<
>

Consternación por la violencia en Bilbao

play
Incidentes San Mamés LIBERO (0:46)

ESPN. (0:46)

MADRID -- La muerte de un policía en Bilbao tras el pleito en los aledaños del estadio de San Mamés entre ultras del Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú en las horas previas a la vuelta de los dieciseisavos de final de la Europa League, han cimbrado España, donde se mira con preocupación a eliminatorias europeas de las competiciones, en especial el encuentro del próximo 6 de marzo entre PSG y Real Madrid y la visita, dos días después, del Lokomotiv ruso al Atlético de Madrid en los octavos de final de la Europa League.

No han sido pocas las voces que abiertamente han señalado a la UEFA por su permisividad con grupos de animación conocidos por su violencia, como los aficionados al conjunto ruso.

“Es necesario que los estamentos del fútbol piensen seriamente sobre esta cuestión. Hinchadas de equipos que van generando y dejando un reguero de violencia deben ser objeto de análisis por la UEFA para que quizá no vayan a más sitios a partir de ahora", declaró el alcalde de Bilbao Juan María Aburto en declaraciones recogidas por El Mundo, pronunciamiento del que se han hecho eco los principales líderes políticos de España.

“No es la primera vez que ocurre una tragedia en torno al futbol. Exigimos a la UEFA que deje de mirar hacia otro lado y actúe con contundencia”, escribió en su cuenta de Twitter el Secretario General del Partido Socialista Español, Pedro Sánchez.

Tras lo ocurrido en Bilbao, en España ha causado especial molestia que el PSG decidiera calentar el encuentro en que intentará remontar un 3-1 en contra frente al Real Madrid con una reunión entre jugadores y líderes del Collectif Ultras Paris, uno de los grupos de animación más violentos de Francia, pues se teme por la seguridad de los aficionados merengues que decidan viajar a París.

Si bien en el club merengue han decidido no pronunciarse al respecto, el entrenador Zinedine Zidane ha condenado la “violencia en todas sus formas”.

“Sentimos mucho la muerte del policía de Bilbao. Pensamos en su familia, que es lo más importante. Por el resto no me voy a meter (la reunión del PSG con ultras).

La violencia a mí no me gusta. No solo los que hablamos de futbol ahora; la violencia es mala donde sea. Es difícil entenderlo cuando pasan estas cosas. Espero que estas cosas no vuelvan a pasar en un estadio de futbol”, ha dicho Zinedine Zidane en rueda de prensa celebrada este viernes.