La tercera fue la vencida para Contreras

SANTO DOMINGO (EFE).- La ciclista mexicana Nancy Contreras conquistó el miércoles el ansiado oro panamericano en su tercer intento en una justa continental y con la misma bicicleta con la que hace dos años ganó el campeonato mundial de pista.

Nancy, de 25 años, alcanzó lo más alto del podio de los Juegos de Santo Domingo en los 500 metros contrarreloj, después de superar los obstáculos de último momento por no tener con ella su bicicleta construida especialmente a su medida.

La bicicleta no llegó a tiempo a Santo Domingo por problemas de aduana en el trayecto desde Stutgart (Alemania) y para competir en Santo Domingo, debió sacar del armario la máquina con la que se convirtió en la campeona del mundo y que hoy le sirvió para llevarse el primer lugar panamericano.

El oro continental ha llegado para Nancy en la cúspide de una carrera que inició en 1994, con 16 años de edad, en el Campeonato Mundial Juvenil de Quito (Ecuador) donde terminó octava en la prueba de velocidad.

En Mar del Plata'95, Nancy quedó bronce en velocidad y en Winnipeg'99 fue plata en los 500 metros y cuarto lugar en la competición de velocidad.

Entre las tres ediciones panamericanas, Nancy enfrentó problemas como el dopaje que tuvo en los Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo, para perder un oro que recuperó en el 2002 en los juegos de San Salvador.

Desde el positivo en Maracaibo'98, Nancy ha recorrido muchos kilómetros y en el 2001 se proclamó campeona del mundo de los 500 metros contrarreloj y desde entonces se ha mantenido delante de muchas rivales en los 333.33 metros del velódromo.

El 2001 marcó un cambio de rumbo para Contreras, que alcanzó en la capital mexicana el mejor de sus tiempos, de 34.205 segundos, para situarse en el club de las diez mejores de los 500 metros contrarreloj.

Este mismo año alcanzó la máximo condecoración que se entrega en México a un atleta al ganar el Premio Nacional del Deporte y este año recibió el reconocimiento de la asociación de mujeres por su desempeño en las pistas.

En los Juegos de San Salvador'02, la mexicana terminó los 500 metros con 33.605 segundos que era equivalente a una marca mundial pero que no fue homologada debido a que la pista de esta competición no tenía puertas de salida electrónicas.

La mexicana se tomará ahora un descanso de un mes durante el cual además de recuperar su bicicleta nueva, podrá hacer planes con miras a los Juegos Olímpicos de Atenas'2004, donde también será una de las esperanzas de México.