Vélez: Una etapa de transformación

Fotobaires

BUENOS AIRES -- Transición 2014. El nombre del nuevo torneo de Primera división del fútbol argentino parece describir la realidad de Vélez Sársfield. Le calza perfecto a la actualidad de 'El Fortín'.

El club de Liniers se desprendió de jugadores muy importantes a causa de la necesidad que manifiesta su directiva de cuadrar los números del balance, y asoma un período de cambio. José Oscar Flores, entrenador del equipo, aún sin espalda amplia para exigir la llegada de refuerzos, y conocedor de la filosofía de la entidad, tolera la situación sin levantar la voz.

"Cuando abrí el diario y vi que habían vendido a Allione, lo cerré rápido para no amargarme", admitió el 'Turu', cuando fue consultado sobre la última baja que registró el plantel que él lidera. 'Peluche' Allione era uno de los jugadores sobre los que el cuerpo técnico tenía depositadas grandes esperanzas de cara al futuro, y Vélez se lo vendió al Palmeiras a cambio de 2,7 millones de dólares netos para el cuadro de la V azulada.

Allione fue el octavo jugador que deja Liniers, y su lugar será ocupado por algún otro de los jóvenes que piden pista. La única licencia que accedería darse el club es un fichaje con experiencia y calidad para marcar diferencias de tres cuartos de cancha hacia delante, pero Christian Bassedas, manager del equipo, maneja con discreción y sin apuro el asunto.

La eliminación de 'El Fortín' en la Copa Argentina a manos del sorprendente Estudiantes de Buenos Aires (Vélez cayó 0-2 frente al equipo de Caseros en la cancha de Lanús, por los dieciseisavos de final de ese torneo), no dispara las alarmas en una institución que no se permite urgencias ni dudas a la hora de decidir cada paso. Aún cuando se han marchado jugadores del calibre del delantero Mauro Zárate (al West Ham de Inglaterra), el central Fernando Tobio (al Palmeiras) o el volante Héctor 'Tito' Canteros (al Flamengo). A Vélez le ha quedado un plantel de 25 jugadores tras el éxodo de este receso, y 20 de esos jugadores han surgido de su prolífico semillero. Un dato revelador.

El club apuesta a tener un equipo made in casa, cuyo punto fuerte sea la identificación de cada uno de sus jugadores con sus orígenes. No es fácil encontrar otro caso semejante en el fútbol argentino.

Flores optará en este Transición 2014 por un esquema 4-4-2, con Nanni y Pratto como pareja de ataque, y un doble pivote en el centro del campo de cuño propio, integrado por el prometedor Lucas Romero, acaso una de las mejores apariciones de nuestro fútbol en los últimos años, y Leandro Desábato.

Lo curioso es que 'Turu' Flores y su ayudante Héctor 'Coio' Almandoz permiten la remodelación del equipo desde el mediocampo hacia delante, pero apenas tocan una defensa que da muestras de estar pesada y entrada en años. Las razones sólo las conoce el cuerpo técnico.

El once que arrancará el Torneo Transición 2014 amenaza con ser este: Sebastián Sosa; Fabián Cubero, Sebastián Domínguez, Facundo Cardozo, Emiliano Papa; Jorge Correa, Lucas Romero, Leandro Desábato, Alejandro Cabral; Lucas Pratto y Roberto Nanni. Es el mismo que cayó derrotado por la Copa Argentina frente al cuadro albinegro, equipo de la Primera B Metropolitana.

PARA TENER EN CUENTA: Si el declive de la zaga titular de Vélez se profundiza, como cabe esperar por el rendimiento que tienen puntales históricos como Fabián Cubero, Sebastián Domínguez y Emiliano Papa en el último tiempo, Flores tiene preparados dos relevos como Lautaro Gianetti y Matías Pérez Acuña, quienes ya han cumplido y con nota por ejemplo en el encuentro frente a Rosario Central (4-1) el pasado mes de abril por el Torneo Final.

LOS NUEVOS: Mlton Caraglio.

LOS QUE SE FUERON: Agustín Allione, Fernando Tobio, Martín Perafán, Juan Sabia, Mauro Zárate, Héctor Canteros, Jonathan Copete y Federico Haberkorn.