<
>

GP Países Bajos: A Checo Pérez lo limitan fallas en la ejecución

play
Verstappen, Hamilton y otra vez Ferrari se roban los Momentos del GP de Países Bajos (0:47)

Revive los momentos que marcaron la emocionante carrera en el circuito de Zandvoort donde Max Verstappen volvió a quedarse con el primer lugar. (0:47)

Todo el fin de semana en Zandvoort, durante el Gran Premio de Países Bajos de la Fórmula 1, el mexicano Sergio Pérez lo limitaron sus errores y los que cometió su lado del garaje en el equipo Red Bull, de ahí que haya salido sólo con 10 puntos, producto de un quinto lugar.

Desde el viernes, Checo Pérez estuvo, al menos, un par de pasos atrás de lo que habría podido con el auto y equipo que tiene, pero una combinación desafortunada de sucesos lo mantuvieron por debajo de los Ferrari, Mercedes y, por supuesto, de su compañero de equipo, Max Verstappen.

Primero, el RB18 del tapatío de 32 años aún no ha penalizado por motor ni por las partes eléctricas del mismo, así que por ahí algunos caballos de fuerza obran en favor de Max, quien cambió todo para el GP de Spa Francorchamps.

Luego, Red Bull tiene datos que afirman que desarrollaron un piso plano que debe mejorar el desempeño del auto, pero Verstappen no se sintió a gusto con él y se quedó con el anterior. Checo Pérez lo ha tenido en las dos últimas carreras, porque el equipo quiere recabar información sobre ese piso, pero el piloto mexicano se ha quejado de que el auto se le va mucho de frente, además del desgaste en neumáticos.

Independientemente del handicap que carga Pérez por el momento que vi u auto en la temporada, desde el viernes le costó mucho trabajo encontrar tanto ritmo a una vuelta como de carrera, durante las prácticas.

La sesión sabatina de calificación fue errática. Su equipo de ingenieros y mecánicos, liderados por Hugh Bird volvieron a titubear en las decisiones, lo que llevó a que Checo Pérez desperdiciara un juego de neumáticos suaves. El mexicano no tenía con qué pelear la pole, pero podría haberse metido en cuarto o quizás tercero de la parrilla de largada, pero ahí vino, ahora, un yerro de su parte, al perder el auto en el Sector 3 en su segundo, y último intento, de calificación en la Q3 y padecer por un inoportuno trompo.

Largó desde la quinta posición, pero de nuevo, la ejecución no ayudó. En una carrera que parecía estar en manos de los Mercedes, particularmente en las de Lewis Hamilton, los Safety cars lo cambiaron todo, pero ahí también se definió con las ideas que llegaron desde los pits, quien tendría las mejores oportunidades para el sprint final, de las 72 vueltas que quedaban.

Antes de que Valtteri Bottas provocara el segundo encadenamiento, Pérez rodaba con neumáticos duros, que si bien eran más rápidos de lo esperado y podían llegar la final, lo ponían en desventaja en las últimas vueltas frente a los que entraran a fosos.

La llamada inicial, corroborada por el propio Checo Pérez en el radio fue ir por medias para cerrar la carrera, pero esa charla fue antes del Safety car, por lo que extrañó que una vez que todos fueron por gomas frescas, Sergio y Hamilton fueran los únicos que no tomaran la opción de las suaves.

play
8:52

Nada ni nadie detiene a Max Verstappen en Fórmula 1

El neerlandés logró un gran triunfo como local en el GP de Países Bajos, selló su décimo triunfo del 2022 (30º de su historial) y ya le sacó 109 puntos a Charles Leclerc y Checo Pérez.

Si bien Checo se había decantado por las amarillas, la situación era muy diferente al tener que enfrentar una re-arrancada lanzada y no tardó mucho en materializarse la mala decisión en la pérdida del quinto puesto a manos de Sainz.

Luego, si bien Carlos Sainz sería penalizado con cinco segundos por una salida insegura de los pits, el español de Ferrari no quería dejar paso libre a Checo Pérez.

La última ejecución cuestionable del día fue que Checo no alcanzaba a ponerse adelante de Sainz con todo y el DRS y la degradación que tenían las llantas del monoplaza rojo, así que intentó un adelantamiento por la parte externa, el cual fue defendido, en los límites de la limpieza por el español.

Se puede pensar que Checo eligió un momento y lugar complicado para el rebase, eso es cuestión de enfoques. Los riesgos parecen excesivos cuando se falla, pero genialidades cuando se rubrican. Ahí, Pérez se fue a la grava, dañó su auto y al final tuvo que preocuparse más por no perder una posición con Fernando Alonso.

Lo que tenía Checo Pérez en Países Bajos le alcanzaba para un cuarto lugar, ya que de no haber sido "comido" por Sainz en la re-arrancada final, él habría podido cazar a Hamilton, quien también con la mala decisión de los neumáticos medios, era presa fácil.

Decir que podría haberse subido al podio, es demasiado, al menos no desde la posición de salida que consiguió. La responsabilidad de un amargo quinto sitio es de todo su lado del equipo. A Hugh Bird, Checo Pérez y compañía les urge recuperar la consistencia que tuvieron en las primeras ocho carreras de la temporada.

También, Red Bull tiene que poner más atención en dar a Checo Pérez una herramienta más poderosa (llámese unidad de potencia y actualizaciones) para que logre superar a Charles Leclerc y complete el 1-2 en el Campeonato de Pilotos, porque ya podemos dar por descontado que el encargado de ponerle nombre al trofeo de monarca de la Fórmula 1, ya practica para labrar las letras de Verstappen en él.