<
>

Sudáfrica aplastó a Canadá y se clasificó a los cuartos de final

Scrum

En una lluvia de tries (10), Sudáfrica demostró todo su potencial, borró a Canadá de la cancha con un contundente 66-7 y se clasificó a los cuartos de final del Mundial de Japón. La síntesis al detalle, acá.

De principio a fin, la sensación fue de que dentro del campo de juego hubo un solo equipo. Fue un monólogo absoluto. Apenas comenzó el partido, el seleccionado sudafricano iba a imponer condiciones bien a su estilo: fuerte en el contacto y dinámico en ataque. De esta forma, gracias al try del centro Damian de Allende, al del wing S'busiso Nkosi y a los dos del medio scrum Cobus Reinach, en 18 minutos de juego, los dirigidos por Rassie Erasmus ya habían conseguido el punto bonus ofensivo.

Pero faltaba más. Mucho más... A los 21' iba a llegar el quinto, que fue una verdadera una joyita: en su propio campo, el apertura Elton Jantjies sacó de la galera un exquisito cross kick para que el wing Warrick Gelant la embolse, se escape a pura velocidad y, después de un par de pases, Reinach marque el tercero en su cuenta personal.

Recién a los 32' Canadá iba a poder cruzar la mitad de la cancha con pelota dominada, y aunque parecía que habían encontrado la manera de lastimar a un rival que parecía impenetrable, terminaron perdiendo el control de la pelota en la línea de los 5 metros. Y para colmo, por si a los norteamericanos les faltaba algo, la peor noticia. Luego de consultarlo con el TMO, el árbitro del partido Luke Pearce decidió expulsar al segunda línea Josh Larsen por un tackle peligroso.

Como para seguir estirando la ventaja y redondear un primer tiempo impecable, las conquistas de Gelant y del centro Frans Steyn iban a poner el 47-0 parcial a favor con el que los africanos se fueron al descanso.

En el comienzo de la segunda etapa, el conjunto norteamericano salió con otra actitud y rapidito iba a tener su recompensa: a los 6', luego de un coordinado avance con el maul y de un par de fases en el juego reducido, el que bajó el centro de gravedad y se metió a pura potencia fue el tercera línea Matt Heaton.

Sin embargo, el envión anímico no les iba a durar demasiado. A los 53', con toda su experiencia, el hooker de 38 años Schalk Brits recibió la pelota a unos metros del ingoal y, con un tremendo cambio de paso digno de un back, dejó a un par de rivales en el camino y apoyó para su equipo. Ya sobre el final, con el partido definido a favor de los de verde, los tries del fullback Damian Willemse a los 66' y el del primera línea Frans Malherbe a los 73' iban a decorar el 66-7 final.

Así las cosas, luego de haber perdido en el debut mundialista ante los All Blacks, los Springboks ganaron su tercer juego consecutivo y se clasificaron a los cuartos de final. Claro, porque por más de que Italia aún puede igualarlo en puntos (siempre y cuando supere con bonus ofensivo a los Hombres de Negro), lo que define es el duelo entre ambos, que lo ganó Sudáfrica 49-3. Canadá, por su parte, que se despedirá de Japón ante Namibia, acumula tres derrotas y ningún punto.

VER SÍNTESIS COMPLETA, ACÁ.