Nalguidan y PNC: Latinoamérica en Hearthstone Grandmasters

Este año Blizzard decidió probar un nuevo formato competitivo, el Hearthstone Grandmasters, 48 jugadores divididos en 3 regiones principales (América, Europa y Asia-Pacífico), para competir a lo largo del año y clasificar a la gran final con una bolsa de $500,000 dólares.

Francisco “PNC” Leimontas y Facundo “Nalguidan” Pruzzo, dos de los jugadores más emblemáticos en la región latinoamericana, fueron seleccionados para participar en América. Ambos argentinos, ambos representantes de Team Genji, tienen puntos de vista particulares sobre la situación actual del competitivo.

“Tener que adaptarse cada año a los distintos formatos ha sido algo que nos ha tenido en descontento, aunque al final es el mismo juego. Como jugadores latinos además, normalmente somos olvidados. No tenemos acceso a los torneos de Europa y América. No queremos beneficios pero al menos tener las mismas oportunidades. Tuve que adaptarme, y por eso salí a buscar equipo afuera. Por suerte lo logre pero hay muchos que quedan en el camino, es difícil,” asegura PNC, el más experimentado de los jugadores latinos.

Para Nalguidan ha sido algo más paulatino. “Yo empecé a jugar por diversión, al inicio no había torneos, no había nada. Buscaba las pocas ligas y torneos que se hacían acá, y de forma progresiva me hice de un nombre. Eran premios chicos pero para mi era importante. Cuando surge Copa América hubo un incentivo para que en Latinoamérica hubiera competencia y llegáramos a algo. Al final te vas adaptando al formato de Blizzard, y hoy por hoy puedo justificar todo el tiempo que le invertí. Hoy me dedico a esto, pero al inicio no valía la pena.” Para el astro argentino, la crítica a Blizzard ha sido dura, pero puede estar algunas veces exagerada. “Hearthstone no iba a ser un esport, nadie lo esperaba. Simplemente surgió y Blizzard ha intentado agradar a los competidores sin olvidar al jugador casual, que siempre fue el objetivo. Eso muchas veces no lo entendemos.”

Hearthstone Grandmasters es la nueva competencia, con un formato distinto bastante criticado (Formato Especialista, donde se enfrentan dos jugadores y deben utilizar la misma clase, y el mismo mazo 3 veces, variando en 5 cartas de las 30), pero para Leimontas podría no ser esta la forma final de competencia. “No sé si es una mejora para el competitivo, pero sigue la línea de pensamiento que Blizzard tiene ahora. Como Activision es quien maneja todo, están buscando monetizar los programas de esports. Se puede ver en Overwatch por ejemplo, que dejaron de darles un enfoque a través de la comunidad y hay que hacer dinero. Grandmasters es eso, hacerlo parecido a los deportes tradicionales, con un formato de televisión. Mismo horario, mismo canal, los mismos competidores jugando entre sí.”

“Sobre el formato, hay beneficios en usar un solo mazo. Para la gente que quiere entrar al competitivo no requiere mucha inversión. Puedes tener el mismo mazo en las tres regiones, puedes participar en los torneos abiertos. También se adapta mejor a jugar al mejor de tres, a diferencia de Formato Conquista, el que teníamos antes, y eso hace que los enfrentamientos sean menos tardados. Lo malo es que Blizzard intentó imitar el sideboard de Magic, y no funciona tan bien en Hearthstone. Tenemos un sideboard de cinco cartas por mazo, y no es suficiente para poder cambiar la estrategia. Estamos encerrados en usar la misma idea, solo cambiamos algunas cartitas, pero un enfrentamiento desfavorable no va a cambiar, y si el rival juega algo que te gana, es muy difícil darle vuelta.”

Nalguidan asegura que es una prueba, pero si tiene éxito, podrían formarse ligas secundarias, para aminorar los problemas que trae esta nueva propuesta. “La diferencia entre ser parte de Grandmasters y no serlo es inmensa. Vos pasás de jugar todas las semanas, con buenos premios, clasificado directo a los tres Master Tour del año, los equipos se interesan por ti. Si no estás ahí, sólo puedes jugar un el Master Tour, clasifican 300 o 400 personas, juegan una ronda en formato suizo, cada quién se paga los costos.” Sobre el formato, Pruzzo asegura que va orientado al público casual. “Es más simple, más directo, pero no sé si es el mejor en cuanto a competitividad. Antes había que preparar una línea de mazos, y solo la selección determinaba mucho el resultado. Ahora que ando cursando la universidad, me facilita bastante este nuevo formato, pero no creo que sea el mejor para los competidores.”

UN JUICIO COMPLICADO

Ambos jugadores, junto con el brasileño Lucas “Rase” Guerra, también militante en Team Genji han tenido un inicio complicado en la primera fase del evento.

“Personalmente no estaba motivado en 2018, ya que no sabía que sucedería con el competitivo de Hearthstone. Dejé de jugar bastante por eso. Cuando se anuncia mi participación en esta liga, tuve unos problemas personales que me impidieron prepararme como hubiese querido, y se ha reflejado en el marcador. Aún así creo que estoy en buena forma, y queda tiempo para revertir el mal desempeño. El nivel de América está en un punto medio entre Europa y Asia, los equipos siendo los mejores por lejos. Creo que Latinoamérica está ahora como Europa estaba hace un par de años, pero no creo que seamos malos. Simplemente no tenemos las mismas oportunidades, no hay torneos grandes, y los jugadores prefieren dedicarse a otras cosas, eso se nota. Cuando Team Genji estaba buscando jugadores para competir hace un par de años, yo fui una de las mejores opciones que había en el momento, tuve un buen 2017 y se fijaron en mi. Eso me abrió más oportunidades. Ahora está muy centralizado y conseguir ahora un buen contrato sin estar en Grandmasters va a ser difícil que llegues. Matas a la región latina. Por suerte Rase, Nalgui y yo tenemos buen equipo,” aseguró PNC.

Nalguidan coloca sus resultados en la suerte y asegura que Latinoamérica no está tan atrás del mundo, solo es cuestión de cantidad. “Con toda la autocrítica que puedo hacer, no ha estado mucho en mis manos. Me he esforzado en armar un buen mazo, creo que la preparación no está fallando, y si bien las jugadas dentro del juego pueden siempre optimizarse, simplemente no se me está dando el resultado. Europa sí tiene a los mejores jugadores, pero en nivel alto tampoco hay tanta diferencia. Hay una camada de jugadores europeos que hace dos años no se sabía mucho de ellos, y en 2018 tuvieron una gran representación, pero en América también tenemos grandes jugadores. Latinoamérica tiene buen nivel, si lo comparamos entre jugadores del mismo rango. Los jugadores que juegan de manera semi profesional deben tener el mismo nivel, sin importar la región. Ahora, si comparamos a un jugador de Grandmasters con uno amateur, sí habrá diferencia.”

La competencia sigue, semana a semana, y los representantes de Team Genji aseguran que vendrán mejores resultados, agradeciendo el apoyo de todos los fanáticos. Saben que representan a toda una región que se ha visto limitada por cuestiones ajenas al juego, y aprovecharán de mejor forma la oportunidad que tienen.