<
>

¿Cómo afecta la postergación de Tokio 2020 al deporte argentino?

@delfipignatiello

La delegación Argentina, como el resto del mundo, tendrá un compás de espera. La programación inicial de los Juegos Olímpicos 2020, del 24 de julio al 9 de agosto, pasó ahora a una fecha a confirmar para el 2021.

Sin dudas es la mejor decisión pensando en preservar la salud de los deportistas. Pero se trata de una decisión que en la mayoría de los casos obligará a cambiar de manera radical los entrenamientos que venían pautados hasta el momento.

Se sabe que en el deporte de alto rendimiento cada rutina, cada trabajo, cada ejercicio está planificado con el fin de de llegar a punto a una fecha concreta. Cualquier cambio, de días o de semanas, puede alterar totalmente un resultado. Ni hablar de lo que significa una reprogramación que en este caso puede ser de más de un año.

Argentina, que a Río de Janeiro llevó 213 deportistas, venía con buen paso para Tokio: A mediados de este mes se había alcanzado el número de 142 atletas, cifra que seguramente iba a agrandarse con el correr de las semanas.

Pero el coronavirus afectó a todos. Los atletas debieron cambiar sus hábitos y sus rutinas a partir de la cuarentena obligatoria.

Defina Pignatiello, la joven nadadora que es una de las grandes promesas del deporte nacional, se filmó haciendo “natación fuera del agua” ante la imposibilidad de entrenarse en una piscina con las condiciones necesarias para una atleta de elite.

Las Leonas, Selección de hockey femenino con grandes chances de pelear el oro en Tokio, al igual que el resto de los deportes por equipos, mantienen una rutina de emergencia en sus casas. Agustina Albertario, por caso, se filmó mostrando su entrenamiento, al igual que la judoca y campeona olímpica Paula Pareto. La Peque, que estaba cumpliendo una cuarentena obligada tras un viaje a Rusia, para un certamen que finalmente no se disputó, tuvo un 2019 complicado con operaciones que pusieron un interrogante sobre cómo llegará a sus últimos Juegos.

¿Beneficia o perjudica la suspensión de Tokio 2020 a la delegación Argentina? Pregunta de difícil respuesta. Tal vez ayude a recuperar a algún atleta lesionado o fuera de forma, que podría llegar a Tokio con lo justo, pero al mismo tiempo quizá saque de ritmo a otros que llegaban con los tiempos de preparación bien aceitados.

La delegación albiceleste se había asegurado la presencia de muchos deportes por equipos, como el fútbol, el básquet, el handball, el rugby, el vóley y el hockey. El agua es otro punto fuerte del equipo nacional: El yachting siempre es candidato, además del remo y del canotaje que en general están presentes, aunque con menos chances de podio.

Ahora, habrá que recalcular. Tener paciencia, mantener bien arriba la confianza y empezar de cero. Reprogramar partidos, competencias y entrenamientos para llegar a una nueva puesta a punto. Y, por supuesto, tener la ilusión intacta.