<
>

Max Holloway se dirige a UFC 251 después de un "desafiante" campo de entrenamiento sin sparring

play
Usman, Aldo y Volkanovski son los protagonistas de la cartelera espectacular de UFC Island (0:30)

Una isla será la sede de UFC 251 el próximo 11 de julio por ESPN+/PPV. (0:30)

Max Holloway viajó el miércoles desde Hawaii a Las Vegas. En el aeropuerto fue la primera vez que el ex campeón de peso pluma de UFC vio a sus entrenadores en persona durante meses.

Holloway le dijo a Ariel Helwani de ESPN el viernes que no fue al gimnasio ni vio a sus entrenadores durante su campamento de entrenamiento para UFC 251. Holloway no tenía compañeros de entrenamiento y no hizo sparring. El equipo estaba tomando precauciones, legales y de otro tipo, durante la pandemia de coronavirus, que incluyó una orden de quedarse en casa en Hawaii.

El 11 de julio, Holloway intentará recuperar el título de peso pluma contra el campeón Alexander Volkanovski en el evento co-principal de UFC 251 en Abu Dhabi. En lugar de entrenar en persona en su gimnasio Gracie Technics, Holloway hizo su entrenamiento en casa a través de una video llamada.

"Todo lo que estábamos haciendo [fue] a través de Zoom", dijo Holloway. "Si te atraparon en el gimnasio, porque hubo un encierro y esas cosas, todos hubiéramos podido ser arrestados. Era un poco más de sacrificio para mí si fuera a salir. Sabes [las autoridades están] van a forzar su punto. [Ellos] ven mi trasero ahí afuera, 'Sí, vamos a buscar a este tipo. Vamos a hacer un punto y asustar a la gente'".

MÁS: Premios UFC de mitad de año 2020: mejor pelea, luchadores

Holloway y su equipo llegaron a Las Vegas el miércoles, junto con los otros peleadores de los Estados Unidos que van a UFC 251. Todos fueron examinados por COVID-19 el jueves y luego fueron puestos en cuarentena en un hotel. Los combatientes de UFC, las personas de la esquina y los miembros del personal abordaron un vuelo charter a Abu Dhabi el viernes por la noche.

Holloway dijo que su campo de entrenamiento único fue "desafiante" y "difícil". También tuvo que educar en casa a su hijo, Rush, ya que las escuelas estaban cerradas debido a COVID-19. Pero al final, Holloway dijo que fue un éxito y "uno de los mejores campamentos que he tenido", sin los golpes y las contusiones típicas de un campamento de entrenamiento típico.

"Siempre hay [esas] lesiones persistentes", comentó Holloway. "Pero no tuve ninguna lesión nueva. En todos los campamentos, generalmente tengo una lesión nueva. Usualmente les digo a los muchachos que no tengo ninguna, porque somos peleadores".

No poder hacer sparring fue una de las cosas más difíciles para Holloway, quien admite ser un gran defensor de sparring en preparación para una pelea. Pero dijo que no poder hacerlo cambió su filosofía.

"Me encanta hacer sparring", admitió Holloway. "Pero este campamento realmente me abrió los ojos. Realmente ya no tenemos que hacer tanto sparring. Estamos en ese punto de mi carrera, sé cómo golpear, sé cómo patear. Sé cómo aplicarlo". "

Volkanovski pasó por un problema similar. No pudo viajar a la City Kickboxing en Nueva Zelanda desde su Australia natal debido a restricciones y reglas de cuarentena. Pero Volkanovski sí entrenó e hizo sparring en el gimnasio Freestyle Fighting Gym cerca de su casa en las cercanías de Sydney. Holloway ni siquiera pudo hacer eso.

play
0:55

Alexander Volkanovski, nuevo campeón pluma del UFC

Volkanovski despojó del cinturón a Max Holloway en la pelea coestelar del UFC 246, por la vía de la decisión unánime con dos tarjetas 48-47 y una 50-45.

A pesar de los problemas, Holloway dijo que nunca pensó en retrasar la lucha.

"¿Retrasar la pelea por qué?", preguntó Holloway. "Somos peleadores verdaderos. A todos les gusta llamarnos gladiadores modernos. A muchos luchadores les gusta llamarse a sí mismos gladiadores modernos. Pero cuando es hora de pelear, es hora de pelear. Lo gladiadores en el pasado no decían, 'Oh, espera, el león con el que estaba entrenando era débil, así que necesito ir a buscar un león más fuerte'".

Holloway (21-5) perdió el título de peso pluma ante Volkanovski en UFC 245 en diciembre pasado por decisión unánime. El nativo de Hawaii tenía tres defensas del título antes de eso y ha sido considerado entre los mejores, si no el mejor, luchador de peso pluma de todos los tiempos. Holloway, de 28 años, perdió dos de sus últimas tres peleas, pero la otra derrota fue en peso ligero en una pelea por el título interino contra Dustin Poirier.

Holloway señaló que Volkanovski fue el que pidió una revancha, a pesar de que Volkanovski ganó la primera pelea.

"Para mí, nada ha cambiado, para ser honesto", confesó Holloway. "Todavía siento que soy el campeón, sigo recibiendo amor como si fuera el campeón. Necesito salir y pelear como un campeón".

MÁS: Momentos memorables de UFC 2020: Fight Island, Conor McGregor y un regreso emocional