<
>

¿El ascenso de Victor Wembanyama significa el fin de la dinastía de Team USA a nivel internacional?

play
Wembanyama y Henderson dieron un gran espectáculo en el duelo de los mejores prospectos de la NBA. (1:38)

En un enfrentamiento de los dos mejores prospectos en el draft de la NBA de 2023, Victor Wembanyama y Scoot Henderson muestraron sus habilidades en Las Vegas. (1:38)

Victor Wembanyama lleva la fecha en su mente, un siniestro aniversario que aparentemente no ha podido dejar pasar.

"Esa derrota, la he pensado todos los días desde el 11 de julio de 2021", dijo Wembanyama, en francés, en una entrevista publicada en L'Equipe. "Cuando todo se desmorona en un instante mientras estás tocando tu sueño, es difícil".

Ese día en Riga, Letonia, Francia perdió ante el equipo de Estados Unidos, 83-81, en la final de la Copa Mundial Sub-19. Wembanyama, como era de esperar del prospecto numero 1 del planeta, impresionó con 22 puntos, ocho rebotes y ocho tapones.

Pero cometió una falta cuando quedaban menos de tres minutos. La jugada fue claramente una falta (había embestido al futuro base de los Detroit Pistons, Jaden Ivey, en una penetración), pero dejó a Wembanyama furioso.

Wembanyama pisoteó la arena, mordiéndose el cuello de su uniforme en parte por la ira y en parte para evitar que dijera algo que empeoraría las cosas. Wembanyama ha hablado en entrevistas sobre cómo puede perder totalmente la calma después de las derrotas y que tiene que trabajar para 'permanecer civilizado'. Eso mostró ese día en Letonia; apenas lo mantuvo calmado.

No sorprende saber que los jugadores que más ha estudiado son Michael Jordan y Kobe Bryant. Otra fecha que no puede olvidar, dijo, es el 26 de enero de 2020, el día en que murió Bryant.

"He pensado en eso casi todos los días desde entonces", sostuvo Wembanyama.

"Conozco todas sus estadísticas y récords, pero sobre todo admiro su estado de ánimo y su filosofía en su enfoque del juego... Cuando sufro, cuando tengo una duda, a menudo me pregunto qué habría hecho Kobe. Y sé que habría hecho más, así que voy a volver a eso".

Después de que Wembanyama salió por faltas, Francia perdió la oportunidad de empatar o ganar cuando los estadounidenses obtuvieron dos rebotes ofensivos en los últimos 10 segundos.

Si Wembanyama hubiera estado en el juego, probablemente aseguraría esos tableros, y ese hecho lo corroe. Cuando sonó la bocina mientras los estadounidenses celebraban, el adolescente francés tiró la toalla que estaba masticando con disgusto.

"Solo pensar en eso me hace apretar la mandíbula", expresó Wembanyama. "Es un arrepentimiento. Un agujero sin llenar dentro de mí que tengo que arreglar".

Todo esto es relevante ahora porque en los últimos días, Wembanyama, de 18 años, jugó por primera vez para la selección absoluta de Francia. Se anuncia como un momento sísmico en Francia, lo que genera comparaciones con cuando los héroes del fútbol Zinedine Zidane y Kylian Mbappé dieron sus primeros pasos jugando para Les Bleus.

La progresión podría preparar el escenario para un posible enfrentamiento con los estadounidenses tanto en la Copa del Mundo el próximo verano en Manila, Filipinas, como en los Juegos Olímpicos de París 2024.

En su primer partido el viernes, Wembanyama anotó 20 puntos con nueve rebotes en solo 24 minutos en una paliza a Lituania. El lunes, ayudó a los franceses a sellar su candidatura a la Copa del Mundo de 2023 con 19 puntos en 25 minutos en la victoria por 92-56 contra Bosnia.

Estos clasificatorios de mitad de temporada no suelen atraer a los mejores talentos, ya que la NBA ni siquiera considera detener el juego de la G League para ellos. (El equipo de Estados Unidos está a punto de clasificarse para la Copa del Mundo luego de una victoria de 88-81 contra Colombia en Washington, D.C., el lunes, con una mezcla de exjugadores de la NBA y jugadores de la G League).

Pero es importante en Francia. La liga francesa detiene el juego para ellos, y Vincent Collet, el entrenador de Wembanyama para su equipo profesional, Metropolitans 92, también es el entrenador de la selección nacional. Eso no es una coincidencia: Collet aceptó el trabajo con la franquicia después de que Wembanyama se comprometiera a jugar allí el verano pasado durante su año sabático antes de ingresar al draft de la NBA de 2023.

Apenas tres semanas después de que la selección sub-19 de Francia perdiera ante Estados Unidos en la final de la copa en 2021, sus equipos nacionales senior jugaron el partido por la medalla de oro en Tokio, y los estadounidenses ganaron un partido muy disputado (87-82).

En 2019, los franceses vencieron a Estados Unidos en la Copa del Mundo en China para romper la racha ganadora de 58 juegos del programa que se remontaba a 2006, eliminándolos de las medallas. En Tokio, Francia venció a los estadounidenses en el juego de grupo para darle a Estados Unidos su primera derrota olímpica desde 2004, rompiendo una racha de 25 juegos.

En 2024, los franceses tendrán la ventaja de jugar en casa mientras intentan evitar que Estados Unidos gane su quinto oro olímpico consecutivo.

Y están planeando tener a Wembanyama, quien ha dicho que su intención es jugar tantos veranos como pueda con la selección nacional. Combinado con la estrella francesa Rudy Gobert, le da a Francia una gran ventaja contra cualquier equipo del mundo y un dúo defensivo interior potencialmente devastador.

Estados Unidos está en problemas en cuanto a tamaño a nivel internacional. Muchos de los mejores centros del mundo: Gobert, Nikola Jokic (Serbia), Deandre Ayton (Bahamas) Jusuf Nurkic (Bosnia), Kristaps Porzingis (Letonia), Jonas Valanciunas (Lituania), Nikola Vucevic (Montenegro), Jakob Poeltl (Austria) , Clint Capela (Suiza), Ivica Zubac (Croacia), no son estadounidenses.

Ese es el grueso de los titulares en la NBA. Los estadounidenses tienen suerte de que Bam Adebayo no guarda demasiado rencor por ser el último corte para el equipo de la Copa Mundial 2019. Era elegible para jugar con Nigeria en Tokio y lo consideró seriamente antes de unirse Estados Unidos.

Karl-Anthony Towns tiene un conjunto de habilidades ideal para el juego internacional, pero jugó para la selección nacional de República Dominicana cuando era adolescente y, por lo tanto, no es elegible para jugar con Estados Unidos.

Es por eso que fue bastante noticioso que Joel Embiid se convirtiera en ciudadano estadounidense a principios de este año, y su contratación en el equipo nacional es un poco de drama subestimado antes del verano de 2024. Embiid también tiene ciudadanía francesa y podría unirse a Gobert y Wembanyama para París si estaba tan inclinado y saludable.

Incluso con 7'4" (2.24 metros) de estatura, las tremendas habilidades con el balón de Wembanyama le permiten proyectarse para jugar como alero al menos a tiempo parcial en el siguiente nivel. Considera eso por un momento.

Una nota más sobre Wembanyama: Lo más destacado del partido del lunes contra Bosnia, este escandalosamente desvanecido tiro de tres puntos con un solo pie que es una combinación viciosa de Dirk Nowitzki y Kevin Durant.

Bueno, es la segunda vez en los últimos juegos que Wembanyama lo usa, haciendo un tiro similar en la liga francesa hace una semana. Y prepárate para verlo más porque le explicó por qué existe a L'Equipe, y este tipo de respuesta es una de las razones por las que parece ser el paquete completo: "Un jugador de baloncesto es como un jugador de ajedrez, tienes que ser capaz de anticipar cada movimiento de tus oponentes y tener una respuesta. Los adversarios siempre se adaptan. He estado trabajando en este movimiento durante meses. Quiero poder volverme indefendible".

El posible maremoto de Wembanyama que se avecina tiene implicaciones de gran alcance, y los últimos días sirven como recordatorio.