<
>

Cinco novatos que se robaron la Summer League

ESPN

Cam Thomas, Jalen Johnson, Jalen Green, Davion Mitchell y Cade Cunningham fueron los destacados de esta Liga de Verano.

Cam Thomas

Cam Thomas es el robo del draft. No estaba en el radar de muchos, pero luego de cuatro juegos en la Summer League lo está, tras convertirse en apenas el sexto jugador de la historia de la liga de verano en promediar más de 25 puntos (27ppj), demostró que se siente cómodo con la pelota en las manos en momentos de apremio y metió tiros ganadores para Brooklyn.

Cam Thomas es una máquina de hacer puntos, lo ha hecho en cada nivel y la NBA no será la excepción. Thomas fue seleccionado en la posición número 27 del pasado draft por los Nets y sí, ciertamente llega a un equipo donde sus minutos no prometían ser muchos, pero luego de lo visto en Las Vegas, Steve Nash tiene un lindo problema.

Su único agravante, es que se perfila como un jugador que necesita la pelota en las manos para impactar, y ese será el dilema en un equipo que posee el mejor trio ofensivo de la liga aunado a la llegada de Patty Mills Mills.

Jalen Johnson

Los Hawks deben estar muy contentos y hasta con una sonrisa burlona luego de ver lo hecho por Jalen Johnson en la Liga de Verano.

Si hubiera posibilidad de redraftear luego de la Summer League , seguro que Johnson no se va hasta el sitio número 20 como ocurrió. Con 19 puntos, 9,5 rebotes, 57% FG y 42% en tiros de 3 que le valieron ser seleccionado al equipo ideal de la competencia. Las dudas que levantó al abandonar a media temporada el programa de Duke lo llevaron irse más arriba en el draft, pero en un núcleo joven y ya finalista de Conferencia como lo son los Hawks serán los beneficiados de los escépticos.

Jalen Green


Su experiencia en la G-League quedó de manifiesto en la Summer League. Muchos no están de acuerdo en porque los Rockets lo tomaron a él y no a Evan Mobley, quien era valorado como un mejor jugador, sin embargo, Green demostró que es un producto prácticamente terminado para impactar en la liga.

Posee cada truco del repertorio ofensivo, promedió más de 20 puntos por partido, es capaz de generar su propio disparo, posee un primer paso muy explosivo que desbalancea cualquier esquema defensivo y que le convierte igualmente en un habilitador para tiradores abiertos. El impacto de Green en los Rockets será quizás el más notorio de todos los novatos que llegan este año a la liga.

Davion Mitchell

El novato más maduro que llega a la NBA es Davion Mitchell. Campeón de la Summer League y, sin duda, el mejor defensivo perimetral que aporta la clase 2021. Con 11 puntos por juego , 6 asistencias y 47% en tiros de 3 , pero más allá de esos números, su aportación clave es la defensa, fue nombrado Co-MVP del torneo junto a Cam Thomas.

En la final contra los Celtics, no solo frenó en seco, sino que desmoralizó a Payton Pritchard con ya un año de experiencia en la NBA , y que se estaba a comiendo a puños la Summer League. El guardia de Boston promediaba 21 puntos por juego, 57 % en triples y siendo defendido por Mitchell su producción se redujo a 4 puntos , 0-4 en triples y 4 pérdidas. De hecho los Celtics perdieron el diferencial de entregas de balón por 34 puntos, la marca histórica en los últimos 25 años era de 33 puntos.

Creanme que no resulta exagerada la comparación defensiva de Mitchell con Gary Payton.

Cade Cunningham

Cunningham fue el jugador del que más se habló previo al draft, muchos incluso le compararon con Luka Doncic, algo que sigue siendo exagerado, pero el jugador de los Pistons dejó en claro que es el mejor talento de esta generación.

Capaz de jugar y producir manejando la pelota o jugando sin ella. Alto IQ basquetbolístico para un chico de 19 años al que su entrenador, Dwane Casey definió como un alfa silencioso.

Sobresaliente con 18,7 puntos, 5,7 rebotes y 50% de efectividad en triples pero se espera más de el como facilitador ya que solo entregó 2,3 asistencias. En una liga en la que se depende cada vez más del tiro de 3, Cunningham demostró estar listo y lo más importante luce consistente con sus intentos asistidos, pero también creados detrás del arco.