<
>

Damonte, de Estudiantes: "Pienso el clásico y ya no se me sale la cadena"

LA PLATA -- Israel Damonte, mediocampista de Estudiantes de La Plata, dijo que espera con muchas ganas jugar el clásico ante Gimnasia y Esgrima el próximo domingo -como local en el Estadio Ciudad de La Plata a las 16- y que se trata de un "partido que los hinchas, los periodistas y uno como jugador lo espera de una manera especial y donde hay que ser muy profesional".

En diálogo con Télam, Damonte manifestó que “es distinto y diferente, es el partido que los hinchas, los periodistas y uno como jugador lo espera de una manera especial y hay que ser muy profesional incluso hasta en la fecha previa, porque uno inconscientemente tiene la cabeza en el clásico. Por eso para nosotros fue muy importante ganarle a Aldosivi y jugar en un buen nivel como lo hicimos”.

Con un clima de mucha expectativa en La Plata, con el clásico instalado en cada rincón de la ciudad, el volante cree que “será un partido durísimo, porque enfrente tendremos un equipo fuerte, muy corredor. Hace mucho tiempo que juegan juntos y cuentan con el trabajo de un mismo entrenador, que jugó y dirigió clásicos, y que sabe muy bien lo que significan estos partidos”.

Damonte, uno de los referentes del equipo que dirige Gabriel Milito, analizó un clásico que tendrá debutantes, pero también jugadores que están curtidos en estas lides y aportarán su experiencia.

El jugador nacido en Salto y que desde muy chico está en el club 'Pincha', donde hizo las juveniles y se convirtió en hincha, aseguró que “son partidos aparte y no creo mucho en cómo se llega, si se viene de ganar o perder. Tal vez si uno viene golpeado por alguna derrota o la eliminación en la Copa Argentina, los convertirá en un rival de mayor cuidado”.

Sobre el momento positivo de Estudiantes señaló que “nosotros estamos bien, creciendo partido a partido y sabemos que jugamos en nuestra cancha, con todo nuestro público y lo vamos a jugar con mucha responsabilidad como siempre, pero con la certeza de que para quedarnos con los tres puntos vamos a tener que sudar de verdad, y nos preparamos para eso”.

El platinado número “8” del 'Pincha' también contó sus experiencias personales en los clásicos y dijo que “es un partido que la gente te lleva a ir para adelante todo el tiempo, con todo, que te empuja. Cuando recién llegué (después de haber jugado en el exterior) se me salía la cadena y me costó algunas expulsiones, pero después me controlé".

"Juego a mil pero lo pienso más. Soy consciente -junto con mis compañeros- que a la cancha entramos once y debemos terminar los once, porque así vamos a tener más posibilidades de ganar”, expresó el jugador que también pasó por Quilmes, Nueva Chicago, Arsenal y Godoy Cruz de Mendoza.

Damonte jugó cuatro clásicos oficiales y la estadística marca que ganó tres y empató uno, a los que suma dos choques de verano que culminaron igualados en los 90 minutos, pero que en el último se quedaron con la alegría de vencer en la definición por penales, donde fue uno de los ejecutantes.

Respecto del árbitro Federico Beligoy, quien controlará el choque del domingo, Damonte dijo que “es bueno, tiene buen diálogo, pero esperemos que no se hable de él y salga un buen partido. Somos dos equipos que físicamente corremos mucho, con buen ritmo y nosotros tenemos en claro que para que nos vaya bien tenemos que mantener un nivel de concentración muy alto y dar un plus, que siempre se necesita en este tipo de encuentros”.

Al opinar sobre el momento que vive su equipo, destacó que “iniciamos un proceso nuevo con Gabriel (Milito) y los grandes pedimos paciencia en su momento, porque había mucho trabajo y con el correr de los partidos se iba a notar. La gente, por suerte, se da cuenta y nos transmite un clima de buena onda, que es fundamental para darnos confianza”.

Por último, Damonte remarcó que “nos equivocamos porque intentemos siempre, pero hay que seguir así para estar cada vez mejor. Se fueron haciendo algunos retoques y hoy jugamos casi siempre con un doble cinco y estamos más cubiertos, no nos llegan tanto y vemos que los equipos no están cómodos cuando nos enfrentan. Y ojalá que este domingo la historia siga por el mismo camino”.