<
>

"Es la derrota más vergonzosa de la historia del fútbol argentino"

Lionel Scaloni deberá rearmar el equipo desde lo mental para jugar frente a México, luego de perder ante Arabia Saudita. EFE

Argentina debutó en el Mundial de Italia'90, hace 32 años, frente a Camerún, luego de haberse consagrado campeón en México'86 con Diego Maradona como estrella máxima del certamen.

Era el mes de junio, no era noviembre como ahora en Qatar, y algunas condiciones también eran bastante distintas: clasificaban los cuatro mejores terceros de los seis grupos existentes y cada triunfo le daba dos puntos al ganador a diferencia de los tres de la actualidad.

El entrenador que repetía en el equipo albiceleste tras haber ganado el campeonato en México era nada más ni nada menos que Carlos Salvador Bilardo. El partido tenía a Argentina como favorito in extremis, pero terminó con sorpresa mayúscula a los ojos del mundo: ganó Camerún 1-0 tras un cabezazo de Oman Biyik que no pudo contener el arquero Nery Pumpido.

Campeonato y época diferente, pero situación parecida: de Maradona a Lionel Messi sin escalas, cualquier similitud a la derrota del martes ante Arabia Saudita 2-1 es pura coincidencia.

"Es la derrota más vergonzosa de la historia del fútbol argentino", dijo el Doctor a sus dirigidos en el vestuario luego de la caída 1-0 ante los africanos, recuerda el defensor Juan Simón en diálogo con Eduardo Sacheri en el programa Contar la Vida Mundial por DeporTV. "Solo espero que el avión se caiga antes de llegar a destino", agregó.

Sin embargo, acto seguido, Bilardo dijo algo que cambió el espíritu de sus dirigidos. Que los levantó para que luego llegasen a jugar la definición del campeonato ante Alemania.

"Este partido (por Camerún), lo vieron tres mil millones de personas. Esta derrota vergonzosa se borra de una sola forma: llegando a la final que la van a ver cuatro mil millones".

¿Usará Scaloni la inyección anímica de Bilardo 32 años después? La historia, cíclica, se repite 32 años después para Argentina.

Creer o reventar: la respuesta empezará a conocerse a partir del sábado en el trascendental partido ante México.