<
>

Berizzo sobre el cruce con Argentina: "Perdimos dos puntos"

play
Berizzo analizó el empate ante Argentina (1:03)

La palabra del entrenador de la Selección Paraguaya después del 1-1. (1:03)

El entrenador de Paraguay, el argentino Eduardo Berizzo, aseguró tras el empate de su conjunto frente a Argentina (1-1) que fue "una actuación para destacar" de sus futbolistas en el partido de la segunda jornada del Grupo B disputado en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

"Sin enfocarnos en el puro 1-1, ha sido una actuación para destacar. Creo inclusive que es una muestra de lo que podemos ser capaces cuando defendemos con corrección y corremos adelante con gente muy rápida", señaló el seleccionador de Paraguay en la rueda de prensa posterior al encuentro.

Preguntado por si considera que con este empate ganó un punto o perdió dos, Berizzo señaló que bajo su punto de vista se les escaparon dos puntos del Mineirao ante Argentina.

"No quisiera parecer pretencioso, pero creo que perdimos dos, porque las mejores ocasiones fueron para nosotros y no recibimos mucho en contra. El trámite del partido, con dominio posicional de Argentina, fue correcto, sólido, sin peligro en contra. Quisiera pensar que si convertíamos el penal o acertábamos esa contra éramos merecedores del triunfo", añadió.

Berizzo valoró que tenían un equipo con jugadores a los que es difícil robar el balón y eso les obligó a un "repliegue" para un partido que en general fue "muy sólido defensivamente hablando", con "muchas ayudas, presión y repliegue acertados", en el que solo les faltó el gol.

"Cerramos caminos, la posición de Messi, no dejamos que corra y lo neutralizamos, interpretamos bien cómo rodearlo, y a sus compañeros no les dejamos armar. Tan es así que no recibimos mucho en contra más allá de la situación del penal", agregó.

"Por la entidad del rival sí, nuestra producción fue el mejor partido en cuanto a mi dirección. No solo por rodear a Messi sino por la personalidad de salir a jugar, hacer posesión, creer en el plan, llevarlo al final con un gran despliegue físico. Argentina te exige un ritmo alto defensivo", añadió.

En cuanto al penalti decretado por mano de Iván Piris por intervención del videoarbitraje, Berizzo se redujo a decir que "debe haber pegado en la mano si así lo pitaron", pero sí discutió la amarilla al portero Franco Armani en la primera parte por falta sobre Derlis González fuera del área, que para él debió ser roja.

"Yo discutía al árbitro la jugada de Armani, él pensaba que se lo decíamos por ser último hombre y esa regla ya no existe, pero por la violencia de la patada reclamamos su expulsión. Pero los árbitros interpretan e interpretan bien y habrá interpretado que no merecía roja", relató.

No obstante, en líneas generales se mostró muy satisfecho, a diferencia del anterior empate contra Catar (2-2).

"Hoy conseguimos un punto como contra Catar pero las sensaciones son totalmente diferentes. Hoy hicimos muchísimas cosas bien y muy pocas a corregir. Dada la entidad de nuestro rival jugamos un partido de cara al futuro que nos va a otorgar confianza, autoestima y lo vamos a usar como una plataforma para jugar así", aseguró.

Berizzo consideró que lo hecho hoy forma parte de "los cimientos" que construirán el equipo que busca, aunque admitió que deberían presionar más en el campo rival y realizar más juego elaborado, como el que generó el gol de Richard Sánchez.

Precisamente sobre el centrocampista dijo que tuvo "una actuación notable" porque "hizo jugar bien a sus compañeros" y equilibró la posición de Rodrigo Rojas, que no tuvo que perseguir a los rivales.

En el último partido del grupo contra Colombia, la idea de la Paraguay de Berizzo será "presionar lo más arriba posible".

"La intención es que el rival juegue incómodo y a veces la incomodidad sucede a diferentes alturas del campo", señaló Berizzo, que agradeció su apoyo a los seguidores brasileños, fue preguntado por el estado del terreno de juego tras sus quejas en el Fonte Nova de Salvador y opinó que se jugó "correctamente".