<
>

Helwani: Leon Edwards todavía merece pelear contra Tyron Woodley

play
Dana White dice que UFC pospondrá los próximos tres eventos (1:42)

El presidente de UFC, Dana White, dice que los próximos tres eventos de UFC se posponen, pero la pelea por el título de abril entre Khabib Nurmagomedov y Tony Ferguson sucederá. (1:42)

Todos los peleadores de UFC, bueno, cada persona en el planeta, está luchando en este momento. Estos no son tiempos divertidos. Son tiempos de ansiedad y depresión.

Nos estamos perdiendo cosas y nos preguntamos cuándo la vida volverá a la normalidad.

Realmente me siento mal por cada peleador de MMA. A estos hombres y mujeres, que nos entretienen semana tras semana, se les paga solo cuando pelean. Y seamos honestos, a muchos de ellos no se les paga tanto, incluso cuando pelean.

Pero lo admito, cuando escuché la noticia de que UFC Londres ya no iba a suceder en medio de la propagación del coronavirus COVID-19, realmente me sentí mal por Leon Edwards. No tanto por el dinero que perdió sino por la oportunidad que se le escapó.

Como sabrán, Edwards estaba programado para encabezar la cartelera contra Tyron Woodley el sábado en el O2 Arena de Londres. Esta fue la oportunidad que buscó toda su carrera: un evento estelar de UFC contra un excampeón para consolidar su lugar como el contendiente número 1 del peso wélter.

No ha sido fácil para Edwards llegar aquí. Calladamente ganó ocho peleas seguidas en una de las divisiones con más profundidad en el deporte. El año pasado, la carrera de Jorge Masvidal se disparó en parte debido a que golpeó a Edwards entre bastidores después de su victoria sobre Darren Till en Londres.

Después de ese altercado, Masvidal recibió una oportunidad contra el invicto Ben Askren (todos sabemos lo que sucedió allí) en una de las carteleras más importantes del año, y Edwards encabezó un Fight Night en San Antonio contra Rafael dos Anjos.

Después de esa victoria, era hora de dar un paso adelante. Después de mucha negociación, finalmente consiguió que Woodley aceptara pelear con él en Londres.

Finalmente, un evento en Inglaterra construido alrededor de Edwards. Este era el sueño.

Y luego se convirtió en una pesadilla.

Como Edwards me contó el martes en nuestro chat en vivo de Instagram en la cuenta de ESPN MMA, se despertó el domingo por la mañana con un mensaje de su manejador, Tim Simpson, informándole que tenía dos horas y media para llegar a London Heathrow y hacer un vuelo a los Estados Unidos. UFC Londres fue cancelado, y supuestamente su pelea se trasladó a Estados Unidos. ¿Dónde? No está claro, pero tenía que llegar allí. ¿Podría volver a casa después? También incierto. ¿Otro problema? Vive a dos horas de distancia en Birmingham, así que tenía 30 minutos para empacar.

Caos total.

Al final, Edwards tomó la decisión correcta al negarse a volar. Cualquiera que piense lo contrario necesita tener sus prioridades en orden. Todo resultó ser un punto discutible porque el evento, así como las siguientes dos carteleras UFC, se pospuso el lunes por la tarde.

Ahora, Edwards no solo pierde la pelea más grande de su vida, sino que tampoco sabe si tendrá otra la próxima vez. ¿Por qué? Bueno, olvídate de volver a encabezar Londres. Ahora parece que Woodley preferiría pelear contra Colby Covington a continuación.

Mira, me encanta la disputa entre Woodley y Covington. Me encanta. Me encantaría ver esa pelea lo antes posible. He querido verla durante dos años. Pero dejar pasar a Edwards para hacer esta pelea simplemente no se siente bien.

Edwards ha sido un buen soldado. Ha hecho todo lo que se le pidió sin quejarse. Debería haber luchado contra Masvidal en julio y no se quejó mucho cuando no lo hizo. UFC necesita hacer lo correcto por él. Deben asegurarse de que Woodley sea su próxima pelea tan pronto se reanude la vida normal. La única otra opción que sería suficiente sería una oportunidad por el título, pero el plan actual es que Masvidal pelee contra el campeón Kamaru Usman a continuación, lo que probablemente sea otra píldora amarga para Edwards.

La rueda chirriante se pone grasa en el juego de las peleas. Así es como va. Edwards es la antítesis de la rueda chirriante, por lo que le corresponde a UFC asegurarse de que aún consiga la grasa. No hay duda al respecto.

play
2:33

Ferguson vs. Nurmagomedov, la pelea que todo fanático de la MMA quiere ver

La pelea más anticipada en la historia de la UFC (se programó en 2015, 2016 y 2017) finalmente se celebrará el 18 de abril.

Otros pensamientos de una semana surrealista:

• Dana White parece muy seguro de que la pelea entre Khabib Nurmagomedov y Tony Ferguson va a suceder en algún lugar, de alguna manera, el 18 de abril. Bien. Pero, ¿cómo van a entrenar adecuadamente para una pelea de esta magnitud cuando los gimnasios están cerrados y la gente no puede entrenar juntos? Me pregunto.

• En este momento, no veo cómo pueden mantener esta pelea en los Estados Unidos. Pero tanto puede cambiar en un mes, por lo que nadie sabe realmente qué va a pasar.

• Además, ¿van a poner una cartelera de una pelea? ¿Qué pasa con todos los otros luchadores de UFC 249? Hay tantas preguntas en este momento. A menos que UFC no le esté diciendo a los involucrados, nadie sabe con certeza cómo o si esto va a suceder.

• Vale la pena señalar que ni un solo peleador o manejador con el que hablé estaba a favor de cancelar alguna cartelera. Todos querían pelear para que les pagaran. Eso es solo la verdad. ¿Eso habla de un problema mayor? Absolutamente. Pero es la verdad.

Por lo general, me gusta terminar esta columna con "disfruten de las peleas", pero no puedo decir eso esta semana. En cambio, diré que espero que estén bien y que estén lidiando con esta situación lo mejor posible. Sé amable, sé inteligente, sé positivo, sé saludable.

Con suerte saldremos pronto de esto y volveremos a hacer todas las cosas que hacen que nuestras vidas sean tan grandiosas, lo que incluye disfrutar de las peleas.