<
>

El Sevilla rinde un emotivo minuto de silencio en el entrenamiento

play
El último adiós: el pueblo despide a Diego (2:40)

Se abrieron las puertas de Casa Rosada para que el público despida al 10. (2:40)

Diego Armando Maradona murió a los 60 años después de sufrir una descompensación en su domicilio (miércoles 25 de noviembre de 2020).

El plantel del Sevilla tuvo este jueves un emotivo recuerdo hacia su exjugador Diego Armando Maradona, fallecido el miércoles en su residencia de la provincia de Buenos Aires, al guardar un minuto de silencio como homenaje póstumo al astro argentino.

Los jugadores y el cuerpo técnico del equipo sevillista, en el que Maradona jugó en la campaña 1992-93 tras cumplir una sanción de quince meses impuesta por la FIFA cuando era jugador del Napoli, se reunieron en corro en el círculo central del campo principal de su Ciudad Deportiva para honrar la memoria de la estrella argentina.

Bajo la lluvia y en su regreso al trabajo, tras su partido de la Champions League del martes en Krasnodar (Rusia), los futbolistas guardaron un minuto de silencio, roto por los aplausos, junto al cuerpo técnico que comanda Julen Lopetegui, el director deportivo del club, Ramón Rodríguez 'Monchi', y los vicepresidentes José María del Nido Carrasco y Gabriel Ramos.

Monchi, exarquero que fue compañero de Maradona en aquel Sevilla del argentino Carlos Salvador Bilardo y amigo del 'Pibe de Oro', dedicó ante el plantel unas sentidas palabras en recuerdo del campeón del mundo con la Albiceleste en México 86 y capitán del conjunto del sevillano barrio de Nervión en la temporada 1992-93.

El Sevilla, uno de los seis clubes en los que jugó Diego Armando Maradona, quien también militó en Argentinos Juniors, Boca Juniors, Barcelona, Napoli y Newell's Old Boys, ya le homenajeó este pasado miércoles iluminando la fachada de su estadio Ramón Sánchez-Pizjuán con los colores celeste y blanco de la bandera de Argentina y el azul y amarillo de Boca, con la leyenda "D10".

Aunque sólo estuvo una campaña en la plantilla sevillista (29 partidos y 7 goles), la figura de Diego Maradona dejó un legado memorable en la capital andaluza, con excelsas muestras de su calidad y personalidad y también sombras por su turbada vida fuera del campo.