Alas cerradas jóvenes que se perfilan como grandes estrellas en la NFL

A medida que cambian las ofensivas de la NFL, también lo hace la posición de ala cerrada. El clásico ala cerrada que pasaba la mayor parte del tiempo en la línea y que son igualmente buenos para atrapar el balón y bloquear están en vías de extinción con Jason Witten retirado, el futuro incierto de Antonio Gates y la especulación que Rob Gronkowski podría retirarse pronto.

En su lugar se encuentra ahora una nueva raza cuya habilidad principal es llegar pronto campo abajo y atrapar el balón, con el ala cerrada de los New York Giants, Evan Engram, al frente del grupo. Engram es un gran receptor de ranura/corredor con una velocidad de 4.4 segundos en la carrera de las 40 yardas en un cuerpo de receptor. Bloquear no es su fortaleza.

Estos son los alas cerradas de la nueva era que siguen los pasos de los Jimmy Graham, Jordan Reed y Zach Ertz que ya han allanado el camino. Corren como gacelas y atrapan todo y cualquier cosa cerca. No siempre brillan como bloqueadores. En cambio, se alinean por toda la formación para crear duelos favorables contra apoyadores y profundos que no pueden igualarlos. En una jugada, pueden estar alineados en la ranura. En la siguiente, pueden moverse como receptores abiertos. Después pueden aparecer en el backfield o en la línea.

Es la belleza del talento de hoy en la posición. El ala cerrada móvil está de moda, como queda demostrado con los jugadores menores de 25 años de edad.


Evan Engram, New York Giants

Proyecciones para el 2018: 69.6 recepciones, 758.3 yardas, 6.1 touchdowns

Aspectos positivos: Las habilidades físicas están allí. Engram corre en el rango de 4.4 segundos en la carrera de las 40 yardas y lo hace ahora con más de 240 libras de peso. Tiene la capacidad de hacer jugadas en el aire y ganar yardas después de la recepción. Es un arma ofensiva. Engram terminó en el cuarto lugar de la NFL con 299 yardas después de la recepción como novato. Lideró a todos los novatos con 722 yardas recibidas, la tercera mayor cifra para un ala cerrada de primer año en las últimas 30 campañas. Sólo Keith Jackson (1988) y Jeremy Shockey (2002) produjeron más como novatos en la posición. A sus 23 años antes de su segunda temporada profesional, el futuro de Engram es brillante.

Obstáculos: Engram juega en una ofensiva talentosa. Eso podría limitar su producción, sobre todo con el regreso de Odell Beckham Jr. después de perderse la mayor parte de la temporada pasada por una fractura de tobillo. Engram también necesita mostrar más consistencia con sus manos. Sus seis pases dejados caer la campaña pasada lo colocaron con la segunda cifra más alta entre todas las alas cerradas. Eso podría terminar siendo su punto débil. -- Jordan Raanan


Hunter Henry, Los Angeles Chargers

Proyecciones para el 2018: Sin datos (se perdió toda la temporada pasada por una lesión de ligamento cruzado anterior)

Aspectos positivos: Los Chargers reclutaron al egresado de Arkansas en la segunda ronda del draft del 2016 como heredero del aparente futuro miembro del Salón de la Fama, Gates. Hasta ahora, Henry, de 23 años de edad, ha estado a la altura. De acuerdo a ESPN Stats & Information, Henry está empatado con el ala cerrada de los Kansas City Chiefs, Travis Kelce con la cuarta mayor cantidad de touchdowns entre las alas cerradas, con 12, en las últimas dos temporadas. Henry terminó con 45 recepciones para 579 yardas recibidas y cuatro anotaciones en el 2017. Los Chargers tuvieron marca 7-1 en partidos en los que Henry fue buscado al menos cinco veces la campaña pasada, y 0-6 en juegos en los que no ocurrió. Una de las cosas que atrae a los Chargers respecto a Henry es que es un ala cerrada completo: capaz de sellar la orilla en el ataque terrestre y también hacer jugadas explosivas campo abajo en el ataque aéreo.

Obstáculos: Henry ha tenido problemas para mantenerse en el campo. Sufrió un desgarre de ligamento cruzado anterior en su rodilla derecha durante el primer día de las actividades organizadas por el equipo en mayo, terminando su campaña del 2018. Henry también sufrió una laceración de riñón que le obligó a perderse los últimos dos juegos de la campaña del 2017 y se perdió un partido en su campaña de novato en el 2016 debido a una lesión de rodilla. -- Eric D. Williams

Austin Hooper, Atlanta Falcons

Proyecciones para el 2018: 45 recepciones, 497.2 yardas, 4.1 touchdowns

Aspectos positivos: El entrenador en jefe Dan Quinn indicó que está "entusiasmado" por el potencial de Hooper ya que se dirige a su tercera temporada en la NFL. Los Falcons sin duda podrían utilizar a Hooper como un arma en la zona roja, donde ha atrapado 10 pases en 14 pases lanzados en su dirección con cuatro touchdowns y seis primeros intentos en su carrera. "Creo que puedo ser una amenaza en zona roja", señaló Hooper. "Sólo engo que trabajar para aprovechar las oportunidades en la zona roja". Hooper, de California, se quedó en Atlanta esta temporada baja para estar disponible para entrenar con Matt Ryan, una señal de su deseo de elevar su nivel.

Obstáculos: Hooper, conocido por ser un ala cerrada receptor, fue criticado por un par de costosos pases dejados caer la temporada pasada, pero está decidido a demostrar que puede ser una amenaza confiable para Ryan en la que debe ser una ofensiva de alto octanaje. Consistencia en la clave para Hooper, algo en lo que le ha insistido el entrenador de alas cerradas Wade Harman. -- Vaughn McClure


O.J. Howard, Tampa Bay Buccaneers

Proyecciones para el 2018: 33.1 recepciones, 441.9 yardas, 3.1 touchdowns

Aspectos positivos: Cuando fue elegido con el turno global N° 19 en el draft del 2017, Howard, de 6 pies con 6 pulgadas de estatura y 250 libras de peso, era posiblemente el ala cerrada más completo del grupo --había mejorado sus habilidades como bloqueador en la ofensiva de Alabama que prioriza la carrera y tenía tres recepciones de touchdown en un par de juegos por el título nacional. Hubo destellos de su juego electrizante con los Bucs, también, incluyendo un partido de dos touchdowns contra los Buffalo Bills en la Semana 7.

Obstáculos: Casi un tercio de las 26 recepciones de Howard la temporada pasada fueron en pases que viajaron 15 yardas o más en el aire, la quinta mayor cantidad de la liga. También, 14 de los 39 pases en su dirección fueron ese tipo de lanzamientos. Necesita que el mariscal de campo Jameis Winston sea más preciso en los pases profundos. También existe la interrogante de la oportunidad; su compañero Cameron Brate se ha convertido en uno de los mejores alas cerradas de la NFL (sus 15 recepciones de touchdown desde el 2016 son la tercera mayor cantidad de la posición). Afortunadamente para Howard, todavía seguirá teniendo oportunidades. De acuerdo a ESPN Stats & Information, los Bucs tuvieron 378 jugadas la temporada pasada con dos alas cerradas o más (N° 7 de la NFL). También lanzaron en dirección al ala cerrada en 125 ocasiones la temporada pasada (N° 10). -- Jenna Laine

George Kittle, San Francisco 49ers

Proyecciones para el 2018: 46.9 recepciones, 537.2 yardas, 4 touchdowns

Aspectos positivos: A pesar de llegar a la liga como recluta de quinta ronda del draft, Kittle tuvo impacto inmediato en su temporada de novato. Terminó con 43 recepciones para 515 yardas y dos touchdowns luego de ganar la titularidad de inmediato. La capacidad de Kittle como receptor y bloqueador significa que no tendrá pocas oportunidades en la ofensiva del entrenador en jefe Kyle Shanahan y, con Jimmy Garoppolo como su mariscal de campo, Kittle tendrá un mejor pasador y más preciso lanzándole el balón.

Obstáculos: El mayor problema que enfrentó Kittle como novato y enfrentará en el futuro son las lesiones. En varios puntos de la campaña pasada, Kittle lidió con lesiones de cadera, tobillo, pecho, codo, espalda y pierna. Algunas fueron más graves que otras y se perdió sólo un partido, pero esas molestias contribuyeron a su participación irregular a la ofensiva. Kittle también luchó con los balones dejados caer (cinco empataron en el lugar N° 13 de la NFL) y aunque sus manos se volvieron más consistentes a medida que avanzaba la temporada, tendrá que mantener esa consistencia para alcanzar su potencial. -- Nick Wagoner


David Njoku, Cleveland Browns

Proyecciones para el 2018: 44.4 recepciones, 514.9 yardas, 5.2 touchdowns

Aspectos positivos: Los Browns tienen grandes planes y grandes esperanzas para Njoku, el ala cerrada por la que canjearon para subir lugares en el draft a finales de la primera ronda en el 2017. Njoku mide 6 pies con 4 pulgadas y 250 libras de peso y puede correr como una gacela. Para el final de la temporada, se había convertido en el mejor ala cerrada bloqueador de los Browns, una habilidad que tuvo que aprender desde cero como novato.

Obstáculos: Njoku tuvo una temporada de novato inconsistente con apenas 32 recepciones y algunos pases dejados caer, pero los Browns lo vieron como una temporada de crecimiento para un chico que no estaba acostumbrado a los requerimientos físicos de la posición en la NFL. Al entrenador en jefe Hue Jackson le gusta el atleticismo de Njoku y espera que el trabajo duro lo ayude con los pases dejados caer (ESPN Stats & Information le dio tres, 5.2 por ciento de su índice de recepciones). -- Pat McManamon