<
>

Los Pumas van por otro triunfo ante los All Blacks, este sábado desde las 5, en vivo por ESPN 2 y ESPN Play

La tabla de posiciones del Tres Naciones está que arde y el próximo sábado volverá a ser el turno para Los Pumas de medirse ante los All Blacks, que, como dijo Bautista Delguy a Scrum, "Vendrán con la sangre en el ojo". El duelo será en la mañana del sábado 28 de noviembre y se podrá disfrutar en vivo, desde las 5 (hora de Argentina), por ESPN 2 y ESPN Play.

En su presentación debut en el Tres Naciones 2020, Los Pumas hicieron historia al ganarle por 25 a 15 a Nueva Zelanda por primera vez, en un Bankwest Stadium de Sídney que se disfrazó de celeste y blanco.

play
3:38

Los más vistos del 2020: ¡Historia pura! Reviví lo más destacado del imborrable triunfo de Los Pumas sobre los All Blacks

En su debut en el Tres Naciones 2020, el seleccionado argentino derrotó 25-15 a los All Blacks generando la locura de todos. Este sábado volverán a enfrentarse.

Posteriormente, el camino continuó y el plantel, que definitivamente ya dejó una huella imborrable para la historia del rugby argentino, volvió a pisar una cancha el pasado fin de semana con el empate 15-15 en Newcastle frente a los Wallabies.

Con un recambio importante con respecto de la última presentación, Los Pumas irán en la búsqueda de continuar haciendo historia y recuperar el nivel de juego que demostraron en su debut del Tres Naciones. Por otro lado, cabe destacar que Nueva Zelanda no pierde tres partidos seguidos desde 1998.

Los Pumas: 1- Mayco Vivas, 2- Julián Montoya, y 3- Santiago Medrano; 4- Guido Petti, y 5- Lucas Paulos; 6- Pablo Matera (capitán), 7- Marcos Kremer, y 8-Facundo Isa; 9- Felipe Ezcurra, y 10- Nicolás Sánchez; 11- Santiago Cordero, 12- Jerónimo de la Fuente, 13- Juan Cruz Mallía, y 14- Ramiro Moyano; 15- Emiliano Boffelli.

Suplentes: 16- Santiago Socino, 17- Nahuel Tetaz Chaparro, 18- Lucio Sordoni, 19- Matías Alemanno, 20- Santiago Grondona, 21- Gonzalo Bertranou, 22- Santiago Carreras, y 23- Lucas Mensa.

All Blacks: 1. Joe Moody, 2. Dane Coles, y 3. Nepo Laulala; 4. Scott Barrett, y 5. Samuel Whitelock; 6. Akira Ioane, 7. Sam Cane (capitán), y 8. Ardie Savea; 9. Aaron Smith, y 10. Richie Mo'unga; 11. Caleb Clarke, 12. Jack Goodhue, 13. Anton Lienert-Brown, y 14. Jordie Barrett; 15. Beauden Barrett.

Suplentes: 16- Codie Taylor, 17- Karl Tu'inukuafe, 18- Tyrel Lomax, 19- Patrick Tuipulotu, 20- Hoskins Sotutu, 21- TJ Perenara, 22- Rieko Ioane, y 23- Will Jordan.

Estadio: McDonald Jones Stadium, Newcastle
Árbitro: Nic Berry
Asistentes: Angus Gardner, Ben O’Keeffe
TMO: Paul Williams

Cómo llegan: Igualados en la primera posición del Tres Naciones junto con Australia, llegan a una inesperada definición con la Argentina como gran protagonista del certamen. La derrota ante Los Pumas significó un golpe duro para los All Blacks, que volvieron a perder dos cotejos seguidos luego de nueve años y 119 partidos. Algo que no estaba en los planes de Ian Foster y sus dirigidos. Y en un año de muchas críticas para los hombres de negro, ya que con sólo un 40% de efectividad quedaron muy lejos de sus últimos ciclos, dónde Steve Hansen (86%) y Graham Henry (85%) dejaron la vara muy alta.

Para la Argentina fue la culminación de una serie de hechos que recorrieron todo el mundo y llegaron a buen puerto gracias a los sacrificios que se hicieron para llegar al torneo. Con más de un año sin competencia y en amplia desventaja física y de juego frente a las potencias del sur. Sin embargo, superaron a los All Blacks por primera vez en la historia y rescataron un valioso empate ante los Wallabies, en el cual el equipo demostró un gran poder de reacción y coraje para llegar a la igualdad, a pesar de ir en desventaja en la mayor parte del partido. Un empate que se saboreó como un triunfo y que pudo además llegar en la última jugada. De esta manera y en su corto período como Head Coach de Los Pumas, Mario Ledesma ya se dio el gusto de ser el primer entrenador en superar a los seleccionados sudafricanos, australianos y neozelandeses. Además, Los Pumas no tenían una serie de tres partidos sin derrotas desde la RWC 2015, cuando sumaron cuatro triunfos consecutivos (Georgia, Tonga, Namibia e Irlanda)

Qué buscan: A los All Blacks les quedó la sangre en el ojo, por las críticas que recibieron de la prensa y su público, especialmente por la falta de disciplina que favoreció en varios aspectos el trabajo defensivo argentino. Además, hubo jugadores muy por debajo de su nivel, como Richie Mo’unga y Beauden Barrett, que prácticamente no se los vio en la cancha. La conducta de Dan Coles también fue cuestionada, así que habrá varios puntos que los de camiseta negra querrán borrar de su última actuación.

Para Los Pumas será otra gran prueba con el objetivo seguir siendo competitivos. Habrá un importante recambio (10 jugadores) por el tremendo desgaste que demandaron los dos partidos seguidos frente a australianos y neozelandeses. Es más, esta pandemia puso en escena una situación sin antecedentes: tener que jugar durante cuatro semanas seguidas, ante dos rivales de semejante magnitud e intensidad. Ambos equipos llegaron de una semana de descanso, mientras que el seleccionado de Ledesma tendrá que responder ante esa enorme exigencia una vez más.

Las claves: La concentración, el orden defensivo y la entrega fueron las banderas de Los Pumas en esta primera mitad del Tres Naciones. Con actuaciones individuales y colectivas de gran nivel, un liderazgo muy marcado de Pablo Matera como capitán y muchísimos jugadores destacados en dos partidos que serán recordados por siempre en la historia del rugby argentino.

Los diez cambios se veían venir, ya que no hay forma que el cuerpo aguante, además que ya estaba programada la rotación. Y ahí estará el desafío de este plantel en mantener la actitud para defender y poder estar en juego ante un oponente que se les va a venir encima desde el arranque mismo del match.

Nueva Zelanda todavía debate sobre su actuación ante los argentinos. Habrá que ver cuánto estudiaron el planteo y qué variantes intentarán en el juego para abrir los espacios. Meten tres cambios con respecto al último partido. La obtención y la disputa en los puntos de encuentro serán claves, sectores en dónde la Argentina ganó la primera batalla.

Los antecedentes: De una vez por todas Nueva Zelanda dejó de ser el único rival al que la Argentina nunca le había podido ganar. El 25 a 15 para Los Pumas marcó una diferencia de 10 tantos, lo que significó una de las caídas más dolorosas de la historia para los hombres de negro. Ahora sí, quedarán en el recuerdo los 21 puntos de Hugo Porta en el empate de 1985. El nuevo récord de tantos quedó para el tucumano Nicolás Sánchez, el goleador histórico de nuestro seleccionado, que con 25 tantos dejará grabado su nombre como el jugador que logró todos los puntos en la primera victoria ante los All Blacks.

Para “El Cachorro” Sánchez, los 25 tantos anotados ante Nueva Zelanda representaron su segunda mejor marca con la camiseta nacional, igualando la misma cantidad que logró ante Tonga en la RWC 2015, en Leicester. La mejor performance del tucumano fue ante Japón, en Tokio 2016, cuando consiguió sumar nada menos que 29 tantos en la victoria por 54 a 20.

Nueva Zelanda y la Argentina jugarán el test número 35 (tomando en cuenta los partidos disputados en 1976 y 1979 bajo la denominación de Nueva Zelanda XV). Los de camiseta negra ganaron 32 partidos, empataron uno y perdieron el que será recordado como en el tiempo como uno de los grandes hitos del rugby argentino: el 11 de noviembre de 2020, con el triunfo Puma por 25 a 15 en Parramatta.

El triunfo más amplio de la historia para los All Blacks fue el 21 de junio de 1997, cuando golearon a los argentinos por 93 a 8, en la ciudad de Wellington. Ese día vulneraron el in goal argentino en 14 oportunidades.