<
>

Packers, nombre de la prueba con la que Cardinals deben validar su etiqueta de contendientes

play
¿Peligra el invicto de Arizona ante Green Bay? (1:59)

Pablo Viruega sostiene que los Cardinals tienen una defensiva consistente y un ataque explosivo. Sin embargo, enfrente tendrán a Aaron Rodgers (1:59)

Los Arizona Cardinals pasaron la primera prueba con calificación notable hace unas semanas y el duelo de este jueves por la noche ante los Green Bay Packers es el reto que deben superar para ser tomados realmente en serio como contendientes en la NFL.

En la Semana 4, los Cardinals vencieron, como visitantes, a Los Angeles Rams en un triunfo con el que llamaron la atención de la liga y que, hasta ahora, se erige como la victoria más importante en su marcha invicta, la cual buscan extender para iniciar una temporada con ocho triunfos por primera vez en su historia.

El reto no será nada sencillo para el quarterback Kyler Murray y compañía, pues enfrente tendrán a unos Packers que son el primer equipo que gana seis partidos consecutivos tras perder en la Semana 1 por más de 35 puntos.

Cuando los Packers anunciaron las bajas de sus dos principales receptores, Davante Adams y Allen Lazard, ambos por COVID-19, el reto para los Cardinals repentinamente pareció más sencillo, pero los de Arizona tampoco quedaron exentos de bajas, tras informar que el ala defensivo J.J. Watt no estaría disponible por una lesión en el hombro que, incluso, podría dejarlo fuera por el resto de la temporada.

En un sentido, la ausencia de Watt equilibraría notablemente las cosas en cuanto las probabilidades de uno y otro equipo para llevarse el triunfo.

Sin embargo, Aaron Rodgers y compañía tampoco deberían considerar como más sencilla la tarea de enfrentar a la defensiva de Arizona sin Watt, la cual ha limitado a sus rivales a 20 o menos puntos en cinco juegos consecutivos.

De hecho, la defensiva de los Cardinals parece adaptarse positivamente a la ausencia de Watt, ya sea por lesión o por esquema, como lo indica la pequeña muestra proporcionada por ESPN Stats & Information.

En las 326 jugadas en las que Watt ha estado en el campo, la defensiva de Arizona permite 5.3 yardas en promedio por carrera y 5.7 yardas en promedio por jugada. Esas cifras caen a 3.8 en ambas categorías sin Watt en el campo.

Un fenómeno similar sucede con los Packers a la ofensiva. En las últimas tres temporadas, Green Bay tiene marca de 6-0 sin Adams y el ataque encabezado por Rodgers tiene promedio de 32.8 por juego en esos encuentros.

Cada año, el calendario de la NFL presenta encuentros que por sí solos crean expectativa y otros que, como es el caso del Packers-Cardinals, se moldean conforme avanza la temporada regular.

Pocos vieron este encuentro de jueves por la noche en la Semana 8 como el que defina en gran medida la primera siembra de la NFC en Playoffs y uno en el que, también, uno de sus protagonistas puede quitarse un yugo histórico.

Rodgers ha perdido tres juegos consecutivos ante los Cardinals (incluidos Playoffs) y tiene marca de 2-4 ante los Cardinals, que son uno de tres equipos que tienen marca ganadora contra el quarterback (Buccaneers, 4-2; Colts, 3-1).

Además, los Packers, fundados hace 100 años, buscan vencer por primera vez desde 1934 a un equipo con marca de 7-0.

Mientras Green Bay y Rodgers buscan un triunfo con tintes históricos de largo y corto plazo, además de mantener su paso firme en 2021, los Cardinals van tras una victoria que les permita mantener su marcha perfecta y validarla como contendientes al Super Bowl.