<
>
2019 FIFA Women's World Cup, Fase de grupos
  • Kim Little (19')
  • Jenny Beattie (49')
  • Erin Cuthbert (69')
  • Milagros Menéndez (74')
  • Lee Alexander (79' OG)
  • Flor Bonsegundo (90'+4' PEN)

Gran remontada de Argentina, que le empató sobre la hora a Escocia y sigue con chances de avanzar en el Mundial

play
¡HEROÍNAS ARGENTINAS! Las chicas emocionaron al país (10:40)

Perdían por tres goles ante Escocia y se iban del Mundial. Sin embargo, una remontada memorable selló el 3-3 final, y ahora deberán aguardar por otros resultados. (10:40)

(ESPN.com) -- Argentina sigue haciendo historia en el Mundial de Francia. Tras empezar perdiendo 3-0 ante Escocia en el último partido del Grupo D, logró revertir el marcador y empató 3-3 con un gol de penal en el último minuto. Así quedó tercera en el grupo con dos puntos y depende de otros resultados para avanzar por primera vez en la historia a los octavos de final de una Copa del Mundo.

Borrello salió a la cancha con un esquema ofensivo. Larroquette entró por Sachs, Santana por Mayorga, Ruth Bravo pasó al lateral y Banini se sumó en el ataque a Jaimes. Escocia, con Shelley Kerr como DT, venía de dos derrotas: 2-1 ante Japón y 2-1 también ante Inglaterra.

Los primeros minutos de Argentina fueron buenos. La selección salió a ganar y tuvo más oportunidades en ataque que en los partidos anteriores. Su mejor jugada del partido -y del Mundial- llegó en el minuto 16. Banini tocó con Bonsegundo que desbordó y colgó un centro perfecto para Larroquette. Larroquette cabeceó aún mejor pero la pelota dio en el travesaño y después Jaimes desperdició el rebote.

Apenas tres minutos después, llegó el gol de Escocia. Little, una de las figuras del rival, aprovechó un rebote tras una gran atajada de Correa y abrió el marcador. Cuando menos merecía Escocia, más sufría Argentina a quien el partido se le ponía cuesta arriba en menos de media hora de juego.

A pesar de las oportunidades que generó Benítez y algunas ocasiones sueltas de Jaimes, Argentina empezó a desinflarse en el ataque y no pudo igualar el marcador antes de que terminara el primer tiempo. Banini fue protagonista pero no tuvo la misma chispa que en el duelo ante Japón.

El inicio del segundo tiempo llegó con otro golpazo para Argentina. En menos de cinco minutos Escocia estiró la ventaja con un tanto de Beattie y puso a la selección contra las cuerdas. Todo parecía complicado hasta que Borrello se atrevió a hacer cambios jugados.

A falta de media hora para que terminara el partido, sacó a la capitana Banini y en su lugar ingresó Milagros Menéndez... en busca de un milagro. Un milagro que se hizo más necesario aún cuando a los 69 minutos Escocia convirtió el tercero y hundió a la albiceleste.

Con el 3-0 en el marcador, Argentina caía por goleada y estaba afuera de todo. Pero Borrello siguió metiendo mano en el equipo y mandó a la cancha a la más joven del plantel: Ippolito en lugar de Jaimes. Ippolito, con 17 años, jugó como si estuviera en su casa y no en el Parque de los Príncipes. Tras una buena jugada individual, asistió a Menéndez para el descuento de Argentina a los 74 minutos. Milagro(s) y gol. 3-1.

Esos cambios de Borrello y el gol le dieron ánimo a Argentina que recuperó fuerzas y volvió al ataque. Solo 5 minutos después, Bonsegundo pateó desde lejos y el travesaño y el guante de la arquera rival ayudaron a que la pelota picara adentro del arco. Bonsegundo lloró en el piso y festejó, pero sus compañeras rápidamente la levantaron y volvieron a la mitad de la cancha. Todavía quedaba tiempo para más.

Con temperamento y garra, Argentina buscó el tercero. Las escocesas se desesperaron y empezaron a tirar la pelota lejos. Cuando casi no quedaba tiempo para más, Aldana Cometti sufrió una infracción dentro del área y, tras la revisión del VAR, la árbitra cobró penal para Argentina.

Sin Jaimes ni Banini en la cancha, Bonsegundo se encargó de patearlo. Lo hizo dos veces. La primera fue un disparo muy flojo que tapó la arquera, a la que después le cobraron que se había adelantado. Así Argentina tuvo otra oportunidad. Y Bonsegundo también. Esta vez sí Florencia pateó con confianza y dirección y puso el 3-3.

Parecía que el árbitro iba a adicionar más minutos por todo lo que se había demorado con el penal, pero no. Lo terminó rápido y Argentina se quedó con el sentimiento agridulce de revertir el 3-0, convertir por primera vez tres goles en un partido de un Mundial, pero no poder asegurar el pase a los octavos de final.

Ahora deberá esperar que el jueves Chile y Camerún empaten sus partidos ante Tailandia y Nueva Zelanda para poder avanzar como una de las mejores terceras. Es complicado pero no imposible. Como todo hasta ahora.