<
>

Los cuatro grandes cambios en la NBA que queremos ver en este verano

play
ESPN Datos: La agencia libre de la NBA se pone interesante (1:14)

Este domingo, comienzan las negociaciones de los jugadores que buscan nuevos aires. Los Nets, son el equipo con más tope salarial con $67M, mientras que Lakes solo cuenta con $23M. Kawhi Leonard, Kevin Durant y Kyrie Irving entre los más apetecibles. (1:14)

¿Quiénes son las estrellas de la NBA y colaboradores clave que podrían sacudir los movimientos de jugadores este verano por la vía del canje y cómo serían esas operaciones?

La temporada baja de 2018 fue testigo de uno de los cambios más trascendentales en la historia de la liga cuando los San Antonio Spurs acordaron en entregar a Kawhi Leonard y Danny Green a los Toronto Raptors a cambio de DeMar DeRozan, Jakob Poetl y un puesto de selección en primera ronda del draft 2019. Los Raptors terminaron ganado el campeonato 2018 de la NBA.

¿Existe un movimiento en el mercado que podría fortalecer a un contendor con un jugador clave?

Nuestros expertos en la NBA nos presentan cuatro canjes tentativos que podrían funcionar, abarcando nueve equipos y múltiples puestos de selección en el draft.


Mega operación de “firmar y canjear”

Los Houston Rockets reciben a: Jimmy Butler (firmar y canjear, contrato por cuatro años y $141 millones)

Los Philadelphia 76ers reciben a: Eric Gordon, un puesto de selección en primera ronda del draft 2020 propiedad de Houston (protegido entre los puestos 1 y 5) y el puesto de selección en primera ronda propiedad de Sacramento (protegido entre los puestos 1 y 14).

*El (los) puesto (s) de selección en primera ronda del draft tienen la misma protección para 2021, 2022 y 2023. Si éstos no son trasladados a 2023, el primero se convertirá en dos puestos de selección en segunda ronda en los drafts de 2024 y 2025 (para cada equipo).

Los Sacramento Kings reciben a: Clint Capela

Bobby Marks: Si Butler decide que no quiere firmar con Filadelfia, entonces el gerente general Elton Brand deberá sopesar dos opciones: permitir que Butler se vaya a cambio de nada (esencialmente dejando en evidencia su apuesta de que ningún equipo distinto a los Sixers lo contrataría por salario máximo) y tener $26 millones disponibles en espacio dentro del tope salarial (tomando en cuenta a Tobias Harris y a JJ Redick) para utilizar dentro de la agencia libre, o buscar adquirir un jugador establecido de la talla de Gordon y activos en drafts futuros. Si termina siendo el último caso, la ruta de “firmar y canjear” tendría como consecuencia una madeja de complejidades producto del tope salarial que Houston y Filadelfia necesitarán definir.

Para empezar, debido al hecho que Filadelfia se encontraría por encima del umbral del tope salarial, Butler se encontraría sujeto a las reglas de compensación de año base (BYC, por sus siglas en inglés). Para su salario de salida, Butler representaría $20.4 millones, la misma cifra de su salario en 2018-19. Como resultado de las normas BYC, Filadelfia solo podría retener $25.5 millones en salarios. Capela y Gordon suman salarios por $29 millones.

Debido a estas carencias, se necesitará involucrar a un tercer equipo. Aquí es donde entra Sacramento. A pesar de enviar un puesto de selección en primera ronda protegido en lotería, Sacramento ahora tendría a su pívot del futuro bajo contrato en un pacto favorable al equipo.

Ahora bien, Houston contaría con un trio de gigantes conformado por Butler, James Harden y Chris Paul; pero se vería restringido con respecto a la forma en la cual arma su roster. Debido al hecho que Butler sería adquirido en una operación de “firmar y canjear”, los Rockets serían limitados por un tope salarial hermético y no podrá exceder el umbral de los $138 millones. Mantener a PJ Tucker, Nene ejerciendo su opción y llenar el roster con contratos a sueldo mínimo haría que Houston quedara en $2.2 millones por debajo de dicho límite.

Filadelfia mantendría a Gordon bajo contrato por una temporada junto a dos puestos de selección en primera ronda y contarían aún con $13 millones para invertir en agentes libres: espacio salarial que implica las retenciones dentro del tope salarial de Redick y Harris. Ese espacio en el tope salarial se incrementaría hasta $27 millones si los 76ers deciden que Redick es prescindible.


Plan de contingencia en Golden State

Los Memphis Grizzlies reciben a: Shaun Livingston y un puesto de selección en primera ronda del draft 2021.

Los Golden State Warriors reciben a: Jae Crowder

Kevin Pelton: Después de ser negociado a los Grizzlies en el canje aún sin completar que involucró a Mike Conley, Crowder es un objetivo obvio para que los Warriors reemplacen a Kevin Durant. Podría asumir la titularidad como alero para limitar el desgaste de Andre Iguodala mientras éste pasa al puesto de ala-pívot en alineaciones que cuenten con Draymond Green como pívot.

Tomando en cuenta que Crowder aún tiene un año de vigencia en su actual contrato, Golden State bien podría renovar con él utilizando derechos Bird el próximo verano o dejarlo ir si Durant renueva a largo plazo. Canjear a Crowder también permitiría que los Warriors utilicen su excepción a nivel medio de contribuyentes de impuesto al lujo para poner la mirada en un escolta que reemplace a Klay Thompson.

Golden State podría ofrecer a Livingston con la porción garantizada de su salario incrementada a un poco más de $4.4 millones esta temporada, además de devolver un puesto de selección en primera ronda del draft. (Livingston tendría que aceptar el posponer su fecha de garantía más allá del 6 de julio para hacer posible este cambio, aunque probablemente estaría dispuesto a ello, considerando que duplicaría su salario garantizado y de todos modos querría retirarse).


Kevin regresa a casa

Los Portland Trail Blazers reciben a: Kevin Love

Los Dallas Mavericks reciben a: Maurice Harkless

Los Cleveland Cavaliers reciben a: Meyers Leonard, Skal Labissiere, el puesto de selección propiedad de Portland en el draft 2020 (protegido entre los números 1 y 14 hasta 2021, se convierten a puestos de selección en segunda ronda en 2022 y 2024), la mejor parte de los puestos de selección de Golden State y Houston en el draft 2020 (via Dallas).

Tim Bontemps: Ahora que Cleveland ha asumido una era completamente nueva, la pregunta ahora será qué equipo tendrá sentido para que absorba a Love y a su contrato ($120 millones durante las próximas cuatro temporadas). Al negociar a Love, Portland podría utilizar un quinteto titular conformado por Damian Lillard, CJ McCollum, Kent Bazemore, Love o bien Zach Collins o potencialmente Enes Kanter mientras espera que Jusuf Nurkic se recupera de su lesión. Eso podría hacer que Portland pueda ser considerado como el equipo con la mejor ofensiva de la NBA la próxima temporada, aunque la defensiva podría tener dificultades. A pesar de ello, no hay muchos elementos negativos en este caso para un equipo que ha intentado conseguir una forma de dar el salto en la Conferencia del Oeste.

Mientras tanto, Dallas podría invertir parte de sus $29 millones en espacio dentro del tope salarial en Harkless, un alero de 26 años que puede defender en cualquier puesto como alero al lado de Luka Doncic y Kristaps Porzingis. No es el encestador que Dallas podría querer, aunque Harkless podría encajar bien dentro del espacio remanente disponible para los Mavericks si pueden hacerse con Patrick Beverley, tal como lo informó Tim MacMahon el pasado jueves. Al lado de Courtney Lee, Harkless significaría aproximadamente $20 millones en contratos a punto de expirar que podrían despacharse para potencialmente adquirir a otro jugador a mitad de temporada: algo que Dallas ha mostrado disposición a hacer de forma reiterada.

Para Cleveland, el razonamiento es simple: liberarse del dinero de Love, adquirir un probable puesto de selección en primera ronda (junto a otro en segunda ronda) y poder evaluar de forma gratuita a Labissiere. Al estructurar ese canje de esta forma, Cleveland también quedaría muy lejos del límite para pagar impuesto al lujo, permitiendo a los Cavaliers intentar utilizar el contrato parcialmente garantizado de JR Smith para así tomar otro activo de un equipo que intente liberarse de salarios el próximo mes.


Recarga en ambas costas

Los LA Clippers reciben a: Josh Richardson, James Johnson

El Miami Heat recibe a: Danilo Gallinari, Jerome Robinson, el puesto de selección de primera ronda de Miami en el draft 2021.

Andrew Han: El Heat está estancado. En las cinco temporadas que han pasado desde la partida de LeBron James, Miami tiene récord 209-201, con sólo una victoria en series de postemporada. Pat Riley debería estar preparado para desmantelar el sinfín de contratos de tamaño medio firmados en las últimas dos temporadas que han maniatado sustancialmente a la franquicia hasta limitarlos a la línea de los .500.

Con Gallinari, Miami alivia su carga salarial futura mientras se hace con un jugador confiable (cuando se mantiene sano). El Heat también podría recobrar el control de su futuro con un puesto de selección sin protección del draft 2021 negociado cuando adquirieron a Goran Dragic en 2015.

Para los Clippers, continuar reuniendo jugadores de reparto a costos controlables es el nombre de la jugada. En el caso en el cual la mayoría del espacio dentro del tope salarial de los Clippers sea utilizada para firmar un agente libre de primer nivel, los Clippers agregarán otro joven puesto 3 y ala de capacidad comprobada (Richardson) y a un veterano versátil (Johnson) para que formen parte del roster con mayor profundidad de la NBA. Si bien el precio del futuro puesto de selección de primera ronda del Heat parece ser oneroso a primera vista, la evidencia nos sugiere que no ascendería más allá de los puestos medios a bajos de la primera ronda para una orgullosa franquicia de Miami que no tiene interés en caer bajo.