<
>

Renzo Orihuela: "Nunca soñé con hacer un gol en mi debut"

Renzo Orihuela debutó este martes en Nacional al ser titular en el triunfo del equipo tricolor ante Estudiantes de Mérida en la CONMEBOL Libertadores. Además, el zaguero nacido el 4 de abril del 2001 en Salto pudo anotar en la victoria visitante por 3 a 1.

“La verdad ni lo soñaba, en mi cabeza estaba hacer un buen partido, unos buenos cierres y estar firme ahí atrás”, confesó el defensa por derecha en declaraciones al programa ‘Último al arco’ (Radio Sport 890).

Orihuela comentó sobre las horas previas al encuentro: “Ya había tenido viajes con el primer equipo pero este lo disfruté al máximo y más con la victoria y el debut; había jugado amistosos pero partidos oficiales nunca, por suerte se me dio la chance y me sentí bien”.

“En la previa comí poco al mediodía por los nervios, más que nada por las ansias de que empiece el partido y hacer un buen debut, ya cuando entré a la cancha me sentí bien y se me fue el nerviosismo, mis compañeros me hablaron bastante y pude hacerlo bien”, agregó el zaguero de 19 años.

Al minuto 27 del partido ante Estudiantes de Mérida por la fecha 4 del grupo F de la Libertadores 2020, Orihuela pudo poner el 2 a 0 tras aprovechar un rebote en el área tras un córner tricolor: “Fue muy rápido todo, habíamos hablando con Felipe Gedoz que al tirar el centro busque ahí donde yo entraba, que me gustaba entrar ahí y justo la tiró, quedó un poco corta, Thiago Vecino la luchó y cabeceó, y a mí me quedó el rebote del arquero; resolví con lo que me quedó, en el video parecía que le erraba pero entró por suerte”.

En el festejo del gol, hubo baile con Mathías Suárez y el propio Gedoz: “Con el Zorrito y el Felipe estamos todo el día juntos escuchando música y Felipe dijo que tenía un presentimiento que alguno de los tres iba a hacer gol, y justo hice gol yo y salió lo del baile”, contó el zaguero.

Diez minutos más tarde vio la tarjeta amarilla; Orihuela contó cómo vivió esa situación y lo que significó para el resto del partido: “Para mí me la sacaron mal porque cuando fui a marcar me resbalo, son cosas del partido pero estuve mal amonestado; no me condicionó para nada, ya he jugado partidos con amarilla en Tercera con Martín Ligüera que te da la confianza de jugar con amarilla y estaba acostumbrado”.

Con el triunfo ante Estudiantes, Nacional logró la clasificación a los Octavos de final a falta de dos fechas de la fase de grupos; Orihuela destacó: “El equipo tuvo una actitud tremenda, hablamos antes del partido los partidos de Copa se ganan con actitud, fuimos en busca de la clasificación, corrimos todos juntos y el grupo respondió por eso nos llevamos la clasificación”.

El zaguero también contó lo que le pide el entrenador Gustavo Munúa en cada saque de meta propio: “Abrirnos para jugar y si no había para jugar salir, cuando presionan salir y sacar la línea para ser un equipo corto”.

Orihuela comentó sobre la ascendencia de los argentinos Gonzalo Bergessio y Claudio Yacob en el plantel de Nacional: “Al llegar a Montevideo, Bergessio se me acercó y me dijo que se alegraba mucho por mí, que había hecho un buen debut, a él y a Yacob los escucho mucho, son nuestros referentes y todo lo que nos dicen es para hacernos mejorar”.

El zaguero fue vendido al Grupo City por US$ 1.600.000 en febrero de este año y el club tricolor se quedó con el 20% de la ficha (además se acordaron importantes bonos si el futbolista llegase a jugar en Girona o el Manchester City). Orihuela dijo estar tranquilo por esta situación y que habla constantemente con Germán Brunati, director deportivo de Montevideo City Torque. El salteño agregó que le gusta mucho ver jugar al Manchester City y los partidos de la liga española, y que el argentino Nicolás Otamendi es uno de sus zagueros referentes.