<
>

Pellegrino, dispuesto a dar un paso al costado por Leganés

Mauricio Pellegrino, entrenador argentino del Leganés, lamentó la derrota sufrida en el Coliseum contra el Getafe que les hunde en la clasificación y comentó que si le dijeran que tiene que moverse para que el equipo gane se iría en "un minuto".

El Leganés volvió a sufrir una nueva derrota, la séptima en nueve partidos, y se queda como colista con solo dos puntos, un balance de resultados que deja muy tocado a Pellegrino.

"El deporte nos está mostrando la peor cara de la moneda, pero hay que aceptarla como es. Todos los que estamos dentro hemos tenido un partido difícil. La situación nos está diciendo algo, estamos dando todo y lamentablemente hay que afrontarlo, pero es una situación compleja", dijo Pellegrino, en conferencia de prensa.

La mala racha que atraviesa el Leganés obliga al equipo a "una reacción entre todos".

"El club está complicado, el equipo esta complicado y Pellegrino esta dentro. Si me dicen que me tengo que mover para que el equipo gane me voy en un minuto. Sé la profesión en la que me muevo y sé cómo son los resultados. El inicio ha sido muy malo, pero si este club me ha dado algo es confianza y tiempo. Mi situación la trato de llevar de la mejor manera y trato de afrontar lo que venga", confesó.

"Necesitamos una reacción entre todos. Todos somos responsables, todos. El club, el entrenador, los directivos y los jugadores. Perder algún partido puede ser cosa de un entrenador, pero cuando se prolonga en el tiempo...", señaló.

Pellegrino, como hombre de fútbol, dijo ser "un profesional que asume las cosas con responsabilidad".

"La situación es complicada y entre todos no estamos dando lo que se necesita a nivel futbolístico. La responsabilidad recae sobre todos. Si levanta el nivel solo un jugador no va a servir. Estamos muy dolidos y explicar una derrota parece que no da lugar", apuntó.

"Esto se soluciona con una reacción que se tenga que sostener en el tiempo. Un punto hubiera venido anímicamente mejor, la posibilidad está, pero no hay que mirar tanto la montaña, porque se hace difícil", comentó.

"Hay que mirar el próximo partido y jugarlo como una final. Hoy nos hubiera gustado dedicar una victoria a nuestra afición por el derbi y por lo que significa, pero no pudo ser", concluyó.