<
>
2017 Copa Sudamericana, Semifinales
  • Ezequiel Barco (17' PEN)
  • Emmanuel Gigliotti (19', 31')
  • Ángel Cardozo (25')
Vuelta - Independiente ganados 3-2 en agregado
Vuelta - Independiente ganados 3-2 en agregado

Independiente venció a Libertad y es finalista de la Copa Sudamericana

BUENOS AIRES (DyN) -- Independiente se clasificó finalista de la Copa Sudamericana, porque dio muestras de su crecimiento individual y colectivo y le ganó a Libertad por 3-1 en el partido desquite, que se desarrolló en el escenario de Avellaneda.

Todos los goles correspondieron al primer tiempo. El juvenil Ezequiel Barco se hizo cargo con serenidad de un penal y puso en ventaja a los Rojos a los 17 minutos.

Casi en forma inmediata aumentó Emmanuel Gigliotti, pero descontó y abrió el suspenso Angel Cardozo Lucena, de cabeza, a los 24. El Puma Gigliotti, a los 30, volvió a marcar para los dirigidos por Ariel Holan y fue clave en la conquista del boleto hacia otra final internacional para un club tan copero.

Independiente obtuvo el merecido premio porque se repuso de la caída por 1-0 ante Libertad en Asunción.

Los Diablos Rojos tendrán por adversario en las finales del 6 y 13 de diciembre al equipo que prevalezca de la serie que afrontan Flamengo y Junior. Los cariocas consiguieron una victoria por 2-1 en el Maracaná, pero la clasificación se resolverá el jueves en el Metropolitano de Barranquilla.

Para los locales era clave abrir el tanteador antes de que lo complicaran los nervios que son hijos de las urgencias y a los 16 fue un alivio el penal que cometió Antolín Alcaraz para detener una proyección con diagonal hacia el centro del promisorio Fabricio Bustos.

Fue así que, a los 17, Barco, desde los 12 pasos, recurrió a la cara interna de su pie derecho para ubicar la pelota abajo y a la izquierda de Rodrigo Muñoz.

Casi sin demora, a los 18, Gigliotti, frente al arco, terminó con oficio una maniobra colectiva desarrollada con velocidad y precisión, tras ser asistido por Maximiliano Meza. Pero, a los 24, Cardozo Lucena le aplicó el tercer cabezazo dentro del área a una acción que se originó de tiro libre. Una conquista a la paraguaya, por arriba.

El ánimo de Independiente volvió a reconfortarse sobre la media hora, porque otra vez Gigliotti, valiéndose de un anticipo ofensivo, culminó con eficacia una combinación entre Barco y Gastón Silva, con el uruguayo como autor del desborde por la izquierda y el centro rasante.

La segunda parte fue bastante distinta, porque Libertad dejó en evidencia que es un equipo con carácter y salió a buscar con decisión la valla del uruguayo Martín Campaña. Cuando más perseveraban los conducidos por el español Fernando Jubero, el público de Independiente aportó su pasión desde las gradas.

Holan colocó en la cancha a Nicolás Domingo y al hispano-venezolano Fernando Amorebieta, por Martín Benítez y el uruguayo Diego Rodríguez, con la intención de fortalecer la defensa y tomar mayores recaudos por la histórica capacidad aérea de los paraguayos.

Independiente en ese segmento decisivo fue llevado sobre su valla por el corazón de los guaraníes, pero supo defenderse y en un contraataque aislado Barco sacó a relucir todo su talento para eliminar adversario, aunque su disparo pasó junto a la base externa del poste izquierdo.

En definitiva, Independiente dio muestras de su evolución en las dos áreas y por eso es un legítimo y merecido finalista de la Copa Sudamericana.

Noticias - Sudamericana