Tiger lamenta muerte de empleado de restaurante

Tiger Woods, quien está siendo demandado por los padres de un conductor ebrio que murió en un accidente automovilístico el año pasado luego de trabajar en el restaurante del golfista, calificó el martes de la muerte del ex empleado como un "terrible final".

La demanda, presentada el lunes en el condado de Palm Beach, dice que los empleados, gerentes y propietarios de The Woods Jupiter permitieron que Nicholas Immesberger recibiera un servicio excesivo después de que terminara su turno como barista, aunque estaban conscientes de su alcoholismo.

Woods, quien se encuentra en Farmingdale, Nueva York, para el Campeonato PGA de esta semana, fue nombrado en la demanda junto con su novia Erica Herman, quien es la gerente general del restaurante insignia del ex número uno del mundo en Jupiter, Florida.

No estaba claro si Woods o Herman estaban en el restaurante el día del accidente, pero la demanda alega que la pareja estaba bebiendo con Immesberger unas pocas noches antes del accidente fatal.

"Bueno, todos estamos muy tristes de que Nick falleciera", dijo Woods en una conferencia de prensa previa al torneo. "Fue una noche terrible, un final terrible y, simplemente, nos sentimos mal por él y por toda su familia. Es muy triste".

De acuerdo con la demanda, Immesberger, de 24 años, tenía un nivel de alcohol en sangre que era más de tres veces el límite legal en Florida cuando perdió el control de su vehículo.

Woods, quien no ha competido desde que ganó su 15º campeonato principal en el Masters del mes pasado, está programado para iniciar el jueves por la mañana.