<
>

Bermúdez: "Para nadie es un secreto que Cardona es un jugador importante"

EPA

El ‘Patrón’ como siempre le fue apodado debido a su talla y jerarquía en defensa contó entre risas porque era tan rudo como jugador y contó una anécdota en la que le partió el brazo sin intención a un colega.

Bermúdez quiso dar a entender que su característico juego fuerte fue heredado de la manera como se desempañaba su padre a quien entre otras cosas le apodaban ‘Hacha’ Bermúdez: “Yo nací y crecí viendo a mi ídolo al lado, ese tipo grandote, de barba, peludo que le decían el ‘Hacha’ y llegaba al San José y todos le tenían miedo. Me soñaba haciendo lo que él hacía y cuando me podía llevar a los vestuarios me sentaba al lado de él y lo veía y olía su sudor y me decía que algún día tenía que estar allí. Cuando Dios me dio la oportunidad de estar yo no me quería salir de ese rol, soy feliz respaldando al arquero, de lo más importante de mi carrera es que en todo momento disfruté mi posición, pero porque fue un sueño desde niño”.

El ex futbolista recordó cuando en un clásico entre América de Cali y el Deportivo Cali, un colega suyo, Willy Rodríguez, que le pidió durante el partido que no le fuera a pegar tanto, con el infortunio que sin intención en una jugada cayó sobre él y terminó fracturándolo: “Recuerdo mucho al Willy Rodríguez, jugábamos contra ese Cali y en pleno partido, tiraron una pelota al área, salto a cabecear con él y me toca en el aire, yo doy una vuelta y le caigo sobre el brazo y se lo fracturé en tres pedazos (…) Uno a veces no medía las cosas, pero nunca con mala intención”.

Aunque su mejor versión se dio en Boca Juniors, Jorge Bermúdez no olvidó su paso por el Benfica de Portugal en 1996 y lo calificó como fundamental: “Después de la final de Libertadores de América con River en 1996 me voy a Benfica donde empiezo a ver otra realidad. Estaban jugadores de otro nivel, me acomodaron a otra órbita distinta (…) Esa órbita me dio el chance de crecer mucho más y de prepararme para lo que vendría después. Siempre lo voy a gradecer, mi paso por Benfica fue algo fundamental”.

Sore un posible regreso de Cardona a Boca dijo: “Lo de Cardona se ha venido comentando desde hace un buen tiempo (…) Edwin está en esa baraja de posibilidades que realmente se maneja en el club, pero se habla demasiado más (…) Para nadie es un secreto que Edwin es un jugador importante y que en nuestro club es valorado, pero hay otros jugadores vigentes que están tomando importancia”.

A punto de jugar en el FC Barcelona: “Después del 2000, de ganarle al Real Madrid, el Barcelona se fijó en mí, allí estaba Frank de Boer y necesitaban llevar un defensa central que lo acompañara, llegó un comunicado oficial pero desgraciadamente no dieron ese aval (…) Luego se dañó el negocio, se cayó todo”.

No se mostró conforme como en la Selección Colombia se está manejando el tema de los laterales: “Creo que en el fútbol todos somos especialistas en las posiciones. Y el tema puntual de los laterales hoy en día no se puede tomar a la ligera. (…) No añoraríamos a Zúñiga y Armero (…) Creo que el profesor Queiroz todavía está conociendo el medio, cuando empiecen las Eliminatorias y en Barranquilla tengamos que atacar (…) Quiero ver qué va a pasar y cómo va a querer jugar (…) él viene de otra latitud y aquí hay que jugar de otra manera”.