<
>

Fuentes: Ejecutivo de Astros pidió a scouts espiar en 2017

play
Carolina Guillén, sobre los Astros y el robo de señas: 'Me parece una mentira novelera' (1:49)

'Quiero creer que esto no pueda ser posible, de lo contrario habría consecuencias serías que podrían terminar en el despojo del anillo de Serie Mundial'. (1:49)

Un funcionario de alto rango de los Houston Astros pidió a los scouts espiar los dugouts de los oponentes antes de la postemporada de 2017, con la esperanza de robar señas y sugiriendo el uso potencial de cámaras para hacerlo, dijeron a ESPN fuentes familiarizadas con la situación.

La reacción entre quienes recibieron un correo electrónico de Kevin Goldstein, un asistente especial del gerente general de los Astros, Jeff Luhnow, fue mixta, dijeron las fuentes a ESPN. Algunos estaban intrigados por la idea, dijeron las fuentes que recibieron el correo electrónico, mientras que a otros les molestaba la idea de apuntar las cámaras desde las gradas hacia los dugouts de los equipos contrarios, un plan que podría hacer que la comunidad de scouts los despreciaran si los descubrían.

El correo electrónico, que fue informado por primera vez por The Athletic y confirmado por los destinatarios de ESPN, es el primer indicio de la participación de la oficina central de los Astros en posibles trampas y revela aún más el alcance de los intentos de Houston de obtener ventajas a través del robo de señas. Major League Baseball está investigando los métodos de robo de señas de la organización después de que el lanzador Mike Fiers le dijo a The Athletic que durante su temporada 2017 ganadora de la Serie Mundial, el equipo usó video en vivo para robar las señales de los receptores y transmitirlas a los bateadores golpeando una basura.

Goldstein, que no devolvió un mensaje en busca de comentarios, escribió en el correo electrónico: "Una cosa específica que estamos buscando es recibir señas que salen del dugout. Lo que estamos buscando es cuánto podemos ver, cómo lo registramos", si necesitamos cámaras/binoculares, etc. Así que vaya al juego, vea qué puede [o no] hacer e informe sus hallazgos".

play
1:52

Astros podrían sufrir sanciones de probarse robo de señas con uso de teconolgía

'Memo' Celis ve posutiva la reacción del equipo de Houston, que colaborará en una investigación conjunta con Grandes Ligas.

La investigación de MLB escaló esta semana cuando los entrevistadores hablaron con el personal de campo y de la oficina central de los Astros y otros equipos. A medida que los investigadores intentan confirmar las acusaciones de Fiers, continúan sentando las bases para otros tentáculos de supuestas trampas, que gente alrededor del béisbol teme que se ha convertido en una epidemia en los últimos años.

"La tecnología y el robo de información serán el ojo negro de esta generación", dijo un antiguo empleado de los Astros. "Realmente es la última frontera que no está prohibida. Es una forma de obtener una ventaja competitiva sin alterar a los jugadores reales".

La caja de Pandora del uso de tecnología, incluso con nuevas reglas establecidas antes de la temporada 2019, continúa molestando a un deporte que alienta a los equipos a deambular por las zonas grises. El robo de señas ha sido parte del béisbol, apoyado por jugadores y exploradores por igual, particularmente los corredores en la segunda base observando las señas de los receptores y transmitiéndoselas al bateador.

El uso de cámaras para hacerlo es considerado poco ético por muchos y, debido a los recientes cambios en las reglas, MLB lo codifica como ilegal. El nivel de castigo para aquellos involucrados en el presunto robo de señas de los Astros en 2017 podría depender de la interpretación del comisionado Rob Manfred de una regla contra el uso de la tecnología para "robar señas o transmitir información". En 2017, la liga multó a los Boston Red Sox por usar un Apple Watch en su dugout.

La amplitud de la voluntad de los Astros de utilizar la tecnología para obtener ventajas en el campo sigue siendo un tema central. Durante la postemporada de 2018, Kyle McLaughlin, un empleado de operaciones de béisbol de los Astros, fue retirado de los espacios de la cámara junto a los dugouts de los Cleveland Indians y los Red Sox durante la postemporada después de apuntar un teléfono celular al dugout. Luhnow dijo que los Astros estaban llevando a cabo una operación de contrainteligencia contra los equipos para asegurarse de que no estaban haciendo trampa.

play
2:00

Mike Fiers podría tener dificultades para conseguir trabajo

A juicio de Jorge Morejón, las denuncias del lanzador sobre las alegadas trampas de los Astros en el 2017 podrían sonar a resentimiento extemporáneo y se le podria hacer difícil conseguir un nuevo contrato para la próxima temporada.

Los planes de 2017 transmitidos por Goldstein involucraron a un departamento de exploración profesional que desde entonces ha sido destruido, con el balance analítico-exploratorio de los Astros desde entonces inclinado al lado de la analítica "99 a 1", según una persona familiarizada con los recursos del equipo. Gran parte del trabajo de exploración de los Astros hoy en día, dijeron las fuentes, involucra cámaras y videos.

El personal en el campo que ha atraído el interés de la liga incluye al mánager de los Red Sox y exentrenador de banca de los Astros, Alex Cora, el mentor de los New York Mets y ex bateador designado de los Astros, Carlos Beltrán, el mánager de los Astros AJ Hinch y el entrenador del bullpen de los Red Sox, Craig Bjornson, quien tuvo el mismo trabajo con Houston en 2017.

La investigación de MLB sigue años de acusaciones de trampas por parte de equipos que informan regularmente a la oficina de la liga debido a acciones sospechosas o resultados anómalos. La liga examinó las acusaciones pasadas contra los Astros por parte de los Oakland Athletics y el incidente de McLaughlin y libró a Houston de irregularidades. Se espera que el alcance de la investigación incluya otros equipos de Astros, incluida la versión 2019 que perdió la Serie Mundial en siete juegos.