La historia del fútbol en Qatar

El fútbol como lo conocemos nació en Gran Bretaña a mediados del siglo XIX. Las reglas fueron escritas en Inglaterra y desde allí se difundió el juego más popular al resto del planeta. Sin embargo, hay varias hipótesis que sitúan el origen del deporte mucho más atrás en el tiempo. Una de ellas indica que fue jugado por primera vez en Egipto en el siglo III AC, como parte de un rito a la fertilidad. Por supuesto, no hay más indicios que descubrimientos arqueológicos en los que se comprueba la existencia de una actividad en la que se impulsa la pelota con los pies, pero eso alcanza para que los egipcios se autodenominen como los "verdaderos inventores".

En el mundo árabe, el fútbol es tan popular como en Europa y América, por eso la disputa de una Copa del Mundo en la región será uno de los hechos más importantes para los pueblos de medio oriente. Qatar será la sede principal, aunque toda la zona disfrutará del evento como propio. El primer país árabe en el que se jugó fútbol de manera organizada fue Egipto, siempre pionero. Cuando estaba bajo administración británica fue fundado Al Ahly por estudiantes ingleses y cuatro años después nación Zamalek, bajo el nombre de Qasr Al Neel Club.

La expansión del deporte fue lenta y recién llegó a Qatar en 1948, cuando el territorio era un protectorado británico y tenía menos de 70.000 habitantes. Trabajadores británicos de compañías petroleras comenzaron a jugarlo y no pasó mucho tiempo para que los lugareños se entusiasmaran. En 1950 fue fundado en Doha el primer club qatarí, Al Najah Sports Club. Un año más tarde la Compañía petrolera Qatar organizó el torneo Izzadeen, ganado por el representativo de la ciudad de Dukhan, que venció a todos los equipos de Doha.

La Asociación de Fútbol de Qatar nació en 1960 y en 1963 se organizó la primera liga no oficial, ganada por el desaparecido Al-Maref. Durante una década coexistieron la primera y la segunda división a pesar de que no había ascensos ni descensos. La temporada 1972/73 se oficializó el campeonato y Al Estaqlal, hoy llamado Qatar SC, se coronó campeón.

La Selección de Qatar debutó el 27 de marzo de 1970, el mismo año en el que la Asociación se afilió a la FIFA y un año antes de la independencia de la nación. Cayó por 2-1 frente a Bahrein en el marco de la primera Copa del golfo y Mubarak Faraj convirtió el gol inaugural. El equipo tuvo una actuación digna aunque finalizó en el último lugar. Luego cayó 4-2 contra el campeón Kuwait y cerró su participación con un meritorio empate 1-1 contra Arabia Saudita. La primera victoria llegó en 1974, por 4-0 contra Omán y su presentación en Eliminatorias fue el 13 de marzo de 1977, en la víspera del Mundial de Argentina. La victoria 2-1 sobre Bahrein fue la única conseguida en la competencia.

El éxito más grande de la historia del fútbol qatarí llegó poco después de aquellos primeros pasos, en 1981, con el legendario subcampeonato del mundo de la Selección sub 20 en Australia. La historia comenzó cuando el club Santa Cruz de Brasil jugó dos partidos ante el seleccionado qatarí mayor en 1979. Tal fue el suceso del conjunto brasileño, que el Sultán Al-Sweidi le ofreció un dineral al entrenador Evaristo de Macedo para que se hiciera cargo del fútbol nacional. Apenas llegó, el nuevo DT profesionalizó todas las áreas, incorporó preparadores físicos y organizó entrenamientos con juveniles y mayores.

En el tercer Mundial juvenil de la historia, Qatar causó sensación. Venció a Polonia en su debut, empató con Estados Unidos y perdió por la mínima ante Uruguay en la primera fase. Esos resultados le permitieron enfrentar a Brasil en cuartos de final. La victoria 3-2 es aún hoy la más grande de todos los tiempos para Qatar, que en semis derrotó por 2-1 a Inglaterra. La caída 0-4 contra Alemania Federal en la final no impidió que los integrantes del plantel fueran recibidos como héroes y condecorados por el gobierno. Según varios estudios, esta campaña fue fundamental para el proceso de creación de identidad nacional que comenzó con la independencia de 1971.

"Pudimos utilizar el resultado de 1981 como trampolín para construir nuevos estadios de fútbol y clubes. Hoy se puede ver que comenzamos a poner a Qatar en el mapa, hoy este país ha llegado al escenario mundial. Aquel éxito sirvió para unir a la gente a través del fútbol y fue muy importante", afirmó Evaristo, uno de los padres del fútbol que ya se prepara para recibir a la próxima Copa del Mundo dentro de cuatro años.