<
>

Pasó Taylor y dijo presente

Mark Runnacles/Getty Images

El púgil británico Josh Taylor retuvo sus cinturones de la superlivianos de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y Federación Internacional de Boxeo (FIB), tras noquear en el primer asalto al tailandés Apinun Khongsong en un combate disputado en el BT Sport Studio de Londres, Inglaterra.

Apenas hubo pelea después de que el campeón Taylor derribase a Khongsong tras conectar un gran golpe al cuerpo, el tailandés no logró reincorporarse antes de la cuenta.Todo esto duró apenas 161 segundos. El invicto Josh Taylor aumentó su récord a 17-0, 13 KOs, mientras Apinun Khongsong perdió su invicto y paso a un récord de 16-1 con 13 KOs. Posterior a la pelea hubo tiempo para más show de Taylor. En boxeador escocés dice que José Ramírez tiene dudas sobre seguir adelante con una pelea contra él por el título mundial indiscutible de la categoría. El californiano Ramírez es el campeón del CMB y la OMB, y viene de ganar en decisión divida a Viktor Postol el mes pasado.

"Creo que tiene dudas", dijo Taylor. “En sus entrevistas está diciendo muchas tonterías y sé que está preocupado, sé que están conmocionados”, completó

La victoria sobre Khongsong debería haber despejado el camino para llegar a Ramírez, aunque las dudas sobre si Ramírez debe enfrentar primero a su obligatorio de la OMB, el inglés Jack Catterall, y qué dinero está disponible para una pelea así podría retrasar el choque. Pero Taylor cree que la pelea debe hacerse.

"No creo que sea demasiado complicado. Ambos estamos con Top Rank, todos estamos en casa, por lo que es bastante fácil hacer ejercicio. Entiendo que Catterall es el obligatorio y ha estado esperando durante mucho tiempo, pero obviamente, personal y egoístamente, quiero ser el próximo en pelear con él y tomar sus cinturones”, sentenció el escocés.

“Desde un punto de vista egoísta, me encantaría que la pelea fuera en Escocia en pleno verano, en el Castillo de Edimburgo o en Easter Road, donde juega Hibs, o si no, en mi segundo hogar, el Hydro en Glasgow. Me encantaría que fuera en Escocia. Pero si no, no me importa porque también tengo grandes sueños de pelear en Estados Unidos en un gran programa" afirmó Taylor quien dijo que no tiene problemas de garantizarle a Catterall una pelea a continuación si llegaba a Ramírez primero, si con esto ayudaba a allanar el camino hacia la unificación.