<
>

Las Leonas están en la final de la Copa del Mundo

Argentina esperó mucho este momento. Lo soñó, lo trabajó y se ilusionó, pero en especial nunca dejó de creer. Hasta el final. Un final agónico que obligó a la definición por shoot-outs. Este sábado, en la segunda semifinal de la Copa del Mundo de España-Países Bajos, Las Leonas se impusieron por penales australianos (4-2) después de igualar 2 a 2 ante Alemania en tiempo regular con goles de Agustina Gorzelany y Agustina Albertario. Mañana, desde las 16.30 (hora argentina), se medirán ante Países Bajos que en la otra llave venció a Australia (1-0), en vivo por ESPN y Star+.

Alemania sorprendió en el amanecer del partido. A los 30 segundos dispuso del primer córner corto y tras el tiro directo de Sonja Zimmermann, Hanna Granitzki se mostró para desviar la trayectoria de la bocha y vencer la valla de Belén Succi. Argentina no desesperó y aunque padeció algunas imprecisiones producto de los nervios propios de una semifinal, la primera chance clara llegó a los dos minutos cuando Eugenia Trinchinetti envió un centro atrás y por poco no llegó a conectar con Victoria Granatto.

En un partido de ida y vuelta y sobre todo muy físico, Las Leonas consiguieron la posibilidad de descontar sobre el cierre del primer cuarto. Y apareció ella, la goleadora argentina, Agustina Gorzelany, para anotar el séptimo en su cuenta personal y establecer la paridad parcial.

En el arranque del segundo cuarto, Alemania volvió a contar con un nuevo corto que no generó peligro. Rápidamente Charlotte Stapenhorst probó suerte con un remate al arco que fue bien contenido por Succi. A los 28', Sofía Toccalino puso en juego un tiro libre, desbordó por el sector derecho y encontró a Albertario que le ganó la posición a la defensora alemana y puso al equipo en ventaja por 2 a 1.

Durante el tercer cuarto Argentina se mostró más serena, intentó estirar la ventaja, pero no lo logró. Quien sí golpeó -y sorprendió- fue Alemania, que a dos segundos del cierre emparejó el resultado por intermedio de Stapenhorst. Un balde de agua fría para el seleccionado nacional.

Si bien los nervios por momentos jugaron en contra, Las Leonas trataron de no perder la calma. Cuatro córner cortos en los últimos cinco minutos le negaron la posibilidad de sellar el boleto a la final de manera directa. Entonces el sufrimiento se estiró a la definición por shoot-outs. Albertario, Delfina Thome, Agostina Alonso y Rocío Sánchez Moccia concretaron para el 4 a 2 definitivo, sumada a otra gran actuación de la muralla, Belén Succi. Con ello el desahogo, la alegría y el objetivo aún intacto. Fue una semifinal vibrante y apasionante entre el número dos del mundo (Argentina) y el cuatro (Alemania).

Con este resultado Las Leonas volvieron a meterse en una final mundial después de 12 años. Y al igual que en Rosario 2010 y en Perth 2002, Argentina buscará sumar una nueva corona. El rival será el mismo que en aquellas oportunidades: Países Bajos, que en la otra llave superó por la mínima a Australia (1-0).

Ya lo demostraron ellas, no hay rival imposible. Desde que llegaron a Terrassa, con el título de la Pro League bajo el brazo como envión anímico, mantuvieron intacto el sueño, ese que las tiene en vilo desde que comenzaron a gestar este proceso. Queda un partido más para sellar la historia y por qué no, a lo grande. Este domingo, desde las 16.30 (hora argentina), argentinas y neerlandesas se verán las caras una vez más, en una final, la última fue en los Juegos Olímpicos de Tokio, con derrota. Que en esta oportunidad las sonrisas más grandes se tiñan de celeste y blanco.

Argentina formó con: Belén Succi; Agustina Gorzelany, Valentina Costa Biondi, Sofía Toccalino; Jimena Cedrés, Agostina Alonso, Rocío Sánchez Moccia, Eugenia Trinchinetti; María Victoria Granatto, María José Granatto y Agustina Albertario. Ingresaron: Valentina Raposo, María Emilia Forcherio, Julieta Jankunas, Valentina Marcucci, Delfina Thomé y Victoria Sauze. DT: Fernando Ferrara.