Nadal: "Mi rodilla no tiene que estar a punto ahora"

Rafael Nadal, número uno del mundo, aseguró que intentará "jugar en Abu Dabi, Brisbane y el Abierto de Australia" pero resaltó que aún le "queda un mes" y quiere ir "paso a paso con su rodilla".

"No acabé la temporada de la mejor manera posible pero hubiera firmado el año que he hecho antes de empezar. Mi rodilla no tiene que estar a punto ahora, el objetivo es dentro de un mes", dijo este lunes luego de concluir sus vacaciones en Bahamas.

Nadal, que se retiró del último torneo de la temporada, la Copa de Maestros, por una lesión en su rodilla derecha, explicó que este martes volverá a entrenar e intentará "hacer lo correcto para estar listo" para el inicio del nuevo curso.

"Terminé la temporada con lesiones y hace falta que pase tiempo para que me recupere bien, es por esto por lo que me he tomado unas semanas de descanso. Necesito empezar de nuevo. Intentaré jugar en Abu Dhabi, Brisbane y Australia. Esa sería la situación ideal y voy a intentar hacer que pase", apuntó.

A pesar del prematuro adiós en el torneo de Maestros, Nadal ha firmado una temporada para enmarcar con seis títulos, dos de ellos de 'Grand Slam', en Roland Garros y el US Open, y el regreso al primer puesto del ranking en agosto y que ha sabido mantener hasta final del ejercicio.

"Estamos en un mundo que es totalmente resultadista y cada uno hace su camino. Cuando uno siente que tiene que hacer las cosas de una manera y no van bien pues entonces tiene que tomar decisiones a la hora de corregirlas. Este año he jugado 18 torneos, que son muy pocos", añadió Rafael Nadal.

"Fuera de los obligatorios he jugado solo tres: Barcelona, Brisbane y Beijing. He jugado prácticamente solo lo que me manda el calendario habitual, lo que pasa es que se han jugado muchos partidos, y por suerte ha ido todo bien", resaltó. El jugador también habló del suizo Roger Federer de quien resaltó su "fantástico año". "Es un éxito por su parte, lo que ha conseguido es muy difícil. Jugando tan poco, tener la capacidad de ganar prácticamente cada vez que vuelves a jugar tiene un riesgo muy grande", dijo.

"Cuando a uno le sale bien parece que es lo adecuado pero la realidad es que es muy difícil que salga de la manera que le ha salido. Es más, si lo volviese a repetir quizás no le salga igual de bien de cómo le ha salido este año. Es muy difícil jugar al nivel que ha jugado sin haber jugado tanto para tener el ritmo adecuado", manifestó. "Pero tengo 31 y no 37. Hago mi carrera y él hace la suya. Hago lo que creo que me tiene que ir mejor. Siempre consultando y decidiendo con el equipo que tengo al lado. Dejándome aconsejar por médicos, entrenadores, preparadores físicos. Juntos llegamos a un acuerdo de lo que es mejor para mi cuerpo y mi tenis", recalcó.