<
>

Antonio Brown niega haber "hecho algo tan malo" en nueva entrevista

Antonio Brown pareció volver a arremeter contra Ben Roethlisberger en una entrevista reciente. Getty Images

A pesar de que Antonio Brown se ha embarcado en una "gira del perdón", el receptor abierto todavía no parece estar completamente convencido de haber hecho algo malo.

Durante una aparición con el programa de radio, The Breakfast Club, al ex jugador de los Pittsburgh Steelers, Oakland Raiders y New England Patriots, se le preguntó si estaba consciente de que había hecho algunas cosas muy locas.

Brown respondió, "Ah sí, ¿qué hice?

"Siento que he estado lo que ha sido lo mejor para mí. Siempre que alguien hace lo que es mejor para ellos, va a haber escrutinio, pero no he hecho algo tan malo. Creo que mostré algunas malas emociones en algunas malas situaciones".

Brown se entregó a la policía el pasado 23 de enero luego de que se emitiera una orden de aprehensión en su contra, y en contra de su preparador físico, por agresión y robo contra un chofer de mudanzas afuera de su domicilio. Previamente, fue partícipe de un enfrentamiento contra la madre de uno de sus hijos, y la policía, afuera de su domicilio también, publicando en redes sociales un video donde insultaba a la mujer a los oficiales incesantemente, frente a uno de sus hijos.

Brown también enfrenta una investigación por parte de la NFL tras ser acusado por dos mujeres diferentes de agresión sexual y conducta sexual inapropiada. Una de esas mujeres, una artista que trabajaba en casa de Brown, lo acusó de enviarle mensajes de texto amenazadores cuando ella hizo públicas sus acusaciones.

En semanas recientes, su representante Drew Rosenhaus terminó su relación con él, señalando que no volvería a trabajar para el receptor abierto hasta que recibiera ayuda.

Brown se puso en el ojo del huracán desde finales de la temporada pasada, cuando se ausentó al partido final de la campaña regular de Pittsburgh, cuando los Steelers todavía peleaban por un lugar en la postemporada. Brown forzó su salida de la franquicia mediante un canje con los Raiders, pero esa relación no duró mucho tampoco. Brown fue acusado de enfrentar públicamente al gerente general Mike Mayock, quien lo multó en reiteradas ocasiones por no cumplir con normas del equipo. Los Raiders cortaron a Brown sin que jugara un solo partido oficial para ellos.

Los Pats lo contrataron en el inicio de la campaña, pero también lo cortaron después de solamente un partido, cuando se hicieron públicas las acusaciones de orden sexual en su contra. Brown tuvo una prueba con los New Orleans Saints, pero no fue ofrecido contrato y acusó al equipo de haberlo hecho como truco publicitario.

Durante ese tiempo, Brown emitió toda clase de insultos públicos a Ben Roethlisberger, JuJu Smith-Schuster, Robert Kraft, Rosenhaus, y las organizaciones de Pittsburgh, Oakland, New England y New Orleans, y a la NFL. En las últimas semanas, no obstante, el receptor abierto ha ofrecido disculpas públicas a la mayoría de las personas contra quienes arremetió en el pasado, incluyendo a Roethlisberger y Kraft.

Pero apenas unos días después de reconocer que "no sabía lo afortunado que fui" con Roethlisberger y los Steelers, Brown pareció tomar la dirección contraria en la entrevista con The Breakfast Club.

"Pienso que todo era fingido con él", dijo Brown. "Los tipos a su alrededor nunca realmente podían verle cara a cara... Había reglas, y luego estaba Ben".

Durante su conferencia de prensa anual durante la semana del Super Bowl, el comisionado Roger Goodell dijo que la NFL y la NFLPA tenían a disposición de Brown recursos para "el bienestar" del receptor abierto.

"Queremos ayudarle a volver al camino correcto, que esté en una posición en la que pueda tener éxito. Confiamos en que así suceda", dijo Goodell en su momento. "Queremos trabajar duro en eso. Desde nuestra perspectiva, ese es el primer paso, asegurarnos que hacemos todo lo posible por ayudar a Antonio".