<
>

Luis Suárez vuela en Copa América con rodilla nueva y tres kilos menos

Luis Suárez festeja un gol con la selección de Uruguay contra Ecuador en la Copa América. EFE

BELO HORIZONTE (Enviado Especial) -- Incisivo en el área y colaborador en ataque, Luis Suárez jugó con Uruguay en la Copa América su primer partido en poco más de cinco semanas tras ser operado para reparar una lesión del menisco interno de la rodilla derecha que lo marginó en el tramo final de la temporada del Barcelona.

Un tanto y una asistencia en la goleada por 4-0 sobre Ecuador el domingo despejaron cualquier duda: el “Pistolero” está como nuevo y listo para ayudar a la Celeste a conquistar su 16to título de América.

Suárez se fajó, como siempre, y marcó su 57mo gol con Uruguay, extendiendo así su propio récord. Reapareció tras la debacle del Barcelona ante Liverpool en Anfield (0-4), en la vuelta de las semifinales de la Champions League. Su segundo partido será cuando Uruguay enfrente a Japón el jueves en Porto Alegre (7 p.m. ET por ESPN+ en Estados Unidos).

“He perdido tres kilos”, dijo el delantero uruguayo a ESPN FC tras el partido en el Estadio Mineirao. “Hicimos ejercicios para recuperar bien la movilidad. Me puse en manos de la dietista que tenemos en el primer equipo. Me he quitado kilos y sí, ahora estoy más fino”.

Eso le ayudó para ganar tiempo a la recuperación, dijo a ESPN FC una fuente médica con conocimiento del caso de Suárez, que pidió no ser identificada por no estar autorizada a hablar sobre el tratamiento.

“Al ser el menisco interno la recuperación es de menor tiempo. El externo acostumbra siempre a generar más problemas”, explicó con detalle la fuente médica. “No se trata de que haya corrido más o menos. La operación que se hizo Suárez, si no hay contraindicaciones médicas, puede tener una recuperación de tres semanas y él ha estado más de cinco sin poder jugar”.

De los 38 días que Suárez pasó fuera de los terrenos de juego, en casi todos tuvo algún tipo de actividad. Operado en Barcelona mediante artroscopia por el doctor Ramón Cugat, uno de los mejores especialistas de rodilla del mundo, el delantero pronto comenzó la recuperación en las instalaciones del club. Un par de días de calma y terapia con hielo para iniciar los ejercicios para tonificar el cuádriceps de la pierna derecha.

El Barcelona accedió a la cirugía por petición del jugador, que tenía la meta de disputar su tercera Copa América con la selección uruguaya. Suárez dijo en un comunicado poco después de la operación que se lastimó el menisco en la eliminatoria de semifinales ante Liverpool, y afirmó que la cirugía no tuvo nada que ver con las molestias de cartílago que arrastra desde hace algún tiempo.

La primera fase de recuperación, que duró unas dos semanas, la hizo en Barcelona, antes de sumarse a la dinámica de la Celeste. “Trabajó mucho y muy bien”, dijo una fuente del club azulgrana que vio de cerca del proceso. Estuvo bajo la supervisión constante de Ricard Pruna, jefe de los servicios médicos del Barça y de Juanjo Brau, que coordinó la recuperación sobre el césped y la zona de arena de la Ciutat Esportiva.

Esta es la segunda ocasión en su carrera que Suárez se recupera de una lesión de meniscos poco antes de disputar un torneo internacional con su país. En 2014, el entonces ariete de Liverpool fue operado de la rodilla izquierda apenas 24 días antes del debut de la selección en el Mundial de Brasil. Suárez se perdió entonces el debut de Uruguay, una inesperada derrota 2-1 ante Costa Rica, pero fue titular cinco días después y firmó un doblete en el triunfo por 2-1 sobre Inglaterra.

“Luis siempre le pone mucha voluntad a todo, ya sea durante un partido, en una sesión de entrenamiento o bien cuando tiene tareas que hacer. Siempre cumple”, indicó la fuente del club. Durante esas semanas de trabajo en la que parte del equipo ya habían comenzado las vacaciones, Suárez “no escatimó ni un esfuerzo por ponerse a tono”, agregó.

Suárez, autor de 25 goles con el Barcelona la pasada temporada en todas las competiciones (21 en Liga, uno en Champions y tres en Copa), fue de los jugadores con más minutos de la plantilla (4,132) en el curso, pese a que Ernesto Valverde lo incluyó en más de una rotación.

Estas semanas al Barça lo sigue desde la distancia y concentrado en la Copa América. Ese es su gran objetivo antes de las vacaciones. La rodilla ya no duele y con tres kilos menos, Suárez vuela.