<
>

Con 50 puntos, Jayson Tatum mantiene con vida a Celtics

play
¡Todos de pie! Tatum y Smart desde larga distancia (0:36)

Jayson Tatum y Marcus Smart hacen que la multitud de Boston se encendiera tras lograr encestar triples y darle a los Celtics la ventaja al final del primer cuarto ante los Nets. (0:36)

BOSTON - Cada uno de los 4,789 fanáticos que ingresaron al TD Garden el viernes por la noche estaban listos para abuchear a Kyrie Irving hasta que sus voces se volvieron roncas. Pero después de que los Boston Celtics se fueran con una sorprendente victoria 122-115 sobre los Brooklyn Nets en el Juego 3 de su serie de Playoffs de primera ronda, esos mismos fanáticos estaban haciendo algo muy diferente cuando se fueron: coreando el nombre de Jayson Tatum.

Tatum anotó 50 puntos por segundo juego consecutivo en el TD Garden junto con seis rebotes y siete asistencias en 41 minutos. Fue una actuación espectacular que fue suficiente para superar a su antiguo compañero de equipo Irving, así como a los ex MVP de Brooklyn, Kevin Durant y James Harden, para arrastrar a los Celtics de regreso a esta serie.

"Es sólo una de esas noches", dijo Tatum. "Intentando proteger la cancha local, tratando de obtener una victoria a toda costa.

"A veces, se necesitan noches como estas".

Dado que Tatum ha anotado al menos 50 puntos cuatro veces en dos meses después de no haberlo hecho nunca en sus cuatro años de carrera en la NBA, tal vez pueda decir con seriedad que fue "sólo una de esas noches" y créalo.

Pero pocos jugadores pueden decir que se han enfrentado cara a cara con Harden y Durant y llegar a la cima. Eso es exactamente lo que hizo Tatum, incluido el tiro que lo llevó a los 50 puntos, un tiro jumper sobre Durant con 41.8 segundos para el final que le dio a Boston una ventaja de siete puntos y casi aseguró que los Celtics regresaran a esta serie.

"Simplemente haz una jugada", dijo Tatum, quien antes del viernes por la noche había anotado 31 puntos combinados en los primeros dos juegos y abandonó el Juego 2 en el tercer cuarto luego de que Durant accidentalmente lo golpeara en el ojo.

Si bien la atención posterior al juego se centró en el desempeño de Tatum, antes del juego todo estaba en Irving, quien estaba haciendo su primera aparición en Boston con fanáticos en la arena desde que dejó a los Celtics en la agencia libre hace dos años. Hizo su primera aparición en la cancha con poco más de ocho minutos en el reloj previo al juego e inmediatamente recibió un fuerte coro de abucheos de los pocos miles de fanáticos que asistieron como parte del 25 por ciento de capacidad en TD Garden y que será mayor el domingo para el Juego 4.

"Sí, esperamos una multitud más grande el domingo", dijo Irving. "Fue un gran comienzo para ver cómo va a ser este entorno y esperar con ansias el desafío".

Si bien esos abucheos se calmaron rápidamente, Irving fue abucheado nuevamente durante las presentaciones de los jugadores, cuando su nombre fue llamado penúltimo, antes de Durant y después de Harden.

Lo mismo sucedía cada vez que tocaba el balón durante el juego, con vítores estridentes después de cada disparo fallido de Irving.

"Quiero decir que es baloncesto", dijo Irving. "He estado en algunos entornos así en mi vida. Así que, como dije, siempre y cuando sea estrictamente de la naturaleza del baloncesto, no hay nada más. Estoy bien con eso. Voy a prepararme un poco con el equipo mañana y luego prepárame para el domingo, pero quiero mantener las cosas claras ".

Irving tuvo una temporada fabulosa para Brooklyn, convirtiéndose en uno de los siete jugadores en disparar 50 por ciento desde el campo, 40 por ciento desde el rango de 3 puntos y 90 por ciento desde la línea de falta durante una temporada completa. Pero falló mucho en el Juego 3, terminando con 16 puntos en tiros de 6 de 17. Después de irse 1 de 5 tiros de campo y anotar sólo dos puntos en la primera mitad, acertando un jumper a la mitad del segundo cuarto sobre el novato Payton Pritchard, Irving se metió lentamente en el juego en la segunda mitad, con su triple con 7:35 restantes en el cuarto, cortando la ventaja de Boston a 105-97.

Pero se encontró en el lado equivocado de varios enfrentamientos en la recta final a la defensiva, incluso contra Tatum, para el deleite de los fanáticos locales, ya que cualquiera que no se llame Durant o Harden no hizo casi nada por Brooklyn. Esos dos combinados para 80 puntos; más los 16 puntos de Irving, y el resto de los Nets se combinaron para anotar 23 en 8 de 25 lanzamientos.

"Fue enorme", dijo el base de los Celtics, Marcus Smart, sobre limitar el elenco de apoyo de Brooklyn. "Esos muchachos nos lastimaron especialmente en el Juego 2. Creo que Joe [Harris] pegó siete triples en el Juego 2, y se alimentaron de eso. Entonces, para que podamos bajar y mantenerlos firmes y no dejarnos hacer daño, así como a esos muchachos que se fueron, fue grande para nosotros. Y para nuestros muchachos entrar y hacer exactamente lo que ellos nos hicieron en el Juego 2, y eso es contribuir, ambos extremos de la cancha, es exactamente lo que necesitamos y tenemos que continuar con eso ".

La multitud de Boston también aprovechó la oportunidad para hacerle saber a Irving lo que sentía por él durante un par de tiempos muertos en la segunda mitad. Después de que le cometió una falta a Smart en un triple con 5:11 para el final en el tercero, durante una revisión para ver si la falta se consideraría flagrante (no lo fue), la multitud entró en un canto prolongado de 'Vete a la mierda, Kyrie'.

Luego, cuando Smart y Blake Griffin chocaron a la mitad del cuarto y Smart necesitó un momento para recuperarse, la multitud gritó: "¡Kyrie apesta!" durante todo el tiempo muerto.

Sin embargo, en última instancia, este juego se redujo al juego de Tatum.

Y aunque Harden (41 puntos, siete rebotes y 10 asistencias) y Durant (39 puntos y nueve rebotes) fueron típicamente fabulosos, Tatum igualó a los dos ex MVP de la Liga juego por juego y tiro por tiro a lo largo de este duelo para Boston que regresó a esta serie incluso mientras su compañero All-Star Jaylen Brown observaba desde la banca después de someterse a una cirugía de muñeca que terminó su temporada a principios de este mes.

"Sabemos de lo que es capaz", dijo el entrenador de los Nets, Steve Nash. "Hicimos un buen trabajo en casa, pero ese es un trabajo que requerirá mucha resistencia y continuará allí para marcarlo y dificultarle las cosas como grupo. Ponle diferentes personas y apoya a los que necesitan apoyo para poder encerrarlo cuando tenemos muchachos que pueden marcarlo".

Tatum también tuvo algo de ayuda. Tristan Thompson tuvo su mejor juego como Celtic, terminando con 19 puntos y 13 rebotes. Smart se fue con 23 puntos y seis asistencias, acertando 8 de 11 desde el campo, 5 de 8 desde el rango de 3 puntos y haciendo varias jugadas defensivas clave. Y Evan Fournier terminó con 17 puntos y cinco rebotes.

Los Celtics igualaron a los Nets en triples, disparando 16 de 39 en comparación con 16 de 38 para Brooklyn.

"Nos empataron en triples", dijo Durant. "Hicieron 16 triples hoy... así que lo pusieron en marcha desde la línea de 3 puntos, lo que mantendrá a cualquier equipo en el juego; tenemos que hacer un mejor trabajo en la competición.

"Ellos disparan al 50 por ciento desde el campo, no podemos permitir eso. ¿Cuarenta y uno [por ciento] del 3? No podemos permitir eso. ¿Y obtener rebotes? Simplemente tenemos que ser mejores".

Brooklyn tendrá la oportunidad de ser mejor el domingo por la noche y, con ella, la oportunidad de recuperar el control de esta serie. Pero por una noche, al menos, Boston fue mejor, gracias a que Tatum superó en el duelo a la constelación de estrellas de Brooklyn.

"Es tan avanzado para los 23 años", dijo el entrenador de los Celtics, Brad Stevens. "He dicho la palabra 'especial'. No digo eso muy a menudo, obviamente. Él sólo tiene una habilidad única para anotar, deslizarse a través de las costuras, encontrar ángulos para anotar, pero también tiene la visión para hacer todas las lecturas correctas.

"Estuvo estupendo esta noche".