<
>

Leandro Cuzzolino padeció coronavirus: "Me asusté bastante"

El capitan de la selección argentina de futsal contó su experiencia con COVID-19 positivo. GettyImages

Leandro Cuzzolino, capitán de la selección argentina de futsal, fue positivo de Covid-19 a mediados de marzo, luego de disputar la Copa España en Málaga

"Fue complicado porque al enterarme de una cosa así, lo primero que te viene a la cabeza es el susto de que te puede llegar a pasar lo peor. Lo viví al principio con preocupación. Te soy sincero, me asusté bastante, porque no sabía lo que podía llegar a pasar”. Le contó Cuzzolino a la publicación especializada en el deporte PasiónFutsal.

“En un momento sospechaba que podía ser positivo, pero no tenía la confirmación de los análisis. La verdad que quiero destacar al club Levante (N de la R: jugó allí esta temporada y ahora retorna a Italia dónde vive con su familia) que se portó de diez conmigo y quiero remarcar al doctor de la Selección Argentina, José Artese, que me ayudó en todo momento, aconsejándome y ayudándome en lo que podía a la distancia”, aseguró Cuzzolino de buena actuación en los Playoff exprés con el Levante.

Así fue el proceso que vivió el campeón del mundo: “Nosotros jugamos el 5 de marzo la Copa de España en Málaga, donde también hubo un brote grande. Cuando volvimos, empecé a tener un poco de dolor de garganta. Estábamos entrenando en el club, todavía no había cuarentena. Enseguida me mandaron a casa y me dijeron que no salga por las dudas. En los días siguientes tuve dolor de garganta y los médicos tenían miedo por la fiebre. Justo mi esposa había vuelto de Italia y como allá también había un foco grande, pensamos que mi mujer me podía haber contagiado. La primera sospecha era esa, pero ella no tenía ningún síntoma y yo me empecé a sentir mal. Pero no me hacían los análisis porque no tenía fiebre y al principio había pocos test para realizar, sólo te hacían si levantabas temperatura”.

Y continuó: “Cuando por fin me hicieron el test y me dio positivo, estaba preocupados por mi familia también. Pero ellos no tuvieron síntomas, se hicieron los test y por suerte les dio negativo”.

En cuanto a los síntomas que tuvo, el jugador surgido en Caballito de Argentina contó: “Empecé más que nada con problemas respiratorios. Estábamos entrenando en casa, era cuarentena total y me faltaba el aire. Me agitaba mucho apenas hacía un ejercicio. Entrenábamos por internet y enseguida tenía que parar. Tenía esa sensación que me faltaba el aire”.

En abril ya estaba recuperado y cuando el hisopado le dio negativo volvió a entrenar, pero no fue sencillo: “Tuve dolor de cabeza muy fuerte por cinco o seis días. Obviamente, en la parte física todavía tenía secuelas en el sistema respiratorio. Cuando volvimos a correr en el club me costaba bastante, pero lo tomé mucho más tranquilo porque sabía que lo peor ya había pasado”.

Por suerte la enfermedad ya es parte del pasado, como su buena experiencia en el futsal español. Leandro Cuzzolino llegó a Italia con tan sólo 19 años, la temporada pasada tuvo su

experiencia en España y a los 33 vuelve a Italia.: “En el club estaban contentos por eliminar al Barcelona en Cuartos, pero nosotros quedamos tristes porque pensamos que podíamos llegar a la final. Pero digamos que el balance fue positivo porque el Levante, que es un equipo de séptimo u octavo lugar, pudo llegar a semis y eliminar al Barcelona. Tenía muchísimas ganas de jugar en la Liga española, quería ver donde estaba parado. La decisión de volverme a Italia es compartida, es un poco familiar. Mi nena empieza el colegio, tengo mis afectos y mi familia en Italia. Es una decisión que me costó porque me hubiese quedado en España. Pero hice un buen contrato en Pesaro de tres años, sé que voy a jugar en un equipo que va a pelear todos los campeonato y vamos a volver a la Champions”