<
>

Escándalo por reunión de jugadores del PSG con ultras

play
Incidentes San Mamés LIBERO (0:46)

ESPN. (0:46)

Los futbolistas del PSG se reunieron el jueves a la finalización del entrenamiento con un grupo de ultras, líderes del grupo Collectif Ultras Paris, con total camaradería, con imágenes facilitadas por el propio club y dando por bueno el ánimo que estos seguidores trasladaron a Thiago Silva, Dani Alves, Marquinhos o Kylian Mbappé. Ocurrió horas antes de que a las puertas de San Mamés, el estadio del Athletic de Bilbao, la batalla campal entre ultras del club vasco y del Spartak de Moscú provocasen la muerte de un policía.

Cuando en 2013 el PSG conquistó su primer título de Liga desde 1994 se cumplían tres años de la muerte de Yann Lorence, miembro de una facción ultra del club que recibió una paliza durante unos enfrentamientos con aficionados del Olympique de Marsella. Marsella y París son los dos focos más preocupantes para la seguridad en el fútbol francés…

Pero a lo visto este jueves en el club se entiende fundamental ‘animar’ a los futbolistas ante el reto que se le presenta al equipo de Unai Emery: un doble enfrentamiento (Liga y Copa) con el OM y la vuelta de los octavos de final de Champions frente al Real Madrid, necesitado de remontar el 3-1 del Bernabéu.

En febrero de 2017 (coincidiendo con la visita del Barça) el presidente Al-Khelaifi reabrió las puertas del Parque de los Príncipes a diferentes grupos violentos a quienes once años antes había retirado los abonos el antiguo mandatario del club, Robin Leproux, y desde entonces sus conatos con rivales del Marsella, Lyon, Saint-Etienne, Rennes o Lille han sido una constante… Sin dejar de lado el temor que han trasladado a Barcelona o Madrid.

“El Madrid no sabe lo que le espera en París” afirmó el martes el entrenador vasco del PSG, en una frase de evidente sentido deportivo pero que en París ya ha sido utilizado para calentar el ambiente, al que se aumentó los grados suficientes con esta visita de los ultras a los jugadores. Desde el club se evitó cualquier polémica, se apartaron las palabras de Emery del plano y se hizo especial hincapié en que los hinchas pueden tener el calificativo de ultras pero están bajo control.

BILBAO… Y EL MUNDIAL

A más de uno, seguro, se le debió atragantar la reunión ‘pacífica y animosa’ entre los ultras y los jugadores del PSG al conocerse lo ocurrido en Bilbao, cuyas imágenes provocaron terror y desprecio a partes iguales.

Más de un centenar de ‘aficionados’ del Spartak, considerados peligrosos y que desde el martes se contaban repartidos entre Vitoria y Bilbao, confirmaron los peores temores, lo avisado desde días antes, y se encontraron, de frente, con la

facción más peligrosa de radicales del Athletic, los temidos ‘Herri Norte’ con quienes convirtieron los aledaños de San Mamés en un escenario temible.

Falleció un policía a las puertas del estadio pero el partido se desarrolló sin más, como si nada hubiera ocurrido. La UEFA, organizadora de la Europa UEFA League, mantiene que no es responsable de ninguna clase de incidente que pueda ocurrir fuera de los estadios, trasladando a las fuerzas de orden público de la ciudad en que ocurran toda esa responsabilidad.

Ocurrió en la Eurocopa de Francia y se teme que se multiplique en el próximo Mundial de Rusia, donde la FIFA lidera esas mismas directrices de la UEFA y se sacude cualquier problema de orden público que pueda suceder fuera de un estadio