<
>

Rotación de tres: Keuchel y Kimbrel al terreno

play
Memo Celis responde: ¿Qué aportan Keuchel y Kimbrel? (3:37)

Dallas Keuchel está cerca de llegar a la rotación de Braves para tratar de revertir los problemas de Atlanta, que tiene marca de 33-29 esta temporada. Craig Kimbrel se pone a tono ya con Chicago Cubs. (3:37)

Los últimos dos peces gordos de la agencia libre, Craig Kimbrel y Dallas Keuchel, ya tienen equipo luego de una agónica espera. Chicgo Cubs y Atlanta Braves se llevaron los premios.

¿Qué piensan nuestros expertos sobre esas contrataciones? Aquí nuestra rotación de tres.

1 Ficción o realidad: La adquisición de Craig Kimbrel convierte a los Cachorros en aspirante a la Serie Mundial.

Enrique Rojas: Realidad. Chicago ya tenía una gran novena, con pocos huecos que necesitaban taparse, y el puesto de cerrador era uno de ellos. Kimbrel no solamente es un buen cerrador. Es un cerrador con estadísticas que podrían llevarlo al Salón de la Fama. Mientras la efectividad general del pitcheo de los Cubs es 3.65, la tercera mejor de la Liga Nacional, su bullpen anda por 4.14 con 12 salvamentos estropeados, la segunda peor cifra de ambas ligas mayores. Si se quita pronto el moho de encima, ya que no lanza en partidos reales desde octubre, Kimbrel podría funcionar para los Cubs como el cubano Aroldis Chapman, quien los ayudó a ganar la Serie Mundial del 2016, tras llegar desde los New York Yankees.

Jorge Morejón: Parte y parte. Sin dudas Kimbrel viene a resolver el mayor problema que tenían los Cachorros, cuyos relevistas han desperdiciado 12 oportunidades de salvamentos. Con esta adquisición, Chicago debería asegurar la División Central y llegar quizás hasta la serie de campeonato de la Liga Nacional, aunque los Dodgers se ven demasiado poderosos y siguen siendo el enemigo a batir en el viejo circuito. Pero en el béisbol no hay nada escrito y Kimbrel viene siendo el equivalente de Aroldis Chapman en el 2016, cuyo pase desde los Yankees a mitad de temporada le dio a los Cachorros el impulso que les faltaba para llegar a donde llegaron.

José Francisco Rivera: Realidad. La llegada de Craig Kimbrel marcará un antes y un después en esta temporada para los Cachorros. Al igual que en 2016, cuando llegó Chapman, Theo Epstein ha conseguido la pieza que brinda estabilidad al bullpen del equipo de Chicago. Ahora se establece claramente el rol de cada uno de los relevistas, y los Cubs cuentan con el cerrador que tiene los mejores números realizando esta labor durante la década actual. De igual manera, los dirigidos por Joe Maddon tienen el potencial ofensivo y la buena defensa como para ser grandes aspirantes a trascender en octubre en una batalla ante los Dodgers.

2. Ficción o realidad: La adquisición de Dallas Keuchel convierte a los Bravos en aspirante a la Serie Mundial.

Rojas: Ficción. Mientras un equipo puede funcionar perfectamente con un solo gran cerrador, para aspirar a ganar la Serie Mundial se necesita más que un buen abridor. Claro que Atlanta mejora notablemente al agregar a Keuchel a su rotación, pero incluso si tiene un desempeño extraordinario en lo delante, aún hay dudas por despejarse con el resto del staff de abridores, que salvo el panameño Julio Teherán, está compuesto por pitchers con poca experiencia o historial de lesiones. No es por mera casualidad que la efectividad colectiva de los abridores de los Bravos esté en 4.39, #11 de la Liga Nacional, comenzando el fin de semana.

Morejón: Ficción. Si bien Dallas Keuchel reforzará la rotación de los Bravos y será una suerte de mentor para los abridores más inexpertos del equipo, tampoco es un as, como pudieran ser Max Scherzer y Madison Bumgarner, cuyos nombres suenan para ser canjeados antes del 31 de julio. Atlanta, con todo y Keuchel, se ve inferior a los Dodgers y a los ahora reforzados Cachorros.

Rivera: Ficción. La firma de Dallas Keuchel con Atlanta agrega valor a la rotación de lanzadores abridores, en la cual predomina el talento joven, pero con poca experiencia en la fiesta de octubre. Keuchel complementará la calidad de unos brazos que han demostrado que son competidores en temporada regular, y aunque el hombre de la barba pronunciada tiene en su haber un premio Cy Young, los tiempos de as quedaron atrás en su exitosa trayectoria por las mayores. A pesar de esa mejoría en el cuerpo de lanzadores, Atlanta tendrá una tarea cuesta arriba al cruzarse en el camino de la postemporada con equipos como los Dodgers o los Cachorros.

3. ¿Cuál fue el gran perdedor en la carrera por Kimbrel-Keuchel?

Rojas: La pregunta podría llevarnos a Boston Red Sox y New York Yankees, pero esa es la respuesta fácil. Para todos es evidente que Boston necesita mejorar, más que cualquier cosa, la parte trasera del bullpen para aspirar a retener el título. Para los Yankees tener mayores oportunidades de ganar su primer campeonato en una década (una eternidad, para los exigentes estándares de los rayados) deben mejorar la rotación.Pero tanto Boston como Nueva York están operando bajo estrictos, y más lógicos, controles de gasto. Ambos saben que en la última semana de julio estarán disponibles otros abridores y cerradores que serán más baratos. Creo que Braves y Cubs son ganadores por quedarse con Kimbrel y Keuchel, pero en realidad no me atrevería a declarar perdedores a algunos de los otros clubes, incluso si sabemos que dos de los más mediáticos necesitaban a esos jugadores.

Morejón: Los Yankees. Los zurdos James Paxton y C.C. Sabathia están entre algodones, Masahiro Tanaka no gana desde el 12 de mayo y Domingo Germán parece estar a las puertas de una debacle, pues luego de un arranque de 9-1 y efectividad de 2.60, ha permitido diez limpias en ocho entradas y dos tercios en sus dos últimas aperturas en la que se ha ido sin decisión. Con ese panorama, el equipo necesitaba la inyección que podría traerle un brazo descansado como el de Dallas Keuchel.

Rivera: Los Yankees de Nueva York necesitan un lanzador con las características de Dallas Keuchel. En el Bronx tienen un talento extraordinario en el cuerpo de relevistas, pero la rotación de abridores con sus lesiones no es de élite en la actualidad. La llegada de Keuchel hubiera representado un aporte importante en la profundidad de la rotación y a un precio no muy alto para un conjunto con una chequera que no tiene problemas de sobregiros.