<
>

Saracens se defiende: "Estamos preparados para hacer lo que sea razonablemente necesario"

play
Saracens venció 22-15 a Ospreys y se mantiene con vida para clasificar como segundo (0:49)

El conjunto londinense, consiguió un valioso triunfo de visitante y espera una derrota de Munster para continuar con esperanzas en el Grupo 4. (0:49)

Según los medios ingleses, Saracens no tendrá otro remedio que ser relegado de la Premiership, a menos que puedan probar el cumplimiento de las reglas de tope salarial en los próximos días. El club ya había tenido el castigo de la reducción de 35 puntos en la tabla de posiciones y una multa de 5,3 millones de libras en noviembre, después de haber roto el límite con respecto al pago de sueldos durante las últimas tres temporadas.

Sin embargo, existe la creencia generalizada de que el conjunto londinense estaría complicado nuevamente con el tope de de £7 millones durante la actual campaña. Por tal motivo, desde la organización del certamen se les ha dicho a los últimos campeones que cumplan con las reglas de inmediato o, en caso contrario, enfrentarían el descenso automático al segundo nivel para 2020/2021 y la devolución de los títulos obtenidos durante los últimos tres años.

Por el lado del club, todavía no dan nada por sentado y seguirán tratando de encontrar una solución antes de la fecha límite. "Las discusiones continúan y nada ha finalizado, pero nuestra posición sigue siendo la misma", sostuvo el presidente ejecutivo interino de Saracens, Edward Griffiths.

"Tanto por parte de Premiership como por parte de todo el club inglés, el interés está puesto en que este asunto se aborde lo antes posible. Estamos preparados para hacer lo que sea razonablemente necesario para solucionar el problema", agregó Griffiths, quién había comentado hace unas semanas que el club podría necesitar recortar su plantel para que quede debajo del tope, aunque aún no se ha liberado a ningún jugador.

En la actualidad, solo el regreso de Liam Williams a los Scarlets se ha acordado con otros clubes del torneo que también deben cumplir con la restricción del tope salarial. Owen Farrell, Maro Itoje, Billy y Mako Vunipola, Jamie George y Elliot Daly, son algunos de los jugadores ingleses de renombre que actualmente están en Saracens. Otra opción sería que emigren al Top14 de Francia durante una temporada, ya que Inglaterra tiene una cláusula que le permite Eddie Jones elegir jugadores en circunstancias excepcionales.