<
>

Vive New Orleans celebraciones motivacionales más grandes de la historia

play
Lousiana apunta a la Final de Conferencia y se tiñe de oro y negro (2:38)

La ciudad de New Orleans comienza a volcarse para apoyar a los New Orleans Saints en su choque ante Los Angeles Rams. (2:38)

La alcaldeza pidió un ''viernes oro y negro'' y resultó en una de las celebraciones motivacionales más grandes de la historia.

LaToya Cantrell hizo un llamado público el jueves para que los habitantes de New Orleans mostraran el apoyo al equipo, vistiendo los colores de sus Saints, a dos días del partido de campeonato de la Conferencia Nacional contra Los Angeles Rams, que podría llevarlos al segundo Súper Bowl de su existencia.

Y decenas de miles de personas invadieron todos los rincones de la ciudad ataviados con oro, negro y blanco en cualquiera de sus formas, extravagancias, derivaciones o disfraces que pudieron encontrar.

Desde muy temprano en el Barrio Francés, encabezado por la popular calle Bourbon, los aficionados mostraron su orgullo hacia el que consideran el mejor equipo de la NFL, el que mejor marca tuvo en temporada regular y el que ya derrotó en la Semana 9 a los Rams.

''El nivel de confianza es muy alto'', dijo Tiffani Walker, una aficionada de los Saints que caminaba el viernes por Jackson Square. ''Tenemos más talento, mejores entrenadores, pero sobre todo tenemos a Drew Brees''.

Mientras Brees y el resto de los Saints cerraban su preparación rumbo al partido, también paseó por la ciudad un enorme desfile de carruajes, tipo calandria, adornados con los colores de los Saints. Fueron más de los acostumbrados.

''Pensamos que habrían muchos menos, sólo unos cuantos de nosotros'', comentó Ryan Commerce, uno de los encargados de cobrar los viajes en carruajes a los turistas. ''Se fueron uniendo muchos más y vés cuántos son''.

La gran mayoría de los seguidores de New Orleans cree que el viaje al Super Bowl 53 sería un justo premio a Brees, quien desde que llegó en el 2006 ha sido el líder de unos Saints como eternos competidores de postemporada de la NFL.

''Significa demasiado para esta ciudad'', dijo Walker. ''Llegó cuando más necesitábamos alegría en este lugar. Ha sido demasiado bueno, dentro y fuera del campo de juego''.

BENJAMIN WATSON ESTÁ FUERA

El ala cerrada de los Saints, Benjamin Watson, fue enlistado como ''cuestionable'' por enfermedad para disputar el juego de campeonato de la Conferencia Nacional.

Sin embargo, fuentes en el equipo aseguraron que no participará debido a que sufre apedicitis.

Si avanzan al Súper Bowl, esperan que Watson, de 38 años, esté disponible. El ala cerrada juega su décimo quinta temporada en la NFL, incluidas cuatro con los Saints.

El receptor Keith Kirkwood fue descartado por lesion en la pantorrilla, después de ser incapaz de entrenar toda la semana.

Los Rams están sanos por completo. Nadie fue enlistado en el reporte oficial que enviaron a la liga.

PROVOCA MICHAEL THOMAS ODIO ENEMIGO

El quarterback de los Saints, Drew Brees, reconoció que mucha gente en la NFL fuera de New Orleans ''odia'' al receptor Michael Thomas. Incluso que él mismo lo odiaría si fuera rival.

Brees dijo que Thomas se ha convertido en uno de los mejores receptores que hay en la NFL y la gran mayoría de oponentes odia enfrentarlo porque saben que provocará pesadillas.

''En el juego contra los Rams completó para 211 yardas ¿Cómo no vas a odiarlo si eres fan de los Rams?'', bromeó Brees.