<
>

El 'Tata' Martino, al rescate del futuro del Tricolor

play
Tata ha estado concentrado uno de cada tres días con el Tricolor (0:54)

Después de seis convocatorias con el Tri, el argentino ha pasado aproximadamente 70 días con la Selección. (0:54)

MÉXICO -- Gerardo Martino le pide más velocidad a Paolo Yrizar para enviar un centro, en el segundo día de su tercer microciclo con la Selección Mexicana, previo a la Liga de las Naciones de la Concacaf. El futbolista del Querétaro ha jugado menos del 50 por ciento de los minutos posibles con su club, al igual que la mitad de los 28 convocados por México, y el 'Tata' trata de rescatarlos para los partidos contra Panamá y Bermudas, de octubre y noviembre.

Martino llamó a 28 futbolistas para los juegos de la Liga de las Naciones de la Concacaf, de los cuales la mayoría están por debajo de los 23 años y la mitad de ellos apenas han jugado el 50 por ciento de los minutos posibles con su club. El trabajo del 'Tata' se centra en los que juegan poco en sus equipos y necesitan minutos de juego para mantener su nivel en los compromisos próximo del Tricolor.

De los primeros en salir al entrenamiento es Sebastián Jurado, que al igual que Luis Romo y Gerardo Arteaga, tiene el 100 por ciento de los minutos posibles de juego con su club y son los únicos tres que cumplen con esta característica. Martino tiene que redoblar esfuerzos, porque entre los que pudo llamar hay jugadores como Francisco Venegas, José Iván Rodríguez y Jonathan González, que en sus clubes apenas son tomados en cuenta y en la Selección Mexicana tiene la posibilidad de sumar tiempo en el campo.

Martino, ante la situación, pidió un partido amistoso previo a la Liga de Naciones de la Concacaf, contra Trinidad y Tobago, para que sus futbolistas lleguen en buena condición para enfrentar a Panamá y Bermudas. Se busca que los que no juegan en sus clubes, si lo hagan en la Selección Mexicana.

En el Centro de Alto Rendimiento, el 'Tata' trata de recuperar a una generación que se espera sea el futuro del Tricolor, pero no tiene confianza en sus equipos.