2018 Copa Libertadores, Semifinales
  • Darío Benedetto (83', 88')
Ida
Ida

Boca derrotó a Palmeiras en la semifinal de ida

play
Boca ganó un partido clave y Benedetto hizo delirar a la Bombonera (3:28)

El Pipa ingresó en el segundo tiempo y marcó un doblete para el 2-0 frente a Palmeiras, por la semifinal de ida de la Copa Libertadores. El segundo tanto, una joya. (3:28)

(EFE).- Boca Juniors se impuso 2-0 a Palmeiras en el encuentro de ida de las semifinales de la Copa Libertadores, gracias a un doblete de Darío Benedetto.

Los dos goles del delantero que entró desde el banquillo de los relevos le dio al conjunto argentino una valiosa ventaja de cara al encuentro de vuelta que se disputará la próxima semana en San Pablo.

En un partido táctico, intenso pero de pocas opciones de gol, el conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto cumplió con todas las premisas ante su público: ganar, marcar más de un gol y mantener su arco en cero.

Benedetto, que había sufrido una rotura de ligamentos cruzados el 19 de noviembre del año pasado, regresó esta temporada tras ocho meses de recuperación pero todavía no había podido volver a marcar.

El entrenador lo puso a falta de trece minutos y el delantero de 28 años convirtió por duplicado para darle la victoria al Xeneize ante un Palmeiras que hasta esta noche había perdido una sola vez en esta era de Luiz Felipe Scolari.

El Verdao acumulaba un sólo traspié en 21 partidos -frente a Cerro Porteño por octavos de Libertadores- y una serie de 15 encuentros sin perder que le permitió ser el líder absoluto del Brasileirao.

Boca, de un andar más irregular en la Superliga argentina, encontró un triunfo vital y repitió la misma victoria que había conseguido en octavos de final frente a Libertad y en cuartos de final ante Cruzeiro.

En el primer tiempo, un golpe de cabeza de Carlos Izquierdoz ante una salida en falso de Weverton y dos remates de media distancia de Olaza y Pavón fueron las únicas opciones del local.

Por el lado del Palemeiras, Dudu y William se mostraron como opciones de contragolpe pero la pelota no lograba llegar a la posición del colombiano Miguel Borja, que se mostró muy aislado.

La solidez de la dupla central compuesta por Luan y el paraguayo Gustavo Gómez, la fortaleza de Felipe Melo y los arranques de Dudu fueron lo mejor del conjunto brasileño.

En el segundo tiempo, Boca tomó una mayor preponderancia ofensiva con Pablo Pérez y Nahitán Nández más presentes en el mediocampo no sólo para recuperar el balón sino también para generar opciones ofensivas.

Y en el banco Barros Schelotto encontró las respuestas para quebrar el cero: primero con el ingreso del colombiano Sebastián Villa y luego con el goleador Darío Benedetto.

Un tiro libre ejecutado magistralmente por Lucas Olaza generó un gran respuesta de Weverton para estirarse y sacar al tiro de esquina un balón muy complicado.

De ese mismo tiro de esquina Villa logró ubicar la pelota perfecta para el golpe de cabeza de Benedetto que dio un pique en el piso y superó el esfuerzo del arquero visitante.

Lágrimas y emoción para un jugador que se reencontraba con el gol en el momento justo.

Pero no fue todo para él porque a dos minutos del final recibió un pase de Pablo Pérez en el borde del área, la pisó y sacó un furibundo disparo que dejó sin opciones al guardameta del Verdao.

La victoria fue muy festejada tanto por los jugadores como por los simpatizantes de Boca que irán la próxima semana con ventaja a San Pablo, mientras que Palmeiras deberá esforzarse para dar vuelta la serie en pos de alcanzar la final del certamen continental.