<
>

Los tramposos de los Esports

Los tramposos forman parte de la vida desde tiempos ancestrales y siempre se ha buscado la manera de erradicar a estos ladrones de oxígeno que envenenan donde pisan, desde Erangel hasta Draenor, y no existe ningún contexto en el que esta sub raza no tenga algún representante que nos arruine la experiencia de juego y vuelva frustrante cada segundo de una partida.

No solamente se trata de algo que se encuentra presente en nuestras partidas, también ha sucedido en torneos presenciales como es el caso de Nikhil 'Forsaken' Kumawat, jugador de OpTiC India, quien fue sorprendido por los jueces de eXTREMESLAND 2018, que al observar un comportamiento fuera de lo común y nerviosismo notaron que estaba instalando un ejecutable para modificar la puntería y hacer tiros más certeros, un AimBot. El equipo fue expulsado del torneo y posteriormente Forsaken abandonaría la escuadra, consecuencia del camino fácil.

En 2012, Team Dignitas y Curse fueron parte de una controversial decisión tomada por los integrantes de los dos equipos que en común acuerdo decidieron repartir los premios de primero y segundo lugar de manera equitativa para no poner en riesgo la ganancia de algún miembro de las escuadras finalistas. El cinismo con el que jugaron la final ambos equipos levantó sospechas, fueron descalificados del torneo por lo que los premios correspondientes al campeón y subcampeón se entregaron al tercer y cuarto lugar de la competencia.

Las apuestas se han convertido en una práctica común dentro del ambiente deportivo, pero también están en el ojo del huracán debido a las malas prácticas de algunos jugadores o funcionarios de las diferentes instituciones que forman ligas y torneos alrededor del mundo siendo Corea del Sur pionero y el país mejor organizado en temas de Esports, pero tampoco está exento de estas lacras deportivas, pues Lee 'life' Seung Hyun, estrella mundial de Starcraft aceptó un pago de 60,000 dólares por dejarse vencer en 2 partidas y de esta manera obtener 6 veces el valor de la bolsa ganadora sin siquiera haber sufrido, el jugador fue sancionado por las autoridades de la Korean Esports Association cortando la carrera de este infame jugador.

Overwatch League y Call of Duty League, son dos de las organizaciones líderes mundiales de Esports que han firmado un acuerdo para combatir la corrupción con Sportradar para evitar el Match Fixing y otras malas prácticas provocadas por la corrupción.

Sportradar proporcionará a los equipos que forman estas ligas diferentes herramientas y servicios de inteligencia que van a permitir salvaguardar a sus jugadores, además de educarlos sobre los riesgos y las reglas de integridad en las apuestas, proporcionando el acceso a una aplicación para poder reportar de forma anónima cualquier anomalía que perciban o hasta recibir ayuda si éste sufre de amenazas.

Los servicios de la compañía son respaldados por más de 80 ligas y organismos entre los cuales se encuentra la NFL, NBA, FIFA y NHL.

"Call of Duty League y Overwatch League han tomado medidas para salvaguardar la integridad de los partidos, y trabajar con Sportradar es un paso para reforzar aún más la importancia del juego limpio", dijo Jason Hahn, Jefe de Iniciativas Estratégicas en Activision Blizzard Esports. “A medida que nuestras actividades de deportes electrónicos continúan creciendo y los fanáticos se comprometen cada vez más con las apuestas en los partidos, debemos asegurarnos de que estamos haciendo todo lo posible para proteger proactivamente nuestro ecosistema. Trabajar con Sportradar, un líder de la industria, es importante para proteger a nuestros jugadores, equipos y partidos a la vez que podemos brindarles a los fanáticos la mejor experiencia que se merecen. Estamos muy entusiasmados de establecer esta relación con Sportradar y la expansión continua de nuestro trabajo en conjunto”.

De esta forma prevenir arreglar partidas y la protección de los jugadores pasa a ser una prioridad para las ligas de Overwatch y Call of Duty siendo esta una de las mejores mancuernas que evitarán las actividades no éticas monitoreando con más de 600 operadores los movimientos de los jugadores y protegiendo la reputación de las instituciones, alejándolas lo más posible de la ilegalidad.

¿Será que con una aplicación y algunas pláticas se pueda erradicar a los tramposos? Sigan lavándose las manitas y felices juegos.

Tío Borrego