Si yo fuera gerente general de los Angelinos...

play
Shohei Ohtani remolcó un par en el triunfo de los Angelinos (0:42)

El fenómeno japonés se las arregla para sobresalir en cada partido. (0:42)

En el 2019 se cumplirán diez años de la última vez que los Angelinos de Los Ángeles ganaron por última vez un partido de playoffs.

Cuando eso, ni siquiera Mike Trout o Albert Pujols eran parte del equipo.

Fue en la serie de campeonato de la Liga Americana, cuando vencieron dos veces y cayeron cuatro ante los Yankees de Nueva York, que eventualmente terminarían ganando la Serie Mundial en el 2009.

Desde entonces, una sola vez regresaron los Angelinos a la postemporada y fue en el 2014, al ser barridos 3-0 en serie divisional por los Reales de Kansas City.

Ahora, con Brad Ausmus como nuevo manager después de 19 campañas bajo el mando de Mike Scioscia, "el otro equipo" de Los Ángeles buscará sacudirse ese marasmo en una división que se ve bastante abierta, tras el debilitamiento de los Astros de Houston, que no tendrán a tres de sus cinco abridores del 2018, además de la destrucción de los Marineros de Seattle, desde ya candidatos a perder más de 100 juegos.

Si yo fuera Gerente General de los Angelinos, buscaría...

1.- Un as para encabezar la rotación

El japonés Shohei Ohtani no lanzará en el 2019 después de someterse a la cirugía Tommy John y Garrett Richards firmó un contrato de agente libre por dos años y 15 millones de dólares con los Padres de San Diego.

Tal como está constituida actualmente, la rotación de los Angelinos estaría formada por los zurdos Andrew Heaney y Tyler Skaggs y los derechos Félix Peña, de República Dominicana, el panameño Jaime Barria y Nick Tropeano.

Con eso no se llega lejos y por ello, el dueño Arte Moreno debería autorizar al gerente general Billy Eppler a meter la mano en el bolsillo en busca de ese as necesario para la rotación.

Estamos hablando de alguien del nivel del zurdo Dallas Keuchel, no menos que eso.

2.- Un cátcher

El equipo también está buscando un receptor, luego de que el puertorriqueño Martín Maldonado, titular de esa posición desde el 2017, fuese canjeado a mitad de la pasada temporada a los Astros.

A menos que la gerencia decida darle la responsabilidad del día a día al inexperto venezolano José Briceño, con apenas 41 partidos jugados en Las Mayores.

No deja de ser una opción interesante, pues Briceño capturó al 44 por ciento de los corredores que intentaron robarle bases (ocho de 18), muy por encima del promedio de la liga, que fue de 28 por ciento.

3.- Un cerrador

Los Angelinos podrían adquirir a Keuchel, Charlie Morton u otro abridor para reforzar su rotación, pero siguen teniendo un hueco enorme en el pitcheo, pues no tienen quién cierre los partidos.

Blake Parker, quien se ocupó de la tarea en el 2018, rescató 14 partidos en 17 oportunidades y el equipo lo dejó en libertad, al no ofrecerle arbitraje salarial.

Después de Parker, el que más juegos salvó dentro de los Angelinos fue Kenyan Middleton, con seis en siete chances.

Cerradores es lo que se sobra en el mercado de agentes libres, muchos de ellos de élite, como los dominicanos Jeurys Familia y Kelvin Herrera, Greg Holland o Zach Britton.