<
>

¿Qué se espera de la reunión de World Rugby?

play
Boffelli, su mejor try y la vez que Vélez coreó su nombre (1:20)

El back argentino contó aquel partido que fue ovacionado y aseguró: "Moroni está acostumbrado pero yo no lo podía creer". (1:20)

Parecería que la respuesta a la pregunta del título es: no demasiado. ¿Por qué? Desde Inglaterra, los medios sostienen que, salvo alguna novedad relacionada con el Seis Naciones, las negociaciones entre las distintas Federaciones nacionales y los clubes del Top 14 y Premiership sobre el futuro calendario global estarían aún en discusión.

Mientras se espera que Japón y Fiji sean confirmados como las dos naciones invitadas que se unirán a las Seis Naciones en un torneo inaugural de ocho equipos en noviembre y diciembre, aún no se ha resuelto sobre la finalización de los partidos del Seis Naciones que fueron suspendidos esta temporada.

La reunión del Consejo de World Rugby, programada para el martes, que en la que se debería votar sobre permitir o no que se juegue el rugby internacional en octubre y noviembre, se pospuso hasta mediados de julio para que continúen las conversaciones.

Sin embargo, Telegraph informó que, a pesar se ha logrado un progreso significativo en la lista de partidos internacionales de equipos europeos para fin de año, y ahora “la opción más probable” es que un nuevo torneo reemplazaría los partidos programados contra rivales del hemisferio sur debido a las restricciones de viaje por el Covid -19 y la demora en el inicio del Rugby Championship.

Las conversaciones sobre el calendario global son aún están llevándose a cabo, ya que los clubes de Inglaterra y Francia presentan objeciones a la propuesta del grupo de trabajo de World Rugby que representa al Seis Naciones y a SANZAAR para mover la ventana de julio para octubre y crear una nueva serie de encuentros internacionales.

Por otro lado, se llevaría a cabo un foro en septiembre entre World Rugby y las partes que representan a los clubes. “Vamos a darnos un poco de tiempo, a finales de septiembre, para resolver esto. Si no lo hacemos, el público de rugby debería reclamarnos el haber perdido la oportunidad y no aprovecharla realmente”, le dijo un involucrado a Telegraph.