de Abila, quien entró por Bou), pero le faltó la puntada final. Ni el penal (que el árbitro dio y no fue a 10 minutos del cierre) le sirvió para asegurar el marcador: Ayala se lo atajó a Tevez.

Temperley se animó en el final y pudo haberlo empatado: un remate de Di Lorenzo se fue cerca del arco de Rossi y casi sobre la hora, Montagna lo tuvo al borde del área chica, pero Fabra evitó el gol con una cruzada fenomenal.

Boca se fue feliz por el resultado. Pero seguramente preocupado por el rendimiento. Aunque le faltan jugadores importantes (Gago, Benedetto, Pablo Pérez) cuenta con un plantel de figuras que deberán reemplazarlos. Será tarea del DT seguir trabajando para encontrar el mejor rendimiento.

Noticias - SL. Argentina