<
>

Sharapova cumple años a una semana de su regreso

play
Sharapova, belleza y talento en el tenis (0:45)

La ganadora de 5 Grand Slams está de fiesta. ¡Feliz Cumpleaños María! (0:45)

María Sharapova cumplió 30 años, a falta de una semana para su regreso a las pistas en el torneo de Sttutgart tras quince meses de sanción por el consumo del fármaco cardiovascular Meldonium.

La rusa, que nació un 19 de abril de 1987, regresará a las canchas el 26 de abril después de que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) rebajara de dos años a quince meses su suspensión.

La siberiana, que no disputó ningún torneo desde el Abierto de Australia en enero de 2016, ya ganó el torneo de Stuttgart en 2012, 2013 y 2014.

La organización decidió otorgarle una invitación a Sharapova, algo que algunas de sus compañeras consideraron injusto, ya que opinaron que después de una sanción debería disputar la fase previa, que arranca el 24, lo que le hubiera impedido disputar el torneo.

Seguidamente, la siberiana tiene intención de competir del 5 al 14 de mayo en el Mutua Madrid Open después de que los organizadores decidiesen otorgarle una de sus invitaciones para un torneo que se adjudicó en 2014.

En vísperas de su cumpleaños, María presentó la portada de la autobiografía que saldrá a la luz en septiembre con el título: "Imparable. Mi vida hasta ahora".

Sharapova, considerada la deportista más rica del planeta, reconoció que aprovechó el parón para escribir sus memorias.

"Es una historia sobre sacrificio, sobre lo que debes dejar atrás. Pero también es una historia sobre una niña, su padre y su loca aventura", dijo, en alusión a la decisión de trasladarse a EEUU cuando tenía siete años.

En relación con su sanción, ha reconocido que su mayor error fue no haber contado con un médico a tiempo completo, aunque ha asegurado que "nadie en una oficina", le iba a decir "cuándo tenía que retirarse".

Según los expertos, la "intachable reputación" de Sharápova, antigua número uno del mundo y ganadora de cinco Grand Slams, influyó en la decisión del TAS de rebajar la sanción.

La Federación Internacional de Tenis (ITF) impuso el 8 de junio de 2016 una suspensión de dos años a Sharápova por consumo de Meldonium, fármaco que se utiliza para combatir los problemas cardiovasculares y que, entre otros, su inventor y el presidente ruso, Vladímir Putin, no consideran sustancia dopante.

En cambio, la federación internacional considera que Meldonium es un "modulador metabólico" que incrementa el rendimiento físico y mental.

Sharapova, que en un principio admitió que había cometido "un gran error" y pidió "una segunda oportunidad", negó después que consumiera Meldonium diariamente y que "fuera avisada cinco veces sobre la inminente prohibición de la medicina".

Nada más conocerse la sanción, algunas compañías rompieron sus contratos publicitarios con la deportista, que perdió muchos millones de dólares debido al escándalo de dopaje, aunque otras empresas la defendieron hasta el final.