<
>

Pol Fernández llegó al país para sumarse a Boca

play
¡Atención Boca! Llegó Pol a la Argentina (0:36)

El volante llegó al país para sumarse al Xeneize y empezar su segundo ciclo en el club. (0:36)

Guillermo Pol Fernández arribó en la mañana de este martes a la Argentina para completar los últimos trámites y convertirse formalmente en el primer refuerzo de Boca.

El mediocampista llegó a la Argentina procedente de México, donde completó la pretemporada con Cruz Azul, pero no jugó el fin de semana pasado por el inicio de la Liga MX, dado que ya se sabía que dejaría el club cementero.

Fernández, resignado por la forma en que se da su salida, reconoció que esperaba jugar más tiempo en México, pero a cambio, manifestó tener la ilusión de triunfar en Boca Juniors, equipo al que se va en calidad de préstamo.

"Se llegó a un acuerdo entre Cruz Azul y Boca Juniors. Estoy ilusionado con este paso en mi carrera, ir a un equipo como Boca Juniors es un sueño y un privilegio como lo era Cruz Azul, vine a México con mucha ilusión, no jugué lo que quería. Las cosas de fútbol son así, no hay que darle tantas vueltas".

"No encontré continuidad. Cuando me empecé a sentirme bien, tuve una lesión que me dejó mes y medio fuera de las canchas, al estar recuperado, el torneo se estaba terminando. Pude tener minutos, pero no los que yo quería", señaló.

Aseguró que regresar a Boca Juniors, equipo en el que debutó en el 2012, fue una decisión que no tomo solo.

"Pasó más por una determinación familiar, eso pesó mucho para que quisiéramos regresar a nuestro país. Sin embargo, me voy con un lindo recuerdo de México, donde encontré amigos; de Cruz Azul espero que puedan clasificar a la liguilla y hagan una buena temporada".

Fernández fue contratado bajo la gestión en el banquillo de Cruz Azul por parte del portugués Pedro Caixinha. Al salir éste, la llegada del uruguayo Roberto Dante Siboldi le trajo nula actividad en el primer equipo al que en ocasiones tuvo que dejar para entrenar con las inferiores.

"Trabajamos de director técnico a jugador y viceversa, no hubo más relación, hablé lo justo y necesario con él. Cuando tomé la decisión de irme, Siboldi se enteró junto a la directiva a la que agradezco el gesto de buena voluntad para dejarme partir, se portaron bien conmigo al entender mi situación", concluyó.

El jugador debía someterse a la revisión médica y, de ser posible, firmar su contrato a préstamo antes de las 17, para así poder estar en segundo turno de entrenamiento de Boca, pese a que las tormentas electricas obligaron a suspender la actividad por la mañana y dejaron en duda el ensayo vespertino.

Boca seguirá en busca de algún refuerzo más, pero dadas las dificultades económicas por el contexto del país y del propio club, es posible que Pol Fernández sea la única llegada en este mercado de pases para el Xeneize, que sí apostará más fuerte al segundo mercado del año.