<
>

Gurú de las Diagonales: El paso del testamento es una realidad

play
¿Cómo frenar a Patrick Mahomes? (2:26)

Eduardo Varela y Pablo Viruega dan algunas pautas de cómo los San Francisco 49ers pueden neutralizar al QB de los Kansas Chiefs. (2:26)

MIAMI -- Parecía que la nueva generación de mariscales nunca se iba a instalar en la NFL.

Después de todo, será la primera vez en siete años que no hay un Peyton Manning o un Tom Brady en el partido decisivo, y si sumamos a Ben Roethlisberger a la ecuación, uno de esos tres estuvo presente en 15 de los últimos 16 Super Bowls.

Esta estadística no es detrimento de los jóvenes, ya que hablamos de tres futuros miembros del Salón de la Fama, pero la asombrosa longevidad de estas estrellas nos hizo pensar que este momento nunca llegaría.

Pero aquí estamos, a punto de vivir el Super Bowl LIV en Miami con Patrick Mahomes de un lado y Jimmy Garoppolo del otro.

Un nombre propio que promete ser estelar, y otro que sorprendió a propios y ajenos con su muy buena temporada.

Aunque más que nada, Mahomes y Garoppolo son la representación de que la nueva generación llegó.

Nombres propios como Lamar Jackson, DeShaun Watson y Carson Wentz, entre otros, ya parecen ser una realidad, y otros más jóvenes aún como Kyler Murray ya muestran atributos de sobra; ya tendremos muchos años para hablar de ellos.

Y cuando unos ascienden, otros empiezan lentamente a cumplir un ciclo.

Tom Brady sigue desafiando el tiempo, aunque toca la puerta de los 43 años, y a Drew Brees se le acaban las oportunidades, al igual que a Aaron Rodgers, mientras Peyton Manning ya los mira por televisión.

En el sillón se le suma su hermano Eli, quien a mi juicio merece un lugar en el Salón de la Fama.

Siempre he sido alguien que valora más la calidad de números que la acumulación de estadísticas, pero considero que en su caso, Eli posee ambos.

El menor de los Manning jugó 210 partidos consecutivos, lo cual le ayudó a terminar séptimo en yardas por aire como en touchdowns. Y si bien es cierto que tuvo algunas temporadas malas en las cuales fue líder en intercepciones, la realidad es que es de los pocos que logró brillar en el escenario más importante.

Porque no sólo tiene dos anillos de Super Bowl, sino que en ambos casos ganó el MVP y encima lideró a los Giants a triunfos sobre los Patriots, en primera instancia evitando una temporada perfecta de New England, que en aquel entonces era amplio favorito.

Drew Brees declaró que "no se puede contar la historia de la NFL sin Eli", y coincido al cien por ciento. Estén de acuerdo o no, Eli estará en Canton, y nada tendrá que ver con su apellido y todo que ver con sus logros.

Tras colgar los botines Eli, muchos se preguntan cuál será el próximo en retirarse de una enorme generación de mariscales.

Y la respuesta es Philip Rivers.

Aunque ahora hay reportes contrapuestos, que yo creo que tienen más que ver con los Chargers queriendo asegurar que podrán conseguir a su mariscal en el draft, la realidad es que ya dieron vuelta la página.

El primer indicio fue cuando Rivers mudó a su familia a la Florida. Luego llegó el reporte de Jay Glazer que indicaba que los Chargers ya no contarían con él, aunque después Ian Rapoport dijera que no es cosa juzgada.

La realidad es que el nivel de Rivers, otro que estará en el Salón de la Fama, ha bajado en los últimos años. Más que nada, siempre ha sido un hombre de familia.

Rivers jugó en Los Ángeles, y su familia estaba en San Diego. Ahora se mudaron a la Florida, y no lo veo jugando ni para los Falcons ni para los Dolphins; tampoco lo veo mudándose lejos.

En otras palabras, no me sorprendería si Rivers es otro que cuelga los botines antes de lo previsto por muchos.

Personalmente, sólo me queda decirle gracias a una de las mejores generaciones en la posición, y estoy seguro que Brady, Brees y Rodgers todavía nos seguirán deleitando con momentos de alto nivel en su representación.

A la vez, estoy feliz porque finalmente hay un grupo de jóvenes que parece haber roto con esa hegemonía, señal de que la liga está en buenas manos.

En este caso, LA JUGADA DE LA SEMANA, tiene que ver con el mago Julius Dein divirtiéndose con los jugadores en el Pro Bowl.

De mi parte, simplemente me queda decirles gracias por acompañarme en una nueva temporada, y nos vemos a partir de septiembre con la temporada número 18 del Gurú.

*Los equipos locales están en segundo término

POWER 1

1-SAN FRANCISCO 49ERS

OVER/UNDER

A pedido de varios de los lectores, incluimos un partido de altas y de bajas para cada semana.

1-BAJAS DE CHIEFS-49ERS (53 y medio)

Estadísticas totales (Con+Sin+Teaser+Altas y Bajas+NCAA): 339-268

Con Línea de Apuesta: 140-126 (1-1)

Sin Línea de Apuesta: 160-108 (2-0)

Sorpresa de la Semana (sin línea): 8-9

Fija de la Semana (sin línea): 12-5

Fija de la Semana (con línea): 8-9

Power 2 (con línea): 49-59 (1-1)

Teaser 3: 5-12

Altas y Bajas: 22-18 (2-0)

NCAA: 13-13

Suicide Pool (sin línea): 13-4 (KC, BAL, DAL, LAR, NWE, LAC, BUF, MIN, PIT, SF, NOR, OAK, CLE, CAR, GB, SEA, DEN, PHI)

Opiniones o comentarios: Vía Twitter/Instagram/Facebook @SebastianMCESPN Por favor lee este aviso legal antes de enviar tu comentario.