<
>

A fuerza de sacrificio, el seleccionado de Uruguay apuesta a renacer con los Juegos Suramericanos

Es miércoles por la noche y un puñado de jugadores deja sus bolsos en los bancos del sintético de agua con el que cuenta hace poco más de un año la Federación Uruguaya de Hockey (FUH), en Montevideo. Hay un objetivo claro por delante: los Juegos Suramericanos (iniciativa de ODESUR) que se disputarán en Asunción, del 1° al 15 de octubre. Pero hay uno aún más grande, que se soñó con muchas ganas: el renacer del hockey masculino uruguayo.

Patricio Draper tomó las riendas del equipo a principios de junio y comanda este proceso. Con más de 19 años vistiendo la camiseta celeste (1997-2016) sabe muy bien lo que significa representar al país y por sobre todas las cosas el esfuerzo que implica sostener una disciplina que vive la sombra de las mujeres. Las Cimarronas pisaron fuerte en el último tiempo, tanto en mayores como en Sub 21. Las juveniles lograron por primera vez la clasificación a un Mundial de 11, mientras que el mayor participó del primer torneo de Hockey 5 y se quedó con el primer título internacional. “El hockey es considerado un deporte de mujeres y en los últimos años se fueron disolviendo algunos equipos de varones. Nos faltan las camadas de abajo. Tenemos que buscar la forma de que esto siga después de los Suramericanos, de insertar al hockey masculino”, explica Draper en diálogo con ESPN.com, y resalta que el sueño de ver crecer al hockey masculino es compartido con la FUH.

Hoy subsisten solo dos equipos de hockey en Uruguay gracias a la fusión de jugadores de distintos clubes. Uno compite bajo el ala del Northfield, el otro se llama Equipo Federación. No tienen un torneo propio y sumar rodaje se hace cuesta arriba. Para no perder la competencia, desde el año pasado participan del torneo femenino. Sí, enfrentan a un equipo de damas y éste ya gana los puntos con el solo hecho de presentarse. Pero les falta la competencia contra equipos de varones, les falta saber dónde están parados de cara al compromiso continental.

Recientemente invitaron a Ciudad de Buenos Aires B para jugar una serie de amistosos. El viaje lo costearon, en parte, los propios Cimarrones vendiendo rifas entre sus conocidos; otra parte estuvo a cargo de la Federación. Fue una gran experiencia y es por eso por lo que en septiembre esperan poder repetirla. En la previa, tienen pactado un viaje a Argentina, para visitar a Muni, entre el 23 y el 25 de agosto.

“Se empezó con una preselección. Fue un llamado abierto con la idea de que la gente se sume y sirva para continuar y desarrollar algo más. No es solo la Selección sino darle un renacer al hockey masculino”, cuenta el entrenador de Los Cimarrones sobre el proceso que inició hace menos de dos meses. Hoy entrenan dos veces por semana y el promedio de edad del equipo es de 28 años. Si bien el ochenta por ciento ya tuvo rodaje internacional participando de competencias organizadas por la Federación Panamericana de Hockey, preocupa el futuro, las bases. La gran pregunta es quién sucederá a esta camada.

Hace cuatro años que el seleccionado no compite. El último torneo disputado fueron los Juegos Suramericanos de Cochabamba, en 2018. Allí finalizó sexto. Después vino la pandemia y puso freno a las competencias. Hoy tienen una nueva oportunidad. “El objetivo es mejorar el puesto pasado. Jugar por el bronce sería algo espectacular”, detalla Draper. Y agrega: “Estas son experiencias únicas, para nosotros un Juego Suramericano es lo más parecido a unos Juegos Olímpicos. Capaz algún día lleguemos a unos Juegos Panamericanos, pero hoy tenemos esto. Le digo a los chicos que vivan cada partido como si fuera el último porque están jugando al deporte que quieren y vistiendo la camiseta que cualquier deportista de Uruguay quisiera defender”.

Así, con los Juegos Suramericanos como faro, el hockey de varones comenzó a transitar un nuevo sueño. Uno que esta vez quiere hacer realidad y no despertarlo, cada tanto, cuando hay una competencia por delante. Quieren volver a las bases porque de lo contrario desaparecerá.